Scania Argentina presentó en el país sus nuevas cajas de cambios, G25 y G33, producidas en la planta industrial que tiene la marca en la provincia de Tucumán y exportadas al mundo. Este desarrollo es producto de un Plan Trienal de inversiones de 45 millones de dólares y se trata de un avance tecnológico que reduce el consumo de combustible y el impacto medioambiental del transporte de carga y pasajeros.

“Es un orgullo ver cómo la apuesta por el país y las inversiones realizadas por Scania generan nuevas fuentes de empleo y mayor tecnología para poder exportar a todo el mundo desde la provincia de Tucumán. Siempre con la mirada puesta en el largo plazo”, destacó Fernando Ríos, director de Ventas de Scania Argentina, respecto de la planta industrial que fabrica los componentes de esta nueva familia de cajas GW.

Por sus características, junto con su diseño inteligente en materia de lubricación interna, y su gestión de marchas adaptativa que selecciona siempre la marcha más adecuada, permiten obtener excelentes resultados en materia de ahorro de combustible de hasta un 2%.

La caja G33 ya se encuentra disponible para vehículos con motores de 500 Hp en adelante y la G25 tendrá su introducción cerca del cierre del año y estará destinada a unidades que estén por debajo de los 500 Hp.

Las dos versiones son ahora más compactas, y poseen una amplia gama de tomas de fuerza disponibles para adaptarse a cualquier tipo de aplicación que los clientes necesiten.

El modelo G33 ya fue adelantado en la edición 45° aniversario de Scania en 2021, y la G25 viene a complementar esta oferta, combinándose ahora con motores de menor potencia.