The Canteen, un restaurante vegetariano de Bristol, en Reino Unido, decidió incluir la huella de carbono de cada uno de sus platos. De esta manera, apuesta al cuidado del medio ambiente y el consumo responsable por parte de sus clientes.

Desde finales de julio, el local comenzó con esta iniciativa que tiene por objetivo que cada cliente sepa lo que está comiendo, entender lo que implica su producción y mejorar sus decisiones.

“Comer una hamburguesa producida en Reino Unido puede generar hasta 3,050 kg de equivalente carbono”, dice The Canteen en su menú, precisando que es “10 veces la cantidad de su alternativa vegana”.