La transición energética requiere de alianzas, asociaciones y colaboración entre diversos players de la cadena de valor para poder acelerar el proceso de descarbonización de las economías, y con ello en vista, Siemens Energy estableció recientemente tres nuevas alianzas estratégicas.

Por un lado, Siemens Energy y BASF anunciaron que planean acelerar la implementación comercial de nuevas tecnologías para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Combinando la experiencia tecnológica de BASF con el portafolio innovador de Siemens Energy, BASF pretende ampliar su liderazgo en la reducción de las emisiones de CO2 en la producción química.

Por otro lado, Siemens Energy también ha generado una alianza junto a la empresa Air Liquide, para combinar la experiencia y capacidad innovadora de ambas compañías y acelerar la co-creación de soluciones a escala industrial para la producción de hidrogeno verde, además de actividades de I+D para co-desarrollar tecnologías de electrolizadores de próxima generación.

Por último, Siemens Energy y Siemens Gamesa Renewable Energy han anunciado recientemente una solución innovadora que integra un electrolizador en un aerogenerador eólico marino -a través de un sistema único y sincronizado- para producir directamente hidrógeno verde. Es un proyecto pionero que reducirá el costo del hidrógeno verde al funcionar sin conexión a la red, permitiendo más y mejores emplazamientos eólicos.

Acelerar el proceso de transición energética es clave para alcanzar a tiempo los objetivos mundiales en materia de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, y por ello Siemens Energy continúa consolidando su compromiso con la descarbonización y el desarrollo sostenible a través de la innovación y la cooperación.