El concurso Juguemos Juntos que organiza Fundalc, Juguetes Universales con el apoyo de Inicia, entregó los premios a los mejores diseños de juguetes inclusivos con proyección a fabricarse en la Argentina. Hubo 72 propuestas de juegos y juguetes inclusivos desde diferentes puntos del país, de los cuales surgieron los 10 finalistas del concurso.

Los ganadores recibieron 90.000 en premios, además de becas de capacitación para emprendedores otorgadas por INICIA.  Por otro lado, se entregó una obra original de Milo Lockett, artista que se sumó al concurso para agasajar al Primer Premio.

El Primer Premio: Hernán Ohashi, de la Ciudad de Buenos Aires, con su proyecto llamado “Pistozoo”, un juego orientado a niños con discapacidad visual. Hernán presentó al concurso una pista para que los chicos con discapacidad visual se lancen sin miedo a explorar el espacio. “No quería producir un juego que los obligara a jugar sentados, en un ámbito que no los desafiara. Por eso su Pistozoo une con con conectores de goma eva estaciones con pulsadores de distintas texturas que además emiten sonidos característicos de animales y luces.

El segundo premio fue para Gonzalo Santos, de Victoria, Buenos Aires, con su proyecto “Aconcagua” un juego orientado a estimular la motricidad, y el tercer premio para Denisse Mancinelli y Belén Silberg de Boulogne, Buenos Aires, por el proyecto “Hexagiros”, un juego orientado a niños con discapacidad visual.

El concurso, que cuenta con el aval de la Agencia Nacional de Discapacidad y la Cámara Argentina del Juguete tiene como objetivo dar visibilidad y premiar el diseño de juguetes para niños con discapacidad y así generar mayores oportunidades de inclusión a través del juego.