L’Oreal Argentina junto al Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), hicieron entrega del 13° Premio Nacional L’Oréal-UNESCO “Por las Mujeres en la Ciencia”. El programa busca premiar la excelencia científica a través de la promoción y el estímulo a la participación de las mujeres en el ámbito científico, un área en la que, hasta hoy, ocupan sólo el 30% de los roles jerárquicos.

Participó de la ceremonia el secretario de Gobierno de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao, quien remarcó la necesidad de que las mujeres participen más en la ciencia no sólo como un derecho, “sino porque aportan una visión diferente, porque en general las investigaciones de las mujeres tienen un enfoque distinto: tienden a aplicar el conocimiento en mejorar la calidad de vida del otro”. En este sentido, sostuvo que “está claro que la ciencia va a cumplir con su misión de mejorar la calidad de vida de la sociedad cuando logre tener un equilibrio más adecuado entre la motivación por la curiosidad individual y el interés de aplicar este conocimiento para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos”.

Por su parte, Miguel Ángel Laborde, vicepresidente de Asuntos Tecnológicos a cargo de la presidencia del CONICET, felicitó a las ganadoras y afirmó que este año el premio “corresponde a la temática “Ciencias de la Vida”, que es una temática emblema del CONICET porque es la que marcó la vida de su fundador: el Dr. Houssay”. Por otro lado, afirmó que el concurso “se da en un contexto donde el movimiento feminista está marcando una época, y ha empezado a recorrer un camino irreversible. Evidentemente hay todavía mucho que mejorar para cambiar la relación desigual entre hombres y mujeres, y en esto estamos trabajando”.

“Estamos muy felices de celebrar la 13° Edición del Premio Nacional L’Oréal-UNESCO “Por las Mujeres en la Ciencia”, con el desafío de promover la equidad de género en el ámbito científico”, dijo a su turno Aníbal Scavino, presidente y director general de L´Oréal Argentina. “Este año además de organizar este prestigioso premio junto al CONICET, que nos permite darle visibilidad a reconocidas científicas e inspirar a las más jóvenes a seguir estas carreras, comenzamos a trabajar en conjunto en un acuerdo con CIPPEC que nos permitirá encontrar los puntos bloqueantes para el desarrollo de las mujeres en la ciencia y así entender cuáles son las acciones que se podrían implementar para su desarrollo”, concluyó.

En esta oportunidad, el Premio Nacional fue para la Dra. Vanesa Gottifredi, investigadora principal del CONICET en el Instituto de Investigaciones Bioquímicas de Buenos Aires (IIBA, CONICET- Fundación Instituto Leloir), por su proyecto “Identificación de nuevos fármacos utilizables en el diseño de tratamientos de precisión para el cáncer de mama y ovario: validación funcional y revelación del mecanismo de acción”. En otras palabras, Gottifredi estudia por qué una célula se vuelve cancerosa y cómo funciona la quimioterapia, con la esperanza de lograr que esta terapia sea más precisa, y eventualmente, pueda ser reemplazada por una mejor opción. Este reconocimiento le posibilitó ser acreedora de una ayuda económica de 650 mil pesos para que continúe con el desarrollo de su proyecto.

Durante la ceremonia la directora del Programa de Protección Social del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC), Gala Díaz Langou, también brindó unas palabras en referencia al proyecto que desarrollan junto a L´Oréal con el objetivo encontrar los puntos bloqueantes para el desarrollo de las mujeres en la ciencia para entender cuáles son las acciones que se podrían implementar para su desarrollo.