Se presentó el proyecto de ley “Prohibición de arrojar colillas de cigarrillos o cigarros en la vía pública” en la Legislatura Porteña, una iniciativa de Eco House Asociación Civil, quienes desde hace años desarrollan la campaña #OjoConLaColilla, apoyada por influencers, famosos, políticos y la sociedad civil.

Anualmente, se estima que se descartan cuatro mil quinientos billones (4 500 000 000) de colillas globalmente, convirtiéndolas en el residuo de vía pública más arrojado del mundo.

Existen decenas de partículas nocivas en los cigarrillos, como acetato de celulosa, alquitrán, aluminio, bario, cadmio, cromo, cobre, hierro, manganeso, níquel, plomo, estroncio, titanio, zinc, nicotina, entre otras, dentro de las cuales, al menos 100 son consideradas de alta toxicidad.

“La cuestión es bastante simple: estamos arrojando residuos peligrosos en la vía pública. Me parece que es momento de cortar por lo sano con esta locura. En nuestro último relevamiento, levantamos más de diez mil (10 000) colillas en el Microcentro de C.A.B.A, en tan solo 4 manzanas. Una colilla puede contaminar entre cincuenta (50) y mil (1000) litros de agua, y el plástico que contienen suele terminar en el océano. Estamos perjudicandonos a nosotros mismos y, además, afectando a las demás especies, que no tienen porqué sufrir las consecuencias. ¿Necesitamos más información para hacer algo al respecto?”, declaró Máximo Mazzocco, fundador de Eco House y miembro fundador de la Alianza Por El Clima Argentina.

Considerando que decenas de organizaciones de la sociedad civil reclaman una legislación al respecto, el proyecto cuenta con el apoyo de los diversos bloques partidarios, por lo que se esperan novedades próximamente.