The Coca-Cola Company reconoce que el agua es esencial para cada persona y cada ecosistema en el mundo. El agua también es esencial para los productos que fabrica la empresa y los ingredientes agrícolas que utiliza.

“Uno de los mayores desafíos de la sociedad actual es generar una cultura de cambio y acción colectiva ya que la situación del agua no tiene una única solución, sino que requiere de múltiples actores”, comentó Andrea Mota, Directora de Sustentabilidad y Alianzas de Coca-Cola Latinoamérica“Reconocemos que esto requiere la colaboración entre las comunidades, los gobiernos y el sector privado. Estamos constantemente replanteando los procesos de la industria para reducir, reutilizar, reciclar y reabastecer localmente el agua de los lugares donde operamos. Trabajamos constantemente para proteger la salud y la viabilidad a largo plazo de las cuencas hidrográficas, pozos y acuíferos”, agregó.

Junto a socios comerciales y aliados, la compañía desarrolló una Estrategia de Seguridad Hídrica para 2030, con la visión de aumentar la seguridad hídrica donde la compañía opera, obtiene ingredientes y toca la vida de las personas.

La estrategia se basa en tres pilares principales: Uso regenerativo del agua, con el objetivo de reducir el uso de agua e implementar proyectos de conservación y reposición de cuencas hidrográficas en sus operaciones; Comunidades resilientes, a través del lanzamiento de un modelo regional de acceso y conservación del agua que promete mejorar el acceso al agua limpia para aproximadamente 2 millones de personas en América Latina para 2030; y Cuencas hidrográficas saludables, con el objetivo de implementar planes de administración de cuencas hidrográficas en todas las cuencas hidrográficas prioritarias.

Sumado a las anteriores iniciativas, en Argentina desde diciembre 2021 la compañía trabaja en el lanzamiento de un programa de mejoras técnicas para promover el acceso a la red pública de agua en el barrio Las Tunas, Tigre, acompañado de actividades para promover hábitos de higiene comunitaria, el cuidado del agua y el ambiente. 

Por otro lado, colabora en la formación del Fondo de Agua en Mendoza, en donde se trata de una iniciativa multisectorial liderada por The Nature Conservancy, con el objetivo de contribuir a la seguridad hídrica y​ el manejo sustentable de cuencas, generando un impacto positivo en la preservación de la biodiversidad y en el funcionamiento​ de los procesos productivos locales.

A su vez, trabaja para que también se cree un fondo de agua en Chubut, debido a que esta provincia actualmente recibe el apoyo de la Fundación Coca-Cola en un proyecto para promover la seguridad hídrica. Este último específicamente es en el valle de riego de la cuenca del Chubut, a través del mejoramiento de la actual infraestructura de riego y la organización de estrategias para el uso del agua en su lugar.