Estudiantes de Derecho de todo el país tendrán tiempo hasta el 18 de septiembre para presentar sus proyectos en la segunda edición del Desafío Pro-Bono, un concurso que premiará iniciativas de asistencia legal a personas o comunidades vulnerables de asistencia legal durante la pandemia de COVID-19.

Bajo el lema “Desafío Pro-Bono Segunda Temporada. La pandemia multiplicó las necesidades. Hoy más que nunca, con la ley en la mano podés hacer la diferencia”, la Red Federal Pro-Bono lanzó la convocatoria a más de 23 universidades de todo el país.

Tras su lanzamiento, la Red Federal Pro-Bono ha presentado 40 charlas en más de diez universidades, con la participación de abogados de todos los estudios jurídicos que conforman a la Comisión, logrando la participación de más de mil estudiantes. El año anterior, el concurso alcanzó la postulación de 16 proyectos, de diversas temáticas que abordaban desde derecho comercial, discapacidad, trata de personas, población carcelaria, medio ambiente, hasta violencia de género, entre otros.

El concurso les brinda a los estudiantes la oportunidad de convertirse en parte de la respuesta ante el contexto de pandemia, al trabajar en proyectos que responden a las necesidades emergentes y desatendidas de la sociedad.

Sobre el Concurso:

El Desafío Pro-Bono se trata de un concurso dirigido a estudiantes de la carrera de Derecho de Universidades de todo el país, que busca incentivar la creación de proyectos universitarios donde se identifiquen problemáticas sociales derivadas de la coyuntura actual que se está viviendo por la pandemia Covid-19, y se les de soluciones jurídicas, contribuyendo al apoyo de grupos vulnerables.

La postulación se realiza a través de la app, que desarrolló Accenture para el lanzamiento del Desafío Pro Bono 2019. Se podrán registrar los proyectos en: www.redfederalprobono.com.ar hasta el 18 de septiembre; fecha que se postergó “en virtud de las peticiones que hemos recibido por parte de estudiantes interesados en participar en la segunda edición del Desafío Pro Bono, la situación de orden extraordinario que se vive mundialmente por la pandemia covid-19 y la adaptación académica que debieron hacer tanto estudiantes como planteles educativos para atender la emergencia”, según comunicado oficial por parte de la comisión con fecha del 3 de septiembre.

Los ganadores podrán ejecutar el proyecto presentado, con el acompañamiento de estudios jurídicos y departamentos legales de empresas miembros de la Red, y contarán entre ambos con un presupuesto del equivalente en dólares de 100 mil pesos, en caso de necesitarlos para la ejecución del proyecto.

Los proyectos deben estar enfocados en la identificación de un problema de impacto social o socio-jurídico que derive de la situación extraordinaria por el Coronavirus y en el planteamiento de soluciones para mitigarlo o resolverlo mediante la utilización de las herramientas del derecho. El propósito debe ser garantizar la tutela efectiva de los derechos de grupos de individuos en situación de pobreza o afectados por algún otro factor de vulnerabilidad.

La Red Federal Pro-Bono realizará una preselección de los proyectos recibidos, a través de un primer jurado conformado por jóvenes abogados. Luego, un jurado de honor conformado por socios pro-bonistas y un referente social del país, elegirán los proyectos ganadores. La premiación se realizará en el mes de diciembre del 2020.