Finalizó “Andreani x la Educación Vial”, un programa educativo cuyo objetivo consistió en concientizar a docentes y familias sobre la importancia de respetar las normas de tránsito en pos de alcanzar entre todos una circulación más segura.

La propuesta se realizó durante junio y julio en 50 escuelas y llegó a 3000 niños. Los talleres recreativos se llevaron a cabo en escuelas primarias de Capital Federal y GBA cercanas a las plantas del Grupo Logístico Andreani, para que los chicos reflexionen acerca de la movilidad sustentable y puedan compartir con sus familias todo lo aprendido durante la jornada.

“Desde Fundación Andreani estamos orgullosos de haber logrado un programa que llega a los chicos a través del juego y les permite divertirse al tiempo que aprenden los conceptos esenciales referidos a las normas de tránsito”, afirmó Milagros Velasco, Coordinadora de Programa Cultural en Fundación Andreani. “La idea es que los 3000 niños que participaron de los talleres, puedan transmitir los conocimientos aprendidos a sus familias y aportar así a una mejora en la conducta de vehículos y peatones”, agregó.

Participaron de esta actividad 70 voluntarios del Grupo Logístico Andreani que, a través de su experiencia y sus conocimientos, buscaron transmitir a la comunidad la responsabilidad que tienen conductores y peatones en hacer de la seguridad vial  una realidad.

Sobre el taller y los juegos

Para aprender los conceptos clave de la educación vial, los chicos se dividen en dos grupos y participan de juegos como “Rodando el País” y “Sapitos”.

• Juego Rodando el País

Consta de preguntas, respuestas y consignas, mientras avanzan casilleros en un tablero con ilustraciones educativas.
El recorrido propone a los niños a reflexionar acerca de la importancia de las normas de tránsito, al tiempo que ejemplifican situaciones concretas a partir de consignas como “dígalo con mímica”, logrando así un mayor entendimiento de los contextos que se presentan en la vía pública para conductores y peatones.
Una vez que los niños contestan, los voluntarios amplían la respuesta con mayor información, invitando a los chicos a conocer más sobre lo importante que es respetar las reglas viales.

• Juego de los Sapitos

En una segunda instancia del taller, se transmite todo lo aprendido a través del juego de los “sapitos”. En primer lugar se les explica a los niños y niñas como armar su propio “sapito”, y luego se los divide en grupos para que creen sus propios juegos de Educación Vial.

De esta manera la Fundación Andreani renueva su compromiso desarrollando programas con la convicción de mejorar la calidad de vida de su comunidad.