El Ministro de Desarrollo Social de la Nación destaca la labor de Briefing360 y Che3D

119

En su visita a las instalaciones del Grupo Maggio, y más específicamente a la empresa Briefing360 (aliada con Che3D para producir DAR Máscaras), el Ministro de Desarrollo Social de la Nación Daniel Arroyo habla del importante rol que juegan las máscaras faciales en la situación actual y de los pilares de la estrategia que se viene para el país.

¿Qué opinión le genera que una empresa se haya reinventado en tiempos de COVID-19?

La reinvención tiene varios valores para mí, uno es la posibilidad en medio de la pandemia de poder armar máscaras realmente de cuidado que permiten completar toda la cara y que las gotitas que uno genera queden ahí.

Segundo, que le están dando mucho trabajo a mucha gente joven, es importante en un contexto tan difícil; y finalmente, lo que me parece más importante es que acá hay Responsabilidad Social Empresaria, van a donar mil máscaras a personas que están en los comedores y merenderos que es la gente que le pone el cuerpo.

Es impresionante ver la fusión de una empresa del siglo XXI, la adaptación a la realidad de la pandemia y la posibilidad de empezar a reconstruir la Argentina con esto.

Se sabe que la transmisión vía ocular es potente a la hora del contagio ¿qué opina del uso de máscaras faciales de protección?

El uso de máscaras faciales es clave, es determinante, va a seguirnos mucho tiempo en la Argentina sin lugar a duda, no se trata de que al finalizar la cuarentena volvemos a la normalidad anterior. Tapabocas y máscaras faciales tendrán mucha continuidad. Si queremos empezar a reconstruir el trabajo desde abajo, la clave tiene que ver con eso: con mucho y buen uso de las máscaras faciales, así que me parece un punto clave. No veo la reingeniería que han hecho únicamente dentro del marco de la cuarentena, vinieron para exportarse y quedarse.

El Ministerio de Desarrollo Social viene haciendo una intensa tarea en la cuarentena, ¿nos quiere contar sobre los pilares de la gestión?

Hoy el pilar central es la asistencia alimentaria: llegamos a 11 millones de personas. La salida pasa por tres ejes: primero el trabajo, poner en marcha el proceso productivo en la construcción, la producción de alimentos, en la economía del cuidado y en el reciclado; segundo la renta básica y, tercero, lo que me parece clave y obligatorio en Argentina: hay cuatro millones de argentinos que viven en condiciones del siglo XIX más que del siglo XXI (sin servicios básicos y hacinados). Quedó demostrado que el hacinamiento hace que la circulación del virus sea mayor.

Entonces esos tres pilares son la clave y acá hay mucho de esto, el trabajo lo veo como un enganche, como un proceso productivo. Acá hay mucha gente que está traccionando trabajo y seguramente habrá algunos que puedan proveerles o venderles formando la cadena de producción.