La iniciativa se llevará a cabo en varios países alrededor del mundo del hemisferio sur y tiene el objetivo de conocer mejor la naturaleza que nos rodea. Es por eso que la Fundación Vida Silvestre invita a personas de todo el país a participar del evento que tomará lugar entre el 25 y el 28 de septiembre mediante la plataforma de Ciencia Ciudadana ArgentiNat.org, el nodo argentino de iNaturalist.

La “Gran BioBúsqueda del Sur 2020” consistirá en registrar observaciones de naturaleza como animales, plantas y hongos, a través la plataforma iNaturalist, cuyo nodo argentino es ArgentiNat.org y es impulsado localmente por Vida Silvestre. Es la primera vez que el evento, surgido en Australia, se realiza exclusivamente para el hemisferio sur.

Las observaciones deberán hacerse tomando las precauciones necesarias y extremando los cuidados propios de la pandemia. En las ciudades donde no se pueda salir se propone participar desde el hogar, tal como ocurrió en la Competencia Natural de la Ciudad realizada a fines de abril, donde casi 500 personas desde sus hogares en todo el país obtuvieron 8.672 observaciones de casi 2.000 especies en sólo cuatro días.  En aquel entonces el evento se realizó a nivel global y se sumaron en total 813.129 observaciones con más de 32.000 especies en todo el planeta.

Esta vez, se apunta a hacer lo mismo en el hemisferio sur, en coincidencia con la llegada de la primavera donde las especies migratorias ya están presentes y hay más actividad.  Ya están inscriptas varias ciudades del país, pero todavía se pueden sumar muchas más.

Cómo participar

Primero, revisá el proyecto para saber si tu ciudad ya está participando. En caso de que no sea así, llená el formulario.

  1. Es necesario contar con una cuenta en ArgentiNat.org o iNaturalist. Se accede con las mismas credenciales. Si no tenés una, podés registrarla de forma muy sencilla.
  2. Bajá la aplicación de iNaturalist, disponible en Android y iOS.
  3. Entre el 25 y el 28 de septiembre, participá y registrá aves, insectos, plantas, hongos y otros organismos presentes en la ciudad o municipio de tu hogar. Pueden ser registradas desde el balcón, jardín, o terraza; fotografiá estos organismos y subí las fotos a ArgentiNat.org.
  4. Si conocés el nombre de la especie, podés ingresarlo, o el resto de la comunidad lo hará por vos.
  5. De esta forma, al finalizar la “Gran BioBúsqueda del Sur” habremos sumado voluntades entre personas en todo el país y alrededor del mundo para poder conocer mejor nuestra biodiversidad.

ArgentiNat permite cargar observaciones realizadas en cualquier parte de Argentina y el mundo. Al cargar una foto en la plataforma, lee la imagen y sugiere una identificación al usuario. De esta forma, una persona puede conocer cuál es el ave que se posa en su balcón o la flor que vio en sus vacaciones en el bosque. Esta identificación inicial sugerida por la plataforma es validada o refinada por la comunidad de usuarios de la red social. Cuando la comunidad está de acuerdo con la identificación de una especie, la observación pasa a tener un grado de observación, lo que significa que es de relevancia para los investigadores o para cualquier persona que desee explorar las observaciones sobre una especie, taxón o lugar determinado. A través de un sistema de filtros se puede consultar, por ejemplo, cuáles fueron las especies más observadas en una provincia, o cuáles fueron las aves más observadas en un área determinada, o en qué momento del año se pueden observar más hongos.

De esta forma los usuarios pueden identificar las especies con las que se encontraron y llevar un registro de las especies que vieron y que conocen, y ayudar a los demás a identificarlas. Adicionalmente, estas observaciones se pueden listar dentro de proyectos que permiten ser cargados de forma manual o automática. Algunos ejemplos que ya se vienen realizando son proyectos que recopilan registros de animales atropellados en la provincia de Santa Fe, o anfibios observados en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Todos los datos son abiertos aunque los usuarios pueden proteger las locaciones o derechos de sus imágenes, y se envían a GBIF, la Infraestructura Mundial de Información en Biodiversidad, que recopila también datos de otras herramientas de Ciencia Ciudadana y colecciones de museo. De esta manera, las observaciones cargadas en la plataforma colaboran con la ciencia brindando datos valiosos para la investigación.