Michelin se adhiere a los principios para el empoderamiento de las mujeres

138

De esta manera, la compañía se compromete a fomentar los 7 principios establecidos por el Pacto Mundial de las Naciones Unidas y ONU Mujeres, que promueven la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres en el lugar de trabajo, el mercado y la comunidad.

La diversidad – y puntualmente la equidad de género- es un activo fundamental y uno de los ejes de la política global de recursos humanos del Grupo Michelin.

El respeto a las personas en toda su singularidad es la base que estructura sus acciones, asegurando coherencia y equidad, además de un acelerador de la innovación, de desarrollo sostenible y un instrumento para el desempeño responsable de la actividad empresarial.

En este sentido, y con el objetivo de seguir fortaleciendo este compromiso a nivel regional, Michelin se adhiere a los Principios para el Empoderamiento de las Mujeres (Women’s Empowerment Principles – WEPs por su sigla en inglés.) para promover la igualdad de género a través del sector privado.

Los WEPs son 7 principios establecidos por el Pacto Mundial de las Naciones Unidas y ONU Mujeres, que ofrecen orientación a las empresas sobre cómo promover la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres en el lugar de trabajo, el mercado y la comunidad.

Los siguientes principios son un mapa de ruta para la sustentabilidad del negocio, la innovación y la productividad porque la igualdad de género implica mejores negocios:

1. Liderazgo corporativo de alto nivel: el rol del CEO es clave para que la igualdad de género y el empoderamiento femenino sean una prioridad, implementar los principios dentro de la estrategia de sustentabilidad, la cultura y operaciones del día a día.

2. Tratar a todas las mujeres y hombres en el trabajo con equidad sin discriminación: se traduce en una mejor adquisición y retención de talento, mayor satisfacción y productividad de los empleados, y una mejor toma de decisiones.

3. Salud, bienestar y seguridad de los empleados: preservación y promoción de la salud física y emocional, seguridad y bienestar de sus empleados y trabajadoras.

4. Educación y formación para el avance profesional: mostrar internamente cómo la empresa está avanzando en la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres puede alinear a todos en torno a valores compartidos y ayudar a garantizar el cumplimiento de las políticas y prácticas de la empresa.

  1. Desarrollo empresarial, cadena de suministro y prácticas de marketing: la publicidad es un motor poderoso para cambiar las percepciones e impactar las normas sociales, retratando a mujeres y hombres en roles modernos, auténticos y multidimensionales. Las empresas también pueden influir en los socios comerciales a través de políticas de cadena de suministro inclusivas y estándares de participación.
  2. Iniciativas comunitarias y promoción: inversión en programas de desarrollo para realizar contribuciones a la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres.
  3. Medición e informes: son cruciales para monitorear y rastrear el desempeño y el progreso.

Dentro de las aristas que implica la diversidad, la perspectiva de género tiene un rol importante para nuestra empresa porque si bien hace muchos años venimos trabajando al respecto y hemos avanzado mucho, aún hay una brecha que debemos compensar. Es por esto que asumimos el compromiso para el año 2030 de tener un 35% de mujeres en puestos gerenciales. Pero como el futuro se construye hoy, nos adherimos a los principios WEPs, ya que, si bien nos alineamos a con muchos de ellos, siempre estamos alertas para detectar oportunidades de mejoras sobre las cuales nos comprometemos a trabajar de manera activa a partir de ahora” declaró Eliana Banchik, Presidenta de Michelin Argentina