En un mundo que nos desafía cada vez más ante problemáticas urgentes como la crisis climática, la pobreza y la contaminación por residuos, se torna imperativo que la sustentabilidad – esto es, la convivencia armónica entre los factores económico, ambiental y social- sea aplicada al desempeño de todas las industrias, cualquiera sea su actividad.

De esa premisa y de la intención de ser agentes de cambio partieron, precisamente, los creadores del primer proyecto sin fines de lucro que impulsa una coctelería 100% responsable con su impacto social y ambiental y que trabaja en tres compromisos clave:

  • Reducir el impacto ambiental.
  • Promover el consumo responsable.
  • Construir una cultura de trabajo sostenible.

Se trata de Coctelería Consciente, un proyecto creado en conjunto entre la Asociación Civil Más Oxígeno y la empresa de coctelería LO HACEMOS BIEN, que con el objetivo de “insertar la sostenibilidad en el ADN de las personas y las organizaciones” genera impacto positivo a partir de capacitaciones, intervención de barras con criterios sustentables, servicio de coctelería para eventos y consultoría a medida para marcas, bares, restaurantes, festivales y hoteles.

“Acostumbrados a eventos sociales y corporativos de menos de mil invitados, pasar a más de 100.000 en cada festival modificó ampliamente la cantidad de recursos utilizados y el impacto ambiental de cada operación. Comprendimos la importancia de concientizarnos, medir y reducir el impacto ambiental que estábamos generando”, comenta Lucas Groglio, Líder del Proyecto.

La iniciativa fue premiada con un Sustainable Spirit Award deTales of the Cocktail (EEUU), el festival de coctelería más importante del mundo y fue recientemente reconocida en la Argentina como Emprendimiento Sustentable con el sello PROESUS, un aval institucional de la Secretaría de Gobierno de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación.

Coctelería Consciente propone abordar la sustentabilidad de manera integral: además de las 4 R (repensar, reducir, reutilizar y reciclar) que promueven utilizando en sus eventos vasos reutilizables y barras recicladas, piensan en cada ingrediente que utilizan en su carta según la estación, para así aprovechar las frutas, hierbas y vegetales en su mejor momento y/o reutilizando un mismo insumo varias veces. En la batalla contra el plástico, además, reemplazan el uso de sorbetes descartables por otros alternativos como los de acero inoxidable, de bambú, biodegradables o comestibles.

Otra de sus premisas es la correcta separación de los residuos, las prácticas de compostaje y reciclaje, así como la utilización de insumos locales y el cuidado a los equipos de trabajo. Pero eso no es todo: además promueven el consumo responsable de bebidas alcohólicas, hidratando a los consumidores con opciones de cocteles LOW ABV (con bajo contenido alcohólico), spirit free (sin bebida espirituosa), sin alcohol y cócteles ATP con opciones para personas celíacas, diabéticas y veganas.