Check, la plataforma educativa que cambia la forma de estudiar

122

La pandemia y el aislamiento social hicieron que la forma de educar y de estudiar cambien durante el último año en todo el mundo. Las clases se volvieron virtuales y a distancia, lo que supuso un gran desafío para la mayoría de los institutos de educación pero, sobre todo, para los centros educativos medianos y chicos, y también para los profesores particulares. Si bien muchas instituciones ya utilizaban plataformas digitales, éstos debieron encontrar una nueva forma de organizarse y de evaluar a sus alumnos. Es en este contexto que Check, plataforma pensada para la educación y el mejor aliado de los profesores, desembarca en la Argentina.

Check nació en 2017 en Uruguay y a principios de este año decidió lanzar sus operaciones en Argentina luego de relevar que las PyMEs educativas y los profesores particulares tenían dificultades para evaluar a sus alumnos. “Cuando empezamos a estudiar el mercado argentino los profesores nos comentaban que se daban cuenta de que los resultados de los exámenes o prácticas que les hacían hacer a sus alumnos eran poco fiables y que era complicado saber en qué temas debían reforzar el contenido. Ellos entendían que el problema no era que los ejercicios los hicieran desde una computadora o un celular, sino que no le encontraban la vuelta a cuál era la mejor manera de evaluarlos. En ese momento decidimos que Check les resolvería ese problema”, cuenta Tomás Vanderhgoeght, CEO y uno de los tres socios fundadores junto a Diego Pais y Rafael Dossetti.

Check es una plataforma educativa enfocada 100% en la experiencia de sus usuarios, tanto los profesores como los alumnos. “Check, es el mejor aliado de los profesores y lejos de buscar reemplazarlos, lo que buscamos es facilitarles su tarea. Ellos explican, ya sea de manera presencial en las aulas o virtual, y después con Check los alumnos hacen los ejercicios y tienen los resultados en el momento”, explica Javier Romani, country manager de Check en Argentina.

Los grandes centros educativos tienen la capacidad financiera de invertir miles de dólares en plataformas digitales y en Learning Management System costosos. Las PyMEs educativas y los profesores particulares no tienen esa posibilidad, por eso Check se pensó y desarrolló para ellos. “Nosotros –agrega Vanderhgoeght- buscamos acortar la brecha educativa y que la diferencia entre las instituciones educativas grandes y las PyMEs del sector no esté en el uso de las tecnologías. Los profesores pueden generar diferentes tipos de ejercicios y pruebas en los formatos que quieran y obtienen los resultados de sus alumnos al instante lo que les permite reforzar en los conceptos o temas que más se hayan equivocado”. Con Check los profesores ahorran tiempo en la corrección de evaluaciones o ejercicios, observan en tiempo real el avance de cada alumno y pueden hacer seguimiento de cada uno de ellos y su desempeño con los  trabajos. El resultado se ve al instante ya que el grado de aprobación de exámenes de los alumnos aumenta considerablemente.

Hoy los números reflejan el alcance e impacto que logró la plataforma:

  • Más de 37.000 usuarios utilizan la plataforma.
  • Más de 30.000 ejercicios y exámenes subidos en la plataforma.
  • Más de 3.500 horas de videos subidos.
  • Más de 100 profesores.
  • Más de 40 academias utilizan la app.

El objetivo propuesto para este año es duplicar estos números con su desembarco en el país.

En sus primeros cuatro años, Check ya obtuvo dos reconocimientos muy importantes. Por un lado, ganó un premio de la Asociación Nacional de Desarrollo de Uruguay por u$s 20 mil que se invirtieron en el desarrollo de la plataforma y, por otro lado, nada más y nada menos que Amazon los apoyó con un fondeo de u$s 5 mil. Además, tiene la marca país otorgada por el gobierno de Uruguay.