Durante el primer Unipar Day celebrado en Buenos Aires, la empresa brasileña lanzó su estrategia de sustentabilidad y anunció inversiones por 300 millones de dólares hasta 2030 en proyectos que incluyen el uso de energía limpia, uso responsable del agua, desarrollo humano, saneamiento y reducción de emisiones de carbono, entre otros.

“Con visión al futuro, definimos nuestra estrategia de negocio con el objetivo de duplicar el tamaño y expandirnos a otras regiones del mundo en los próximos 10 años, y la sustentabilidad forma parte de ese crecimiento”, dijo Mauricio Russomanno, CEO de Unipar, durante el evento, que contó con la presencia de otras empresas de la industria química, funcionarios, proveedores y clientes.

“Queremos seguir ampliando nuestras iniciativas para actuar como agente de transformación para un mundo más sustentable, comenzando por el ecosistema con el que interactuamos. En ese contexto, los compromisos que asumimos tienen un impacto directo en nuestros empleados, clientes, inversionistas, proveedores y la sociedad, especialmente en el entorno de nuestras fábricas”, destacó el directivo.

Unipar prevé utilizar 65% de energía eléctrica de fuentes renovables con sus dos parques eólicos y uno solar en Brasil, reducir 30% las emisiones de CO2, acelerar el acceso a agua limpia y saneamiento, impactar a más de 2 millones de personas con programas y proyectos de desarrollo humano, tener el 80% del HCl hecho de hidrógeno verde, y que el 100% de los proveedores cumplan con los criterios de sostenibilidad.

En Santo André, Brasil, Unipar encaró un novedoso proyecto para tener la primera fábrica química verde del mundo. Según contó el CEO, para producir ácido clorhídrico y soda la planta fue modificada para utilizar mucha menos electricidad, pero además usan la energía del hidrógeno verde, que proviene de los parques eólicos y solar.

La planta de Unipar ubicada en el Polo Petroquímico de Bahía Blanca también produce su propia energía eléctrica en la Central Térmica Solalban, inaugurada en 2009. Se trata de una central de generación de energía eléctrica que utiliza gas natural como combustible y tiene 3 turbinas de tipo aeroderivadas. Produce 120 MW de los cuales alrededor de 70 MW son para autoconsumo de la unidad de electrólisis de la planta de cloro, mientras que el remanente es distribuido, brindando un aporte a la red nacional.