Informe difundido por Vida Silvestre alerta que por el cambio climático desde 1970 a hoy se redujeron a la mitad 10.000 poblaciones de vertebrados y que están amenazados el 35% de las aves, el 52% de los anfibios y el 71% de los corales.

El nuevo informe “Impacto del Cambio Climático en las especies” del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) y difundido en nuestro país por la Fundación Vida Silvestre Argentina advierte que la tierra experimenta un descenso significativo y muy rápido de su biodiversidad. Solo en 40 años (1970- 2010) se detectó que más de 10 000 poblaciones de vertebrados entre mamíferos, aves, peces, reptiles y anfibios sufrieron una disminución de 52% (más de la mitad) en sus poblaciones.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN ) estima que el 35% de las especies de aves , el 52% de los anfibios y el 71% de los corales serán particularmente vulnerables a los efectos del cambio climático. Lo reafirma, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) en su Quinto Informe de Evaluación: el cambio climático resultante de las actividades humanas agrava la presión sobre los ecosistemas y la vida silvestre , lo que pareciera conducir a una sexta extinción de las especies.

En términos concretos, debido a que esta catástrofe está ganando terreno rápidamente, muchas plantas y animales no tienen el tiempo para adaptarse. Dicho panorama está agravando la situación tanto de las especies que están en peligro de extinción (muchas de ellas habitan en regiones impactadas en gran medida por perturbaciones climáticas) como de aquellas que son más sensibles debido a su biología, es decir, sus características ecológicas, fisiológicas, genéticas, y de comportamiento.

“El cambio climático es el problema ambiental más importante al que se enfrenta la humanidad y es la principal amenaza para las sociedades, sus economías y el mundo natural del que dependen. De cara a la COP21, es fundamental que los países aúnen esfuerzos para reducir sus emisiones. Desde Vida Silvestre trabajamos para conservar la naturaleza y mejorar la relación del ser humano con su entorno a través de iniciativas concretas como ser la promoción de la eficiencia energética, el cumplimiento efectivo de la Ley de Bosques, la ganadería sustentable, la restauración de bosques y la educación ambiental” destaca Manuel Jaramillo, Director de Conservación y Desarrollo Sustentable, de Fundación Vida Silvestre Argentina.