Samsung Electronics anunció su nueva estrategia ambiental, que incluye compromisos para lograr emisiones netas de carbono cero en toda la empresa y planes para usar más energía renovable, así como para invertir e investigar nuevas tecnologías para desarrollar productos energéticamente eficientes, aumentar la reutilización del agua y desarrollar tecnología de captura de carbono.

“La crisis climática es uno de los mayores desafíos de nuestro tiempo. Las consecuencias de la inacción son inimaginables y requieren la contribución de cada uno de nosotros, incluidas las empresas y los gobiernos”, dijo Jong-Hee Han, Vice Chairman y CEO de Samsung Electronics. “Samsung está respondiendo a las amenazas del cambio climático con un plan integral que incluye la reducción de emisiones, nuevas prácticas de sostenibilidad y el desarrollo de tecnologías y productos innovadores que sean mejores para nuestro planeta”.

En reconocimiento de la necesidad de enfoques innovadores en torno a la sostenibilidad ambiental, Samsung Electronics invertirá más de KRW 7 trillones en sus iniciativas ambientales para 2030, incluida la reducción de gases de proceso, la conservación del agua, la expansión de la recolección de desechos electrónicos y la reducción de contaminantes. La cifra de inversión excluye los costos relacionados con la expansión del uso de energía renovable.

Uno de los objetivos más ambiciosos de Samsung es lograr cero emisiones netas de carbono directas e indirectas para 2050, con la División DX logrando su objetivo para el 2030. Al alcanzar cero emisiones netas de carbono directas e indirectas, espera reducir el equivalente a aproximadamente 17 millones de toneladas de dióxido de carbono.

La compañía también se unió a RE100, una iniciativa global dedicada a buscar energía 100% renovable. Como parte de este compromiso, la compañía planea satisfacer las necesidades de energía eléctrica de todos los mercados internacionales en los que opera fuera de Corea con energía renovable dentro de cinco años.

Parte del compromiso de Samsung Electronics por un planeta más sostenible incluye garantizar que sus productos sean energéticamente eficientes y usen menos electricidad, garantizando que todo el ciclo de vida del producto sea más sustentable, desde el abastecimiento de materias primas hasta la eliminación y el reciclaje.

La compañía también implementará tecnologías de bajo consumo en los principales modelos de siete productos electrónicos de consumo – smartphones, refrigeradores, lavadoras, acondicionadores de aire, televisores, monitores y PC – con el objetivo de reducir los niveles de consumo de energía en un promedio del 30% en 2030, en comparación con productos con las mismas especificaciones en 2019.

Además, Samsung creó un nuevo Laboratorio de Economía Circular para realizar una investigación exhaustiva sobre tecnologías de reciclaje de materiales y procesos de extracción de recursos a partir de desechos con el objetivo de aplicar estas tecnologías para maximizar la circularidad de los recursos. Además, planea establecer un sistema para 2030 en el que los minerales extraídos de todas las baterías de desecho recolectadas puedan reutilizarse.

Por otro lado, el Carbon Capture Research Institute se estableció dentro del Samsung Advanced Institute of Technology (SAIT) en septiembre de 2021, el primero de su tipo en la industria de los semiconductores. La misión clave del instituto es desarrollar y comercializar tecnologías de captura y utilización de carbono que permitan almacenar el carbono descargado de sitios industriales de semiconductores y convertirlo en un recurso utilizable. Las tecnologías desarrolladas por el instituto se aplicarán primero a las líneas de producción de semiconductores después de 2030 y luego a otras partes de la empresa, así como a sus proveedores.

La compañía también desarrollará tecnologías de aire limpio, incluidos nuevos sistemas de filtración, a fines de reducir las partículas, y planea expandir el uso a las comunidades locales a partir de 2030.