American Express se compromete con Cero Emisiones de Carbono Netas a nivel global

129

American Express anunció su compromiso a tener cero emisiones netas de carbono para 2035, quince años antes de la meta 2050 del Acuerdo de París. Para lograrlo, la compañía seguirá la metodología de la iniciativa de Metas Científicamente Sustentadas (SBTi, por sus siglas en inglés) para establecer objetivos para los próximos dos años en su operación y cadena de suministros a nivel global. American Express también se integrará al compromiso “Ambición de Negocios para 1.5°C” y a Race to Zero (Carrera hacia Cero), y proveerá al menos $10 millones de dólares en nuevos fondos filantrópicos hacia organizaciones que promueven iniciativas relacionadas con el cambio climático desde ahora y hasta el 2025.

“El cambio climático es uno de los asuntos más críticos que enfrentamos en la actualidad, y estamos viendo impactos devastadores en todo el mundo que nos recuerdan que tenemos la responsabilidad de tomar acciones decisivas”, comentó Stephen J. Squeri, Presidente y Director General. “Con miras a que nuestro impacto sea mayor, buscaremos innovar y provocar soluciones sostenibles, así como trabajar con nuestros socios de negocios, proveedores y comunidad para alcanzar emisiones netas cero para el 2035”.

Desde 2018 American Express ha sido una empresa de emisiones neutras de carbono en sus operaciones y utiliza energía renovable 100%.1 Para alcanzar cero emisiones netas, la compañía planea trabajar con sus proveedores para reducir su impacto en la cadena de valor al invitarlos a medir, reducir y con el tiempo neutralizar sus propias emisiones de gases con efecto invernadero en su operación. Como un primer paso, la compañía planea asociarse con proveedores líderes que son responsables por el 50% del gasto anual que la empresa hace con terceros para que establezcan sus propios objetivos científicamente sustentados en cuanto a reducción de emisiones.

La meta de cero emisiones netas para 2035 se basa en el ambicioso objetivo de SBTi de limitar el calentamiento global a 1.5°C, un hito crítico para evitar las amenazas más catastróficas del cambio global como se propuso durante el Acuerdo de París en 2015. Con este anuncio, American Express se enorgullece también de unirse a Race to Zero (Carrera hacia Cero), una campaña global establecida por la Convención de Cambio Climático en el marco de la Naciones Unidas (UNFCCC, por sus siglas en inglés) para alentar el liderazgo para una recuperación sana, resiliente y neutra en emisiones de carbono.

Como parte de su objetivo de la administración de riesgos financieros relacionados con factores climatológicos, American Express también está haciendo acuerdos para apoyar al Grupo de Trabajo de divulgación financiera relacionada con aspectos climatológicos (TCFD, por sus siglas en inglés), creado por el Consejo de Estabilidad Financiera y dirigido por Michael Bloomberg. Esto muestra la confianza de la empresa, junto con más de 2500 organizaciones, en que el marco del TCFD incrementa la transparencia de los riesgos relacionados con aspectos climatológicos en los mercados financieros.

Inversión en un futuro sustentable

Además de su compromiso de emisiones neutras y en un esfuerzo por construir comunidades más resilientes e igualitarias, American Express y la Fundación American Express planean proveer al menos $10 millones de dólares de aquí a fines de 2025 a iniciativas, asociaciones y programas que prevengan y respondan a los efectos adversos del cambio climático. La compañía también está planteando objetivos para mejorar la administración de riesgos relacionados con aspectos climatológicos así como las oportunidades dentro del mismo negocio, innovaciones piloto de productos bajos en carbono, incluyendo soluciones para medir y eliminar emisiones para el 2022, e identificación de oportunidades para comprometer a sus colegas a nivel internacional en iniciativas sustentables y en actividades de voluntariado.

Estas metas son parte del compromiso de American Express para promover soluciones climatológicas, que es uno de los pilares principales de su estrategia ESG, así como para dar continuidad a sus esfuerzos previos de apoyo a la transición de una economía baja en emisiones de carbono. En 2019, American Express estableció metas ambientales para 2025 cubriendo el uso de la energía y el agua, la generación de desperdicios, certificaciones de edificios ecológicos, la eliminación gradual de plásticos de un solo uso, y el abastecimiento responsable del papel.

La empresa también lanzó la primera tarjeta American Express fabricada principalmente de plástico recuperado recolectado en playas, islas y comunidades costeras en 2019 junto con un programa de Tarjetas retornables para Socios de Estados Unidos. A la fecha, se han reciclado más de 920,000 tarjetas vencidas.American Express puso a disposición de algunos clientes comerciales sus registros de Huella de Carbono con la finalidad de que puedan medir los datos de emisiones asociados con sus viajes aéreos, y a través del esfuerzo de colegas comprometidos ha plantado más de 150,000 árboles en asociación con el programa Plant A Billion Trees de The Nature Conservancy.