“Debemos focalizarnos en el hacer”

501

Javier Goñi es el CEO de Ledesma, una empresa familiar argentina con más de un siglo de historia que supo diversificar su oferta de productos para seguir anticipándose al futuro y ganar nuevos mercados internacionales. 

¿Qué acción de RSE te gustaría destacar?

 Hace dos años Ledesma terminó de construir 1000 viviendas en la zona de influencia del Ingenio, para los operarios y empleados de la compañía. Esas viviendas han sido dadas con créditos muy blandos, que se descuentan a partir de un porcentaje del salario. Y se hizo todo un trabajo de entendimiento y de asistencia social para identificar a las personas que más lo necesitaban. De esta manera, pudieron pasar de una vivienda precaria a una digna. Eso es un orgullo para la compañía y una muestra de lo que se puede hacer cuando una empresa está comprometida con el lugar donde tiene su actividad. Cuando hablo de RSE, no creo que pase por tener un reporte lindo. Yo hablo de hacer. Y creo que eso es lo que nos falta a los empresarios en la Argentina. El concepto es “a los hechos”. Debemos focalizarnos en el hacer. Ledesma viene haciendo hace tiempo responsabilidad social en serio.

¿En qué consiste el Plan de Paisaje Productivo Protegido? 

Esto significa que la producción agrícola no daña el ecosistema; al contrario, contribuye a que se pueda mantener el ecosistema y a dar sustentabilidad a toda la región. Por eso, en la provincia de Jujuy tenemos 40.000 hectáreas productivas, pero también otras 100.000 que están protegidas. Se ha trabajado junto con la Fundación Proyungas como parte de un plan de ordenamiento territorial, y ese fue el origen de la Ley Nacional de Bosques. Entonces, en esas 100.000 hectáreas protegidas no se puede cultivar y eso hace que la comunidad esté tranquila, pero, a la vez, el tener áreas productivas también da sustentabilidad. Se conforma así un círculo virtuoso. Adicionalmente, tenemos 3000 hectáreas de plantación de cítricos y hace muchos años Ledesma donó 76.000 hectáreas para la formación del Parque Nacional Calilegua. Es una maravilla, con más de 200 especies vegetales y animales que se encuentran monitoreadas con cámaras infrarrojas, lo que nos permite cuidarlas. Por ejemplo, hay corredores para que si un animal se cae a un canal de riego, pueda volver a subir. Existe todo un concepto y una filosofía detrás de preservar la naturaleza para, justamente, utilizarla en forma responsable.

¿Cuáles son las novedades en cuanto a inversiones, innovación, tecnología?

La compañía tiene un parque de maquinarias integrado, entre otras cosas, por más de 30 cosechadoras y 100 tractores que, para ser mantenido y renovado, precisa de una inversión anual de entre 15 y 25 millones de dólares. Además, estamos desarrollando proyectos innovadores, como Ledesma Nat, que requieren un gran proceso de desarrollo. Cabe destacar que el azúcar es una cadena de carbono muy larga con la que, gracias a la biotecnología de hoy, se pueden hacer muchas cosas: bioplásticos, aminoácidos, entre otras. Por ese motivo estamos continuamente investigando en esa dirección, porque creemos que tiene mucho potencial.

Acabás de mencionar Ledesma Nat. ¿Podrías explicarnos de qué se trata?

Ledesma Nat es un tipo de papel sustentable de fibra de caña de azúcar que no tiene ningún proceso químico de blanqueo, por eso su color es un poquito más oscuro. Pero es un producto absolutamente amigable con el planeta. En los primeros testeos que hemos hecho, ha tenido una gran aceptación y creemos que posee un potencial enorme no solo en la Argentina, sino también en mercados donde el tema de la sustentabilidad es una preocupación fundamental, por suerte.

¿Por qué considerás que te eligieron para este cargo y cuál es el desafío personal al haberlo asumido?

 Creo que cuando uno comienza un nuevo trabajo, lo más importante y esencial es que haya una elección mutua entre la compañía y la persona, porque en definitiva uno lo que busca es estar en un lugar donde sienta que puede agregar valor y que recibe un reconocimiento por parte de la compañía y de quienes la integran. Cuando empezamos a conversar sobre este proyecto, me sedujeron los valores de Ledesma, su trayectoria, su potencial y los desafíos que había por delante. Era comenzar una nueva etapa de transformación cultural dentro de la estructura, y eso era lo que atraía. Me siento muy cómodo en Ledesma y me divierte llevar a cabo los proyectos en pos del objetivo que nos hemos puesto. Y así se dieron las cosas, y acá estoy, feliz.

¿Qué productos exportan y a dónde?

Estamos exportando papel, aproximadamente el 20 por ciento de la producción, a países limítrofes y a mercados de Estados Unidos y Europa. El hecho de que nuestro papel sea sustentable, al no estar fabricado con fibra de árboles, le otorga un diferencial y un valor agregado interesante para los mercados mundiales más desarrollados. Certificamos hace muy poquito la huella de carbono y somos la única empresa que en el caso del papel lo ha hecho con valores muy buenos. Esa es una carta de presentación importantísima. En términos de cítricos, exportamos la mayor cantidad de fruta fresca a los mercados europeos. Por ejemplo, si vas en septiembre-octubre a España o Francia, te vas a encontrar naranjas de Ledesma. Comenzamos también a exportar limones a los Estados Unidos. También a Rusia, entre otros países. Claramente, tenemos una fuerte vocación exportadora. En el caso de los aceites esenciales, los extraemos de la parte de la cáscara de la fruta y se usan para diversos productos cosméticos. Firmamos un contrato con Coca-Cola Company, con una duración de 25 años, para exportarles toda la producción de aceite de limón, de pomelo y de naranja.

¿Cuáles son esos valores que te sedujeron de Ledesma y cómo es trabajar en una compañía que tiene una clara impronta familiar?

La compañía fue conducida por el mismo grupo desde su fundación. Lleva más de 110 años. Y ahora estamos en medio de un proceso, de una etapa de búsqueda hacia una profesionalización diferente, pero los valores siguen siendo los mismos de siempre: cuidar los recursos naturales, construir sobre lo que nos da la tierra y agregarle valor de manera sustentable. Ledesma asume una enorme responsabilidad sobre la comunidad y la cuida, buscando permanentemente el desarrollo y el crecimiento en el sector de la agroindustria, que creo que es uno de los sectores más destacados, que actúa como pilar en el crecimiento de la Argentina, para que nuestro país pueda seguir desarrollándose.