PwC: Las mineras con calificaciones altas de ESG registran un desempeño financiero superior al del mercado

160

Durante el pico de la pandemia de COVID-19, las mineras con calificaciones ESG más altas ofrecieron un desempeño financiero superior al del mercado en general, con un rendimiento total promedio para los accionistas del 34% en los últimos tres años, 10 puntos porcentuales por encima del índice general del mercado.

Las cifras surgen de Mine 2021, el 18° Informe Anual de las 40 compañías mineras más importantes realizado por PwC, que examina las tendencias globales en la industria. El informe también revela una caída del 12% en la producción de carbón de estas empresas durante 2020, resaltando la transición continua del sector hacia la reducción de emisiones netas a cero.

Con datos como un aumento del 15% en la utilidad neta del sector, incrementos del 40% en el efectivo disponible y un crecimiento de casi dos tercios en la capitalización de mercado, llegando a US$ 1,46 tn, el informe también revela signos de optimismo para 2021. Los pronósticos indican que las 40 mineras principales reportarán niveles récord de ingresos y EBITDA y la segunda utilidad neta más alta.  Paralelamente, se espera que la demanda de minerales que se utilizan en tecnologías de energía limpia aumente seis veces, en los próximos 20 años.

Por su parte, Leonardo Viglione socio de PwC Argentina, líder de la Industria Minera, comenta: “Sin dudas el futuro luce muy bueno para la industria minera. El 2020 dejó un excelente estado financiero que se debería traducir en mejoras para los retornos a los accionistas y nuevos desarrollos de proyectos, pero también en mayores inversiones en la reconversión de la industria hacia la sustentabilidad y los procesos operativos amigables con el medio ambiente (green production). Los factores ESG ya no son solamente una licencia social para operar: la industria deberá comenzar a cambiar el mindset para incluir estos temas dentro del ADN de las corporaciones, así como en el pasado lo hizo con la seguridad de las personas. De cara al futuro, está claro que los accionistas de este sector se sentirán cada vez más atraídos por las compañías que adopten activamente las políticas ESG.

Transparencia fiscal: importancia vital para las cuestiones ESG

La transparencia fiscal, una métrica ESG clave, brinda a las mineras la oportunidad de destacar sus contribuciones financieras a las comunidades y las mejoras resultantes en educación, infraestructura y calidad de vida.

Sin embargo, si bien la transparencia fiscal es una de las maneras primordiales que tienen las compañías para demostrar su compromiso, sólo el 30% de las 40 mineras más importantes presentaron informes de transparencia fiscal en 2020. Según los datos del informe, el 39% de los directores ejecutivos de las compañías mineras y metalúrgicas se muestran extremadamente preocupados por la incertidumbre de la política fiscal, más del doble que el año pasado (18%). Esto representa un riesgo a largo plazo para el sector.

“En un contexto donde los recursos del Estado empiezan a ser cada vez menores, producto de la crisis de la pandemia, se ve una tendencia a muchos cambios en materia impositiva en las legislaciones que generalmente tienden a incrementos de la contribución fiscal para las empresas. Esto que se evidencia a nivel global, también se ve reflejado en Argentina – por ejemplo, en los cambios en la tasa del impuesto a las ganancias o cambios en materia de derechos de exportación aplicables a la actividad minera”, comenta al respecto Fernando López Menéndez, Managing Director de PwC Argentina, del área de Tax & Legal.

“Clientes, empleados, comunidades, gobiernos y proveedores ahora esperan que las compañías creen valor sostenible. Las mineras deben incorporar la transparencia fiscal como parte integral de su estrategia ESG. De este modo, será más clara la relación con los impuestos y las rentas que pagan y los beneficios sociales que se derivan de esas contribuciones a hospitales, escuelas e infraestructura” concluye López Menéndez.

Prepararse para un escenario Covid-19/ “nueva normalidad”.

Los desafíos presentados por la pandemia actuaron como catalizador de cambios muy necesarios en la industria minera y a partir de allí, surgen cuatro factores clave a considerar:

  • Repensar la cadena de suministro: acercar los proveedores a los centros de operación ayudó a asegurar un acceso confiable a bienes y servicios, pero también planteó problemas en torno a la gestión de costos.
  • Focalizar en la retención de talentos: la salud de los empleados como prioridad trajo testeos rigurosos, distancia social y cuarentenas. Las prioridades de la gente cambiaron debido a la pandemia. Pasar más tiempo con la familia cobró nuevo significado y podría disuadirlos de trabajar en la industria.
  • Automatización: desafío de integrar recientes iniciativas – trabajo remoto y operaciones – junto a la creación de una estrategia de transformación integral en un cronograma acelerado.
  • Ciberseguridad: las nuevas amenazas que surgen de la digitalización y operación remota de las operaciones hacen que vaya aumentando este riesgo en la consideración de los directorios y accionistas de las compañías.

Leonardo Viglione plantea “¿qué harán las compañías con sus niveles casi récord de cash flow? Las 40 compañías más importantes nunca estuvieron en mejor posición para hacer un cambio audaz mirando hacia el futuro en medio de una era que define la transición hacia una economía sostenible con bajas emisiones de carbono. Los desafíos propuestos por la pandemia y la sostenibilidad ambiental han creado la oportunidad para un cambio transformador genuino.”