Desde el inicio de la pandemia, BURGER KING® Argentina ha acompañado las medidas recomendadas por las autoridades nacionales para prevenir y desacelerar el contagio del COVID-19. Priorizando el resguardo de la salud de sus colaboradores e invitados, la compañía cerró de manera temporal sus locales y posteriormente, de forma gradual, reactivó su servicio vía Delivery, Take Away y Auto King en las localidades habilitadas según las disposiciones de cada municipio.
Comprometidos con el resguardo de la salud de sus colaboradores e invitados, la marca acompañó la reapertura parcial de sus locales con la implementación de todos los recaudos necesarios a fin de cumplir con las recomendaciones de los organismos de salud bajo el lema #QueReineElCuidado. Entre las modificaciones de las rutinas de la operación se incluyen:
● Control de ingreso diario para colaboradores y proveedores con preguntas de seguridad y toma de temperatura.

● Elementos de protección personal: Uso de cubre bocas y guantes obligatorios, vestimenta exclusiva para trabajar dentro del local.

● Lavado de manos al ingreso, salida y cada 30 minutos durante el turno.

● Desinfección de todas las áreas del local y superficies con mayor frecuencia.

● Distanciamiento en la línea de atención en cajas de 1,5mts.

● Disponibilidad de alcohol en gel en entradas y folletería para el correcto lavado de manos en los baños.

● Reducción del contacto con el exterior: intercambio de efectivo a través de bandejas higienizadas e incentivo del pago electrónico.

Además, y en paralelo, se implementaron protocolos precisos para cada tipo de servicio habilitado. En el Delivery, las tareas se dividen para garantizar el mayor cuidado: un colaborador se encarga de la caja, otro de la preparación y un último del armado y entrega del pedido por la ventanilla de kiosko, de forma sellada y con un flyer recomendando el lavado de manos por parte del cliente una vez recibido el pedido. En Take Away se coordina la entrada y salida de los invitados al local y se suman procesos para evitar el contacto directo con dinero u otros medios de pago a través de bandejas desinfectadas al igual que por Auto King.
Para la reapertura del Dinning, que en cada provincia y localidad tendrá una fecha distinta de acuerdo a las normativas que se dicten, se prevé seguir las indicaciones previamente mencionadas y tomar medidas adicionales tales como: suspensión tanto de celebraciones de “cumples mágicos” así como volanteo y servicio a la mesa; señalización de pasos a seguir para hacer el pedido respetando las distancias; uso intercalado de mesas y limpieza de superficies cada vez que el cliente termina su visita. Además, se mantendrán las puertas abiertas para reducir puntos de propagación de virus por contacto con manijas, picaportes o barandas.
A la fecha BURGER KING® Argentina no ha habilitado el servicio de dinning pero sigue atentamente las instrucciones de los distintos gobiernos nacionales, provinciales y municipales para reabrir sus puertas al 100% cuando corresponda, respetando los protocolos indicados en cada caso.
“Nuestra prioridad es colaborar con el bienestar de todos y acercarle tranquilidad a nuestros invitados sobre las medidas que estamos tomando para resguardar su salud mientras disfrutan de sus combos preferidos. Para garantizarlo, continuamente estamos capacitando a nuestros colaboradores y supervisando la ejecución, además de informamos diariamente acerca de las recomendaciones de higiene y seguridad para cuidarnos entre todos”, explican desde BURGER KING® Argentina.
BURGER KING® Argentina refuerza sus protocolos en materia de seguridad e higiene y acompaña las recomendaciones de los organismos de salud modificando, de manera momentánea, sus servicios para ofrecer una experiencia segura y seguir acercando a sus clientes las mejores hamburguesas 100% carne a la parrilla.