A través de su fundación (Fundación Pepsico Global), Pepsico anunció la inversión de 280 mil dólares en Argentina, para apoyar proyectos de seguridad alimentaria. De esa manera, busca contribuir al desarrollo y fortalecimiento de pequeños productores agropecuarios, la promoción de prácticas agrícolas sustentables, y la recuperación de alimentos de alto valor nutricional, de acuerdo a lo comunicado por la compañía a la prensa.

Además, mediante el apoyo a proyectos de reactivación económica, brinda apoyo económico a microempresarios, grupos asociativos y cooperativas de la economía social que fueron afectados por la pandemia del Covid-19.

La Fundación PepsiCo Global apoya proyectos con foco en seguridad alimentaria. En este sentido, cuenta con Transición BIO, un programa de Mayma y Mayma BIO que apunta al fortalecimiento de productores y promueve la producción agropecuaria sostenible, con un impacto económico, social y ambiental positivo.

“Con el aporte de la Fundación PepsiCo se capacitó de manera gratuita a pequeños productores de la región de Balcarce, Mar del Plata, Otamendi y Tandil. El programa contó con 15 encuentros y talleres orientados a fortalecer sus capacidades de gestión, ayudándolos a desarrollar un plan económico financiero”, explicaron.

Otro de los proyectos es NODO, que está impulsado por los Bancos de Alimentos del corredor Mar y Sierras (Tandil, Balcarce y Mar del Plata) que forman parte de la Red Argentina de Bancos de Alimentos.

“Busca rescatar excedentes de producción del cinturón frutihortícola de la zona, reduciendo su impacto sobre el medioambiente y combatiendo la inseguridad alimentaria en nuestro país”, detallaron. Además, conecta a los productores agrícolas con los Bancos de Alimentos, por medio del rescate de productos frescos de descarte de alto valor nutricional.

Por otro lado, la Fundación PepsiCo Global apoya al Fondo de Reactivación y Resiliencia COVIDA-20, que se creó para dar respuesta a la crisis sanitaria, social y económica generada por la pandemia.

“Es un vehículo de financiamiento que está enfocado a instituciones de inclusión financiera, grupos asociativos, cooperativas de la economía social y organizaciones y empresas con impacto positivo afectados por la pandemia COVID-19”, explicaron.

Sumatoria, una asociación civil que nació hace más de 8 años y tiene como propósito impulsar el desarrollo de las finanzas de impacto, liderando la transición hacia un sistema financiero sostenible, es otro de los proyectos seleccionados.

“Su finalidad es ampliar el acceso al crédito a emprendedores, proyectos, instituciones y empresas con impacto positivo. Para eso, desarrolla instrumentos y vehículos que financian proyectos que impactan positivamente en la sociedad y el planeta”, detallaron.

“PepsiCo es una compañía agroindustrial que tiene como objetivo utilizar su escala y alcance para ayudar a construir un sistema alimentario más sostenible, generando cambios positivos para el planeta y para las personas”, precisó Diego Hekimian, gerente Senior de Asuntos Corporativos de PepsiCo Cono Sur. Y agregó: “apoyamos iniciativas de seguridad alimentaria en el sudeste de la provincia de Buenos Aires, región con la que tenemos un fuerte vínculo, porque nuestra planta está ubicada en Mar del Plata y porque de estas zonas proviene el 85% de las 60 mil toneladas de papa que compramos cada año”.

Estas inversiones de la Fundación PepsiCo en Argentina se enmarcan dentro de pep+ (PepsiCo Positive), una estrategia global para transformar el negocio, de principio a fin, con el objetivo de generar un impacto positivo para el planeta y las personas.

En el último año, desde PepsiCo informan que se aceleraron los esfuerzos para contribuir en la creación de un sistema alimentario más sostenible, regenerativo e inclusivo.

pep+ cuenta con tres grandes pilares:

  • Agricultura positiva: trabajar en la difusión de prácticas regenerativas para restaurar la tierra, obtener cultivos e ingredientes de forma sostenible, y mejorar los ingresos de las personas en la cadena de suministro agrícola.
  • Cadena de valor positiva: fabricar, vender y distribuir los productos de una manera más sostenible, fomentando una economía circular e inclusiva.
  • Opciones positivas: inspirar a las personas a través de las marcas de PepsiCo a tomar decisiones que generen más sonrisas en ellos y en el planeta.

Así, PepsiCo anunció recientemente su nueva meta global a 2030 de apoyar a que 50 millones de personas tengan acceso fácil y rápido a alimentos nutritivos, a través de su programa de seguridad alimentaria Food for Good y de la expansión de su portafolio de alimentos nutritivos y asequibles, como parte de su estrategia pep+.