Tetra Pak confirma su prioridad estratégica para impulsar una transformación sostenible, al establecer una meta de cero emisiones netas en toda la cadena de valor para 2050, respaldando esto con un objetivo intermedio para el año 2030 de cero emisiones netas de carbono en sus propias operaciones. La compañía también establecerá objetivos de reducción de emisiones de 1.5°C de acuerdo con la iniciativa de Objetivos Basados en la Ciencia (Science Based Targets SBT) en los ámbitos 1, 2 y 3.

Tetra Pak se fundó con la idea de que un envase debería ahorrar más de lo que cuesta, con la sostenibilidad siempre en el centro de cómo opera la empresa como negocio. Desde 1999, anualmente, la compañía ha recopilado datos sobre el uso de energía y las emisiones de gases de efecto invernadero de toda la organización, con sus balances de GEI auditadas por un tercero independiente desde 2013.

Lars Holmquist, Vicepresidente Ejecutivo de Soluciones de Envases y Operaciones Comerciales en Tetra Pak, dijo: “Hemos cumplido constantemente con nuestros objetivos climáticos, desde el primer objetivo establecido en 2002, luego en 2005 y ahora estamos en camino de cumplir nuestro objetivo de 2020. En 2017, fuimos la primera compañía en la industria de alimentos y bebidas en tener sus objetivos de reducción del impacto climático aprobados por la iniciativa SBT. Recientemente, nos unimos a la Alianza Europea para la Recuperación Verde, el primer llamado paneuropeo a la movilización en soluciones de inversión verde después de la crisis. Hoy, una vez más, estamos liderando el camino al establecer ambiciosos objetivos de cero emisiones netas que impulsarán la transformación en nuestro sector y en toda la cadena de valor. El mayor desafío medioambiental del planeta no nos exige nada menos de nosotros”.

De esta manera, Tetra Pak se centrará en cuatro áreas clave para alcanzar cero emisiones netas de GEI en sus propias operaciones para 2030 y alcanzar su meta de 2050 a lo largo de toda la cadena de valor:

  • Disminuir las emisiones relacionadas con la energía a través de la conservación de energía, realizar mejoras en la eficiencia energética, instalación de energía solar fotovoltaica y compra de energía renovable. Desde 2011, Tetra Pak ha invertido más de 16 millones de euros en eficiencia energética evitando así que el uso de energía aumente en un 23%. Hasta la fecha, la compañía ha instalado alrededor de 2.7 MW de energía solar fotovoltaica (o alrededor de 8000 paneles), generando electricidad baja en carbono y ahorrando costos operativos. Miembro de la iniciativa RE100, Tetra Pak ha pasado del 20% de uso de electricidad renovable en 2014 al 69% en 2019, y está en camino de alcanzar su objetivo de 2020 del 80%. Este camino incluyó la instalación de paneles solares en todas sus operaciones y la compra de certificados renovables, siendo una de las primeras compañías en hacerlo en países como Tailandia y Sudáfrica.
  • Asociarse con proveedores y otros públicos interesados a lo largo de la cadena de valor para reducir significativamente la huella de carbono. Tetra Pak está trabajando con proveedores para reducir las emisiones de carbono aguas arriba, lo que incluye establecer objetivos ambiciosos de energía renovable y aumentar el uso de materiales renovables y reciclados, críticos para avanzar hacia una economía circular baja en carbono.
  • Acelerar el desarrollo de su portafolio de equipos y envases para impulsar una economía circular baja en carbono y trabajar para ayudar a los clientes a alcanzar sus objetivos de reducción de emisiones. Un cambio radical en los niveles de inversión en innovación sostenible está ayudando a la compañía a realizar su ambición de un envase totalmente reciclable hecho únicamente de materiales renovables o reciclados, así como ofrecer líneas de procesamiento y envasado de alimentos con una mínima huella de carbono.
  • Desarrollar cadenas de valor de reciclaje sostenibles, a través de la colaboración con clientes, empresas de gestión de residuos, recicladores, municipios, asociaciones industriales y proveedores de equipos. La visión de Tetra Pak es que todos los envases de bebidas se pueden recolectar para reciclar y cero envases de bebidas deberían volver a la basura o llegar al vertedero.

Lars Holmquist concluyó: “Hace diez años establecimos una meta climática para limitar nuestro impacto al 2020 en toda la cadena a los niveles del año 2010, al mismo tiempo que crecía el negocio. Esto nos ayudó a ahorrar 12 millones de toneladas de emisiones de GEI hasta la fecha. Creemos que nuestra capacidad para establecer y demostrar el progreso de acuerdo con las expectativas científicas y sociales, nuestro impulso hacia la innovación y el enfoque de colaboración en toda la cadena de valor, nos colocan en el camino correcto para lograr nuestra nueva ambición”.