Hoy, 18 de octubre, se celebra en varios países el Día de la Protección a la Naturaleza con el objetivo de motivar la responsabilidad ambiental y proteger los espacios naturales que tienen valores singulares de paisaje, fauna, vegetación y geomorfología.

En este sentido, es necesario no perder de vista la importancia que representa para la vida conservar los recursos existentes, fomentando la responsabilidad de la protección a la naturaleza entre los sectores productivos, públicos y educativos.

Como sociedad y de manera individual podemos impulsar la adopción del uso de energías alternativas como la geotérmica, solar o eólica, el uso de productos no contaminantes, evitar la tala indiscriminada de árboles, la cacería y el consumo de productos provenientes de especies silvestres. Aprovechar los recursos de manera sustentable modificando los hábitos de consumo y restaurar en la medida de lo posible aquellos ecosistemas que han sido severamente afectados.

Asimismo, es muy importante que tratemos de formar la capacidad de observación crítica y juicio de valor teniendo en cuenta la protección sostenible de nuestro entorno. Nuestro granito puede hacer la diferencia.