El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Julián Domínguez, se reunió con su par del Estado de Israel, Oded Forer, en el marco de la misión de cooperación científico tecnológica para el sector productivo y del manejo hídrico que llevan a cabo ambos países. Acordaron avanzar en un plan estratégico que abarca el uso sustentable del riego, la biotecnología y la certificación de alimentos

Dominguez presentó el Plan Nacional de Riego Sustentable con el que se busca aumentar la producción, generar más valor agregado, expandir las exportaciones, mejorar rindes y optimizar el aprovechamiento hídrico.

“En Argentina hay alrededor de 2 millones de hectáreas bajo riego, que producen el 13% del producto agrícola del país. Tenemos un gran potencial de mejora ya que sólo el 5% de la superficie cultivada está bajo riego”, contó durante el encuentro.

En la primera etapa del plan se invertirán unos 1400 millones de dólares entre los 21 proyectos que se están desplegando en 12 provincias, con un potencial de riego de 340 mil hectáreas y una zona de influencia de 1 millón de hectáreas productivas. La iniciativa contempla el fortalecimiento productivo de 119 zonas en todo el país.

El ministro Dominguez manifestó: “Es de suma importancia contar con tecnologías e infraestructura que aumente la resiliencia del sector agropecuario frente al cambio climático”. Y agregó: “apuntamos a certificar y mejorar la eficiencia de nuestro sector. Nuestra agricultura y ganadería es parte de la solución a los problemas de inseguridad alimentaria y los desafíos ambientales y climáticos que nos presenta el mundo”.