La conciencia medioambiental crece cada día e impulsa el interés por cuidarnos con ingredientes orgánicos y por utilizar una cosmética que sea más sostenible.

Si bien la cosmética natural y la orgánica tienen similitudes, no son lo mismo. Según una de las organizaciones de certificación orgánica más reconocida del mundo, Ecocert, para que un producto tenga el sello de cosmética natural debe contener “al menos un 95% de ingredientes naturales y un 5% de ingredientes orgánicos”. Mientras que, para ser orgánico, debe tener “al menos el 95% de materias primas certificadas orgánicas en relación con la cantidad total de materias primas naturales utilizadas en la formulación”.

En este sentido, la categoría de productos de belleza orgánicos está en creciente expansión dentro del mercado argentino de cosmética y belleza, y a la oferta local se suma Truss Professional, comercializada en nuestro país por Pure Beauty. La marca, de origen brasileño, es una de las empresas que se encuentra actualmente inmersa en el concepto de belleza consciente fabricando productos para el cuidado capilar con ingredientes activos de última generación, elementos orgánicos y veganos; y envases reutilizables. Al respecto, Pablo Sbruzzi, gerente comercial de Pure Beauty, explicó: “Los productos de Truss tienen sello eco friendly y cruelty free con el objetivo de lograr una cadena consciente que apunte a preservar el medio ambiente y nuestra relación con él”.

La marca también atiende una demanda que no sólo se da a nivel de consumidor final y su necesidad de incorporar en su rutina de cuidado personal propuestas naturales y orgánicas, sino también en peluquerías y profesionales estilistas.

Esta tendencia además se apalanca en el hecho de que cuando usamos productos orgánicos para cuidar el cabello, no solo contribuimos a mejorar el medio ambiente sino que también aportamos al bienestar de un pelo más fuerte y saludable.