Pequeños Pasos, la ONG que mejora la calidad de vida de familias en riesgo social y que tiene centros en seis provincias, inaugurará el Centro de Primera Infancia “Jorge H Brito” este sábado 26 de marzo.

El centro se ubicará en la calle principal del Barrio Andorra, Ushuaia, y tendrá 250m2. Allí se brindará educación, nutrición y atención a más de 300 familias que viven en situación de riesgo social.

El proyecto se logró a través de donaciones privadas y eventos de recaudación llevados a cabo por Pequeños Pasos junto a la concesión del terreno durante 20 años por parte de la municipalidad. La inversión total del proyecto es de USD 125.000 y para su construcción se utilizaron paneles de alto rendimiento térmico, que, además de ser sustentable, evitar filtraciones y la propagación del fuego, mantiene la calidad del edificio de manera inalterable a lo largo del tiempo. Este centro contará con un espacio nutricional y de cocina, servicios de salud y educación no formal y una plaza de juegos.

“Cuando comenzamos no podíamos imaginarnos que esto iba a suceder, o sí pero era solo un sueño. Hoy ya hace 15 años que Pequeños Pasos comenzó su camino como ONG y siguen sorprendiéndonos cada uno de sus logros, desde el armado de eventos internacionales para la recaudación hasta la cantidad de centros que tenemos en todo el país”, comenta Darío Cortese, fundador de Pequeños Pasos. “Si bien la recaudación de fondos comenzó hace dos años, la construcción de este centro fue récord realizándose en tan solo 3 meses. Esto demuestra el nivel de compromiso y efectividad que tiene toda la organización”, concluye.

La decisión de crearlo surge del contexto actual en el que 63% de los niños y niñas viven en situación de alto riesgo social,el 44% no tiene acceso a la tecnología y aproximadamente 1.000 adolescentes abandonan la escuela diariamente. Y es por eso que en este centro, desde los 45 días a 5 años de edad reciben educación no formal, estimulación temprana, ejercicios físicos y dos comidas diarias.

También contará con un equipo interdisciplinario de profesionales nutricionistas, psicólogos, expertos en educación, trabajadores sociales y pediatras designados por la ONG y la municipalidad. Además estará colaborando la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia para el mantenimiento del personal.