Danone anunció el lanzamiento del primer envase de Villavicencio realizado 100% de plástico reciclado (RPET), un desarrollo sustentable que se complementa con el recupero de plástico que la compañía realiza junto a la Fundación AVINA.

“Villavicencio es una marca que tiene como propósito preservar y conservar el medio ambiente. Por eso, trabajamos desde hace más de 10 años promoviendo iniciativas ambientales y sociales que garanticen este propósito y la circularidad de nuestros empaques es una de ellas”, afirmó Diego Páramos, Director de Marketing de Aguas Danone Argentina. 

El objetivo es hacer que sus envases sean 100% circulares, eliminando aquellos que no son necesarios e innovando para que los que se necesitan puedan ser reutilizados, reciclados o compostados de forma segura. De este modo, además, el material que se produce permanece en la economía y no se convierte en residuos.

“Aguas Danone está certificada como Empresa B desde 2017 alcanzando los más altos estándares de desempeño social y ambiental, transparencia y responsabilidad. Esta innovación que trabajamos junto al equipo de Investigación y Desarrollo es parte de nuestro compromiso con la excelencia en calidad y con el cuidado del planeta; al mismo tiempo que acercamos a nuestros consumidores agua natural de manantial para su hidratación diaria”, asegura Victoria Fernández Acuña, Gerenta de Marketing deAguas Danone Argentina.

Con más de 100 años de presencia en el país, Villavicencio tiene un nivel de pureza 11 veces mayor que los estándares indicados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). En su recorrido, incorpora 23 minerales de la montaña, con un nivel de pureza único. Para garantizar la calidad desde la fuente hasta la botella, se realizan por año más de 6500 controles de proceso, más de 8500 controles de calidad en producto terminado y más de 30 controles en laboratorios externos.

Desde 2011, la compañía lleva adelante un programa de reciclaje inclusivo en conjunto con la Fundación AVINA Argentina para incrementar las tasas de reciclado en el país, reconocer el trabajo de los recuperadores urbanos, fortalecer el ecosistema de reciclaje, profesionalizarlo y reconocer el rol de las cooperativas (actores clave en el circuito de reciclaje). Con el fin último de aumentar la cantidad de plástico reciclado (RPET) en la fabricación de los envases.

A mediados de 2020, con el aporte de fondos de la compañía en Argentina, el fondo de inversión Danone Ecosystem y la incorporación de la Fundación Inter-americana como aliado (del 2017 al 2020 se articuló también con CEMPRE y Latitud R), se anunció la tercera etapa del programa con el objetivo de incrementar el impacto y alcance del mismo: llegar a 4500 recuperadores urbanos, 40 cooperativas de reciclaje y recolectar 300 toneladas de PET por mes, lo que permitirá que para el 2023 Aguas Danone logre recuperar el 100% del equivalente de plástico (PET) de sus botellas de Villavicencio.