Las grandes empresas apuntan a incrementar su consumo de energías renovables y cumplir lo establecido en la ley nacional; para ello es necesario contratar los proveedores adecuados y generar alianzas estratégicas.

Desde 31 de diciembre de 2019, las empresas ubicadas en la Argentina debieron alcanzar como mínimo el 12 por ciento del total del consumo propio de energía eléctrica proveniente de fuentes renovables, indicado por la Ley 27.191, que sustituye a la Ley 26.190 (Régimen de Fomento Nacional para el Uso de Fuentes Renovables de Energía Destinada a la Producción de Energía Eléctrica).

Esta ley, que busca promover la generación de energía eléctrica a partir del uso de fuentes de energía renovables –como eólica, solar, biogás, entre otras–, estableció diferentes metas para lograr el objetivo máximo del 20 por ciento para el 2025 y así cumplir con la agenda global. La próxima meta, para el 2021, es alcanzar el 16 por ciento, y para 2023 deberán alcanzar como mínimo el 18 por ciento.

En este camino, las empresas están apostando principalmente a la energía proveniente de parques eólicos y solares, aliados estratégicos en este proceso. Por eso, en los últimos años, se dieron diferentes convenios entre privados, de compañías y productoras de energías. Entre ellas se destacan las asociaciones que hicieron empresas como Quilmes, San Miguel, Holcim y ArcelorMittal Acindar, que eligieron diferentes socios para cumplir sus metas energéticas.

“En Cervecería y Maltería Quilmes entendemos a la sustentabilidad como parte del negocio, que atraviesa toda nuestra vida diaria. Por eso contamos con la plataforma 100+ Sustentabilidad, a través de la cual asumimos el compromiso público de preservar el ambiente y buscar la prosperidad de nuestras comunidades para continuar elaborando bebidas durante los próximos 100 años”, explica Vanesa Vázquez, Gerente de Sustentabilidad de Cervecería y Maltería Quilmes. Uno de los objetivos asumidos es el de Cambio Climático y Energía Renovable, por el que se propusieron para 2025 utilizar 100 por ciento de energía renovable en sus operaciones. “En ese marco construimos el Parque Eólico Budweiser, uno de nuestros hitos como compañía en el último tiempo, que estará en funcionamiento desde este 2020, permitiéndonos cumplir cinco años antes el primer objetivo de la plataforma 100+ Sustentabilidad”.

¿Cómo fue la elección de Central Puerto como proveedor de energía?

El acuerdo que firmamos entre Cervecería y Maltería Quilmes y Central Puerto se da en el marco de un acuerdo entre privados, resultado de un proceso de licitación pública en el que participaron más de doce compañías generadoras de energía renovables de diferentes nacionalidades. La licitación contó con varias instancias, desde la presentación del pliego hasta la constatación de requerimientos. Fue un proceso que llevó un lapso de dos años desde la presentación del primer pliego hasta la adjudicación.

¿Por qué eligieron el Parque Eólico en Achiras?

Se eligió el Parque Eólico Achiras ya que reunía las mejores condiciones técnicas. La licitación tenía un sistema de Scorecard con diferentes consideraciones de tipo comercial, económico, financiero, ambiental y tecnológico, entre las cuales se tenía en cuenta la performance previa de la empresa en el mercado.

¿Ya comenzó el suministro? ¿Será un avance progresivo hasta alcanzar la meta del 100 por ciento?

El parque está en los tramos finales de su construcción, ya se encuentra a un 90 por ciento y en breve llegaremos al 100 por ciento. La energía eléctrica generada por el parque se vuelca en un 100 por ciento en la red eléctrica nacional. Un 70 por ciento de esa energía es suficiente para abastecer el consumo de energía de Cervecería y Maltería Quilmes. Y el restante es para la red eléctrica nacional.

¿Cómo disminuirá la utilización de energía renovable la huella de carbono de la empresa?

Gracias a la utilización de energía eléctrica renovable abastecida por el Parque Eólico Budweiser podemos reducir un 25 por ciento nuestras emisiones de CO2, el equivalente a retirar de las ciudades 500.000 autos. Además, contribuye a modificar la matriz energética de la Argentina, impulsa la utilización de fuentes renovables y nos convierte en la primera compañía de consumo masivo en utilizar 100 por ciento energía eléctrica renovable a partir de este año.

“San Miguel entiende a la sustentabilidad como un eje transversal de la estrategia y gestión del negocio. Poner en valor y proteger la biodiversidad, promover la agricultura sostenible y el uso eficiente de los recursos son algunos de los principales compromisos que asume la compañía diariamente en su gestión”, señala Lucas Méndez Trongé, Director de Relaciones Institucionales y Sustentabilidad de San Miguel Global. En este marco, y alineado a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la compañía desarrolla un plan de acción por el clima que abarca la preservación de miles de hectáreas de bosques nativos y la incorporación de energías renovables a su matriz de consumo. De esta forma, San Miguel busca disminuir la huella de carbono de sus productos y brindar una propuesta de valor cada vez más sostenible. La incorporación del 40 por ciento de energías renovables por los próximos diez años evitará emitir 46.000 toneladas de dióxido de carbono. En esta línea, incorporaron energías renovables a través de Conecto Energía, el primer marketplace digital de energía de la Argentina.

¿Por qué eligieron esa plataforma para buscar un proveedor?

Porque creemos que la digitalización aumenta la transparencia del proceso, facilita su agilidad y contribuye a la difusión de la demanda para que más proveedores puedan participar con su oferta. Finalmente, el ganador del proceso fue Central Puerto Renovables, con quien la compañía suscribió un contrato de diez años a partir del 2020.

¿Actualmente ya se encuentra en funcionamiento el parque? ¿En qué porcentaje de energía renovable se encuentra el complejo?

Sí. El Parque Eólico Los Olivos ya se encuentra en funcionamiento desde febrero de este año, y desde entonces proveerá al Complejo Industrial Famaillá con aproximadamente 8700 MWh anuales de energía, equivalentes al 40 por ciento del consumo eléctrico de la planta. El parque se encuentra ubicado al suroeste de la provincia de Córdoba, en el departamento Río Cuarto.

¿Cuáles son los desafíos de utilizar energía renovable en la Argentina?

Invertir en la Argentina es siempre un gran desafío debido a las condiciones de seguridad jurídica y al contexto. Afortunadamente, el país está invirtiendo intensamente en energías renovables –tanto eólica como solar– y ha desarrollado políticas y normativas que, además de exigir, facilitan este proceso de migración hacia energías limpias. En el caso de San Miguel, la compañía decidió redoblar la apuesta y duplicar con cinco años de anticipación el objetivo fijado por la Ley N° 27.191 de Energías Renovables –que exige que para el 2025 el 20 por ciento de la demanda eléctrica sea abastecido con fuentes limpias producidas en la Argentina–, porque forma parte de nuestro compromiso con la naturaleza. El proyecto de construcción de este parque responde a la necesidad de encontrar nuevas alternativas de generar energía eléctrica de forma sostenible, reemplazando tecnologías que requieran el uso de recursos no renovables. La iniciativa, como modo de promoción del empleo de la energía eólica, implica una serie de beneficios sociales y económicos, toda vez que se genera un ahorro en el uso de las reservas de combustible fósiles en general, un aporte al uso racional de la energía, puestos de trabajo, mayores ingresos y un ahorro de divisas, contribuyendo al desarrollo de la economía local.

“En Holcim Argentina guiamos nuestras acciones bajo el Plan de Desarrollo Sostenible de LafargeHolcim con proyección al año 2030, que tiene como pilares estratégicos: Clima & Energía, Economía Circular, Ambiente y Comunidades”, detalla Andrés Koberski, Gerente de Suministros de Holcim Argentina. Dentro del eje Clima & Energía, fijaron como una de las metas reducir las emisiones de CO2 netas en un 40 por ciento por tonelada de cemento en comparación a 1990. “Para alcanzar este objetivo, la utilización de energías renovables se vuelve fundamental, así es que implementamos diversas estrategias para reemplazar en nuestra producción y operaciones los combustibles fósiles por energías de fuente renovable o combustibles alternativos”, puntualiza Koberski.

¿Cómo se enmarca en la estrategia de la empresa?

En Holcim Argentina integramos la gestión ambiental a nuestra visión empresarial y de negocios. Por eso, nuestro objetivo de incrementar el uso de fuentes de origen renovable para el consumo energético y utilizar combustibles alternativos en nuestra producción se traslada a diversas estrategias que son desarrolladas por diferentes áreas de la compañía. En esta línea, el año pasado, firmamos un convenio con YPF Luz como proveedor de energía de fuentes renovables, más específicamente eólica. Esto permitirá reemplazar el 35 por ciento de nuestro consumo eléctrico por energía de fuentes renovables. A partir de este acuerdo dejaremos de emitir alrededor de 63.000 toneladas de dióxido de carbono en el lapso de un año, emisiones equivalentes a 60.000 vuelos de Córdoba a Buenos Aires. Dentro de nuestra estrategia de Economía Circular, contamos con Geocycle, nuestra compañía dedicada a la gestión de residuos, que les brinda una segunda vida a partir del co-procesamiento, un método sustentable que aprovecha la energía calórica de estos residuos incorporándolos en el proceso productivo del cemento.

¿Cómo fue la elección de YPF Luz como proveedor de energía?

Como compañía establecemos relaciones con proveedores que también estén comprometidos con el desarrollo sostenible. Por eso decidimos trabajar con YPF Luz. Este contrato de provisión de energía representa uno de los más importantes para ambas compañías. En el convenio se establece que la energía provista será de un promedio anual de 142 GWh, para lo cual se emplean 30 MW de la potencia instalada en el parque.

¿Qué plazo tiene el acuerdo?

El acuerdo firmado en julio del 2019 en nuestra planta de Campana (Buenos Aires) tiene vigencia por diez años.

Actualmente, ¿ya ha comenzado el suministro? Y ¿cuál es su meta con respecto al consumo de renovables?

El inicio del suministro de energía de fuente renovable a nuestras plantas está previsto para el primer semestre de este año. Su distribución se realizará de manera progresiva y equivalente en nuestras cinco plantas, alcanzando el 35 por ciento de su consumo eléctrico. Cabe resaltar que esta provisión de energía renovable permitirá producir anualmente 1,2 millones de toneladas de cemento, equivalente a construir 105.000 viviendas o 3000 km de ruta de dos carriles.

¿Qué plantas serán alcanzadas con este suministro?

La energía eólica generada por YPF Luz en el parque Los Teros es incorporada en la red nacional de energía eléctrica, lo que hace posible que todas nuestras plantas de cemento –ubicadas en Córdoba, Mendoza, Jujuy y Campana (Buenos Aires)– puedan acceder al mismo suministro.

¿Cuáles son los desafíos de utilizar energía renovable en el país?

Somos una compañía pionera en el uso de energías renovables en el país, por lo tanto, hoy nuestro desafío consiste en aguardar por ofertas acordes a la magnitud de nuestra necesidad en relación con el uso y la implementación de este tipo de energía. Actualmente el mercado está acompañando este crecimiento, pero de manera paulatina.

“La industria siderúrgica se caracteriza por el empleo de elevados consumos de energía, por lo que en ArcelorMittal Acindar asumimos como uno de nuestros principales desafíos en materia de gestión ambiental la disminución del consumo de energía proveniente de fuentes no renovables, además de su uso más eficiente”, informan desde la empresa. En este plano, vienen realizando desde hace años una fuerte inversión para la utilización de energías renovables y ya están abasteciendo el 100 por ciento de la producción de la planta de la localidad de La Tablada mediante la utilización de este tipo de energía, haciendo más sustentables y eficientes las operaciones y los procesos productivos.

El abastecimiento de la planta de La Tablada con energías renovables fue posible gracias a un acuerdo con Petroquímica Comodoro Rivadavia (PCR), que provee energía eléctrica generada desde el Parque Eólico del Bicentenario II, ubicado en la provincia de Santa Cruz.

“En ArcelorMittal Acindar, tenemos como objetivo a mediano plazo abastecer el 20 por ciento de nuestra demanda de electricidad mediante energías renovables, sobre la base de la Ley de Energías Renovables que establece la incorporación en forma escalonada de este tipo de energías en la matriz de las empresas”.

En este camino, a partir de mayo de 2019, la Planta Tablada pasó a abastecerse 100 por ciento con energía eólica; esto se tradujo en una disminución del 67 por ciento de las emisiones de CO2 (5981 TnCO2) por consumo de energía eléctrica de la planta. “No contamos con cálculos de emisiones de CO2 de los procesos de Tablada, es algo que está en desarrollo. Pero a partir del 2020 estas emisiones en relación con el consumo de energía eléctrica serán nulas en Planta Tablada, ya que no consumirá energía proveniente de fuentes fósiles”, finalizan desde la empresa.