Unplastify y Potenciar elaboraron un informe sobre Actores desplastificantes en América Latina y el Caribe. El mapeo comprende a 161 actores de doce países del continente, lo que lo convierte en el mayor del sector privado: 120 del sector privado, 24 individuos y 17 del sector social en Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay.

Argentina lidera el ranking de organizaciones, iniciativas y/o soluciones que en América Latina y el Caribe buscan desplastificar. En el país se encontraron 22 actores desplastificadores. Le siguen Brasil y México con 18 y 14 actores cada uno. En Colombia y Perú se hallaron 13 actores. Costa Rica, Panamá, Chile y Ecuador cuentan con 12 actores cada uno. Uruguay presenta 11 actores. Finalmente se mapearon 9 actores en Bolivia y 8 en Paraguay.

Nueve de los doce países analizados cuentan con marcos regulatorios que promueven la desplastificación. Esto refleja un escenario favorable para el cambio hacia una cultura de consumo más sostenible. La concientización ambiental y el rechazo a los plásticos descartables empieza a ser cada vez más fuerte. Frente a este cambio en las preferencias de los consumidores las alternativas reutilizables se multiplican.

De acuerdo al informe, en Argentina existen 80 ordenanzas municipales y 10 leyes provinciales que regulan la producción, comercialización y distribución de plásticos de un solo uso a nivel local. A nivel nacional, se sancionó en 2020 una ley que prohíbe la producción, importación y comercialización de productos cosméticos y productos de higiene oral de uso odontológico que contengan microperlas de plástico añadidas intencionalmente.

“La desplastificación es posible con cambios sistémicos en la oferta de productos y servicios. Contamos con un grupo de actores que revelan un ecosistema incipiente que parece crecer en el tiempo, tanto en esta región como en el mundo”, dice Agustina Besada, cofundadora Unplastify.