Las cooperativas Creando Conciencia, Eco Tec y Cooperar 7 de mayo, con sede en diversas zonas del país, articularon su trabajo para comenzar a desarrollar dispositivos proveedores de energía solar que permiten el acceso a la iluminación, carga telefónica e Internet, denominados “árboles solares”.

La iniciativa, respaldada por la Confederación Argentina de Trabajadores Cooperativos Asociados (CONARCOOP), consta de la instalación de diez árboles solares en alrededor de cincuenta localidades pertenecientes a la Red de Municipios Cooperativos.

El presidente de CONARCOOP, Ramiro Martínez, explicó las ventajas del proyecto: “El objetivo es que la utilización de las energías renovables se pueda dar en todas las comunidades en las que residimos, no importa el tamaño ni la ubicación, y que permita la accesibilidad a todas sus habitantes. La ventaja es la utilización de otras energías en lugares donde la presencia de la energía solar es una alternativa importante y en algunos casos hasta única”.

Noelia Segovia, presidenta de Creando Conciencia, afirmó que el proyecto “provocará de manera directa e inmediata un efecto positivo en el medio ambiente y es una apuesta por proyectos sociales, sociales y sustentables que van utilizan mecanismos amigables con el medio ambiente y que al mismo tiempo genera puestos de trabajo”.

El proyecto se encuentra en la recta final de diseño, pero se estima que para los próximos meses se instalen los primeros 10 árboles en las localidades de Empalme Villa Constitución (Santa Fe) y en Gualeguaychú (Entre Ríos), que integran el programa “Municipios cooperativos”.

Para llevar a cabo el proyecto, Creando Conciencia, de Tigre, se va a dedicar a la confección de los bancos de contención de los árboles con madera plástica, Eco Tec, de Berazategui, se enfocará en los paneles solares y acumuladores, mientras que Cooperar 7 de Mayo, de Villa Constitución, hará lo propio con los artefactos metalúrgicos.

“Serán nuevas prestaciones que no solo van a crear trabajo cooperativo, sino que están destinados a brindar un servicio comunitario. En el caso del medioambiente, el beneficio no sólo consistirá en la provisión de iluminación mediante paneles solares, energía limpia y sin contaminación, sino que será una herramienta de capacitación y toma de conciencia para la sociedad”, concluyeron desde Conarcoop.