Por segundo año consecutivo, Fundación Telefónica Movistar junto con Fundación Bancaria “La Caixa”, impulsan en Argentina el programa ProFuturo. Un proyecto de educación digital para niños y niñas de entornos vulnerables que se propone reducir la brecha educativa a través de una educación digital, inclusiva, equitativa y de calidad que permita a jóvenes alcanzar la igualdad de oportunidades.

Durante 2020 el programa seguirá presente en la Ciudad de Buenos Aires y se suman las localidades de Concordia, Chajarí, Villa Elisa, Federal y San Salvador en la provincia de Entre Ríos. La experiencia ProFuturo llega al país en el año 2019 con una prueba piloto para diez escuelas de entornos vulnerables de la Ciudad de Buenos Aires. Para conformación de una red de escuelas se buscó el conocimiento y experiencia territorial de la Vicaría Episcopal de Educación de la Arquidiócesis de Buenos Aires, quien además colabora en la gestión del dispositivo de implementación, en diálogo con los rasgos identitarios de las escuelas seleccionadas.

Jessica Bragadini, Coordinadora ProFuturo BA. Vicaría de Educación de Buenos Aires, comenta: “La selección de las escuelas estuvo a cargo del equipo ProFuturo de España y la Vicaría Episcopal de Educación, se tuvo en cuenta aquellas escuelas en contextos más vulnerables y que no contaban con acceso a la tecnología digital”. Y sigue: “El objetivo es brindar educación digital de calidad, que no sea incluir un dispositivo porque sí. Para esto tenemos en cuenta todos los aspectos: la diversidad de población de niños y niñas en cada escuela; los diferentes niveles con relación al conocimiento de cada uno de los chicos; y el acompañamiento de acuerdo a las necesidades en general de la escuela y en particular de cada alumno”.

Por su parte, Grace Nogués, Jefe de Educación para Fundación Telefónica Movistar de Argentina, agrega: “ProFuturo es un programa de innovación donde la tecnología es la excusa para transformar la enseñanza en el aula. Para esto la clave son los docentes, a quienes formamos y capacitamos para que puedan transformar su manera de enseñar y dialogar con los chicos desde otro lado, a través de la tecnología”.

“Para nosotros es importante darle protagonismo al alumno, que la enseñanza deje de ser catedrática y unidireccional. Buscamos un alumno activo, que pueda aprender haciendo y experimentando, y no sólo recibiendo contenido. Creemos que la tecnología facilita este proceso porque es un lenguaje donde los alumnos se sienten cómodos”, señala Nogués.

¿Cómo se trabaja en el aula?

El modelo pedagógico de ProFuturo propone un aprendizaje inclusivo a través del diseño de recorridos didácticos que recuperan el protagonismo de los estudiantes y ofrecen a cada alumno un itinerario personalizado en función de su ritmo de aprendizaje y desempeño académico, mediado por tecnologías digitales. El dispositivo de implementación contempla la incorporación de equipamiento tecnológico (solución ProFuturo) y herramientas digitales que permiten la construcción de escenarios de alta disposición tecnológica en las aulas.

“La plataforma ProFuturo está preparada para armar en una misma situación de clase diferentes adaptaciones, y que cada grupo esté trabajando en diferentes niveles según las características y necesidades de los propios alumnos. Para los chicos que tal vez tienen algún déficit de atención, la tecnología pasa a ser una herramienta que les permite relacionarse de forma excelente. Muchas veces pasa que aquellos niños o niñas que les cuesta trabajar con otros recursos como puede ser un libro, con estas tabletas se sienten más cómodos y pueden seguir las clases a la par de los demás”, explica Jessica Bragadini.

¿Cómo se trabaja con el docente?

El modelo cuenta con un programa de formación docente intensiva y en servicio, asesoramiento pedagógico situado y la producción de contenidos originales en la plataforma ProFuturo articulados con los documentos de Progresiones de Aprendizajes de la Unidad de Evaluación Integral de la Calidad y Equidad Educativa de la Ciudad de Buenos Aires. Durante 2020, el programa incrementará la cantidad de usuarios y tiempo de uso de los dispositivos digitales, al igual que las capacitaciones y formación continua con los docentes.

“Con las asesoras técnicas pedagógicas visitamos las escuelas y acompañamos a los docentes en todo el proceso de creación de la clase. Antes de pasar por el dispositivo tecnológico los ayudamos a preparar los contenidos, a analizar cuáles de estos contenidos son los más acordes para trabajar de manera digital, y muchas veces acompañamos de forma presencial en el aula”, describe Jessica Bragadini.

Por su parte, Grace Nogués, agrega: “La plataforma cuenta con muchos recursos con contenidos de Lengua, Matemática, Educación para la vida, Ciencias Naturales, Ciencias Sociales; y además, otorga al docente la posibilidad de crear sus propios recursos, contenidos, subirlos a la plataforma y adaptarlos a la realidad local, de su escuela”.

ProFuturo, un cambio de paradigma en la enseñanza

Con presencia en 25 países y un alcance de más de 8.200.000 de niños y niñas beneficiados con el programa ProFuturo, Argentina integra el listado de países de América Latina: México, El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Colombia, Venezuela, Ecuador, Brasil, Perú, Uruguay y Chile.

“La misión de ProFuturo es contribuir a cerrar la brecha educativa a través de la tecnología”, afirma María Fernández Alonso, Gerente Área de Seguimiento de Operación y Proyectos Transversales de ProFuturo España, durante su visita a la Argentina, en el marco de una serie de capacitaciones del programa para docentes. “La pieza clave para desarrollar el programa de inclusión digital, no es sólo llevar la tecnología a las escuelas, sino también capacitar a los docentes para que sepan trabajar en innovación en el aula y que puedan utilizar las herramientas digitales mezclados con otros tipos de metodologías de enseñanza”, agrega Fernández Alonso.

La propuesta de ProFuturo es valorizar el saber pedagógico local y la riqueza de la vida de las comunidades educativas, con la intención de establecer un diálogo cultural potente con la comunidad global, como genuina posibilidad de aprendizaje y desarrollo social local en materia de innovación educativa. “ProFuturo, a diferencia de otros proyectos de inclusión digital, se destaca por la capacitación y acompañamiento docente en los procesos de inclusión digital en las escuelas. Se trata de una solución pensada para trabajar en todo tipo de entornos”, afirma Fernández Alonso.

Por su parte, José Manuel Carrillo Extremera, Área de Formación y Soporte de ProFuturo España, comenta: “ProFuturo hace foco en entornos vulnerables, que no sólo tiene que ver con ámbitos de pobreza o de bajos recursos. También trabajamos en contextos específicos con problemáticas concretas como es el caso del Líbano, con los refugiados que están fuera del sistema educativo de su país”.

“Cada vez que llegamos a un país nos encontramos con diferentes realidades, con necesidades y problemáticas diferentes. En Argentina, sin ir más lejos, no es lo mismo la ciudad de Concordia y las zonas rurales aledañas, donde el acceso y el uso de la tecnología de los propios docentes se da de forma más lenta, que la Ciudad de Buenos Aires –villa de emergencia en zonas urbanas-, donde los docentes tienen otros conocimientos y relacionamiento con la tecnología”, explica Carrillo Extremera.