Cada 2 de abril es el Día Mundial de la Concientización sobre el Autismo declarado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2007. SAP, que ha liderado innovadoras iniciativas de diversidad e inclusión, lleva más de seis años brindando oportunidades de desarrollo a personas con condiciones del espectro autista (CEA) con su programa “Autismo en el Trabajo”. 

El autismo comprende una serie de condiciones que afectan las habilidades comunicativas, la interacción social, la conducta y el procesamiento sensorial. Se estima que más del 1% de la población tiene CEA. Muchas de ellas tienen talentos y habilidades singulares, como atención al detalle, alta productividad y creatividad; sin embargo, la tasa de desempleo para personas neurodiversas es muy alta: más del 80% de las personas que están en el espectro no tienen trabajo, y esto se debe más a las barreras del ambiente que a sus propias características.  

“En SAP partimos de la premisa que cada persona puede brillar en el contexto adecuado. Brindamos estas oportunidades mediante Autismo en el Trabajo y encontramos gente talentosa sin descubrir, que no solo maneja diferentes idiomas, sino que ha podido llevar adelante junto a sus compañeros tareas administrativas complejas en entornos globales. Esta apertura nos confirma que nuestras diferencias permiten formar grupos humanos diversos que suman diferentes inteligencias y así lograr mejores resultados”, afirma Ezequiel Massa, Líder de Diversidad e Inclusión en SAP para América Latina y el Caribe.

Este programa pionero fue lanzado a nivel global en 2013 y solo tres años después en Argentina, de la mano de un empleado de la compañía, padre de un niño con este diagnóstico. Posteriormente, se colaboró para implementar el programa en otras compañías en Argentina y en otras filiales de SAP como las de Brasil, Colombia, México y Filipinas. Esto se logró junto con el equipo de Recursos Humanos de la organización para poder realizar los ajustes necesarios, como modificar las entrevistas laborales para hacerlas más inclusivas. A la fecha, se ha logrado vincular cerca de 50 empleados bajo el espectro autista en la región y más de 215 a nivel global con el objetivo de reflejar la diversidad de la sociedad de los países donde opera.

Específicamente, en Argentina trabajan 11 personas dentro del espectro autista y a la fecha más de 20 personas han formado parte del programa. Para lograr un mayor impacto, se trabajó con socios locales y globales como Specialisterne, el Instituto Gironzi a través de su práctica de consultoría laboral para adultos con autismo “Excelsium” y la Asociación Argentina de Padres de Autistas (APAdeA), entre otras. Con ellos se realizaron alianzas para implementar el programa, adaptar procesos como los de selección y las entrevistas laborales, así como para difundir las oportunidades,

Por su relevancia, en junio de 2017, esta iniciativa fue reconocida como un “programa de interés social” por la Cámara de Diputados del Honorable Congreso de la Nación.

Más información sobre el programa y el autismo en este link.