Provimi inicia una nueva etapa en su producción con la utilización de bolsas 100% reciclables. “Ayudemos a alimentar al mundo sin consumir el planeta. Esta bolsa está fabricada con BOPP, material reutilizable”, pronuncia la leyenda en cada bolsa, invitando a crear un mundo cada vez mejor y más sostenible para todos.

Presentes en todo el mundo, con más de 100 plantas en 30 países que producen más de 600 millones de toneladas anuales en alimentos para animales, Provimi es la marca de nutrición animal de Cargill en Argentina y en muchos países del mundo.

Con sede en Venado Tuerto, provincia de Santa Fe, Provimi ofrece al productor innovación en nutrición aplicada para aves, cerdos y rumiantes. En esta oportunidad, el impacto positivo de la utilización de las bolsas no se limitará solo a la sustentabilidad en términos de reciclaje, sino que también generará ingresos económicos concretos destinados a financiar becas estudiantiles a jóvenes que lo necesitan para que finalicen sus estudios y amplíen sus oportunidades de empleo.

Las nuevas bolsas de Provimi están confeccionadas con polipropileno (rafia), coteada con BOPP (polipropileno bio-orientado). Al contar con un sellado en todas sus capas, crean una barrera impermeable al vapor de agua. De esta forma se impide todo tipo de contaminación y proliferación de colonias de hongos, y se asegura la calidad del contenido.

Todas las bolsas de Provimi se reemplazarán progresivamente por este nuevo material. El cambio se inicia con los productos nutricionales Rapid Neopigg de la división Cerdos. El packaging ha sido completamente rediseñado para lograr una diferenciación en la imagen y una mejor identificación en el campo, manteniendo las mismas formulaciones, los niveles nutricionales actuales y los mismos atributos de desempeño.

Esta acción implicará la implementación de un circuito de logística en el que participarán los distribuidores, los productores, la empresa que se encarga de la fabricación y reciclaje de estas bolsas y la Fundación que gestiona las becas, lo que significará un alto compromiso de cada una de las partes que intervienen para garantizar el éxito de la iniciativa.

Se trata de 5 pasos en los que cada eslabón de la cadena debe cumplir un rol específico:

  1. El proveedor entrega las bolsas a Provimi
  2. En la planta de Venado Tuerto se envasan los productos
  3. Se entregan a los clientes PROVIMI a través de su Red de Distribuidores
  4. El cliente entrega las bolsas vacías, ya utilizadas, para ser recicladas
  5. Los fondos recaudados se transforman en becas para estudios