La Fundación Sociedad Rural Argentina (SRA), realizó su clásico almuerzo anual solidario bajo el lema “1000 corazones latiendo juntos”, en el marco de la Edición Aniversario de la Exposición Rural de Palermo.

En su 6ª Edición, el Almuerzo, organizado por la Fundación Sociedad Rural Argentina y Solidagro, tiene el objetivo de recaudar fondos para potenciar sus acciones de mejora en educación, salud y trabajo en comunidad rurales.

La Fundación de la Sociedad Rural Argentina trabaja para impulsar una mejor calidad educativa a través de la formación de bachilleres con orientación agropecuaria en su Colegio Agropecuario de Realicó, La Pampa.

“Gracias a estos almuerzos pudimos ayudar a cumplir los sueños de cientos de chicos que terminan sus estudios secundarios con una formación técnica que les permite acceder a ofertas de trabajo de calidad”, declaró Luis Miguel Etchevehere, presidente de SRA, destacando el rol fundamental del Colegio, donde los alumnos egresan con una formación agroprecuaria.

Por su parte, el presidente de Solidagro, Rodolfo Frers, recordó los pilares de la organización: educación, salud, trabajo y comunidad. “Somos el puente facilitador entre los donantes y las personas de las poblaciones rurales que más lo necesitan”, señaló.

Con la presencia de productores agropecuarios, dirigentes y empresarios de la cadena agroindustrial, el encuentro demostró una vez más que la solidaridad es una virtud que continúa cultivándose en nuestro país.

José Enrique Bencich, presidente de la Fundación SRA, agradeció a los presentes por su invalorable colaboración y declaró que “continuarán otorgando becas y construyendo la infraestructura necesaria para poder brindarles a los chicos, las herramientas necesarias, no sólo excelencia en la parte académica y práctica, sino también en la formación de futuros dirigentes”.

El evento contó con la conducción de Teresa Calandra que junto a Gervasio Sáenz Valiente remataron un tractor de juguete de John Deere, cajas de vinos, percheros de herraduras, banquetas, y la escultura de un caballo. Además hubo espacio para varios sorteos.

La recaudación se utilizará para solventar las acciones de las dos organizaciones. Por una parte, el funcionamiento del Colegio de Realicó (La Pampa) a cargo de la Fundación Sociedad Rural Argentina y por otro lado, el accionar de Solidagro que comprende múltiples actividades de articulación público-privada en diversos municipios.