Erika Bienek: Diez respuestas a diez interrogantes sobre RSE de Grupo Techint

502

1. Tres palabras que definan responsabilidad social empresaria.

Compromiso a largo plazo, transparencia y colaboración.

2. ¿Con qué personaje o suceso histórico/social identificás una buena gestión de RSE?

A lo largo de la historia, uno de los principales valores del Grupo Techint fue establecer fuertes lazos con las comunidades en las que opera: el crecimiento sustentable de nuestros proyectos industriales es solo posible a partir del desarrollo y progreso de las comunidades donde vivimos y trabajamos. Con este convencimiento se crearon las empresas del grupo,
sabiendo desde el minuto cero que es en las comunidades locales donde tenemos presencia con nuestros proyectos productivos donde cada día nos otorgan una licencia para operar y esperan que nosotros aportemos para que la comunidad toda tenga un destino mejor, progrese, cuente con mejores niveles de educación, trabajo y salud. Y las empresas
poseemos un rol fundamental en lograr que las comunidades con las que interactuamos tengan un mejor destino y se genere un círculo virtuoso.

3. ¿Qué libro le recomendarías a quien gestiona la RSE de una compañía?

Understanding Community Development, de Jim Cavaye; y Schools of the Future, de WEF.

4. ¿RSE, moda o realidad?

Es sin dudas una realidad que exige tener una mirada cada vez más sistémica, comprometida y profesional, y eso depende en gran medida del nivel de involucramiento
de las máximas autoridades de las empresas y de sus accionistas.

5. No puede faltar en la oficina del responsable de RSE…

En la oficina de un responsable de RSE de Grupo Techint no pueden faltar un teléfono y una computadora para estar en contacto permanente con todas las personas involucradas
en la gestión integral de apoyo a la comunidad; planillas meticulosas en las que bajamos la planificación que vamos definiendo para cada una de las comunidades en las que operamos y las previsiones para el largo plazo; y, sin dudas, cómodas sillas para recibir a todo aquel que tenga una inquietud, propuesta, sugerencia para seguir mejorando nuestra forma de articulación comunitaria.

6. ¿Qué obstáculos debe superar una empresa que da sus primeros pasos en la RSE?

Creo que lo más importante a la hora de encarar desde una empresa una política de apoyo comunitario es saber escuchar, poder articular con todos los involucrados –vecinos, autoridades, empleados, accionistas, directores de las empresas–, entender sus necesidades, pensar las posibilidades, diseñar acciones conjuntas dentro de una
estrategia a largo plazo y poder trabajar en una planificación que sea contundente y permita generar las transformaciones y el progreso que la comunidad necesita para
crecer con una mirada a largo plazo.

7. Comunicación de RSE, ¿marketing o replicabilidad?

El Grupo Techint y sus empresas se fundaron con una filosofía original de presencia de largo plazo y compromiso con el desarrollo local. Hemos tenido siempre un perfil bajo para
comunicar nuestras gestiones, enfocados siempre en mejorar año a año nuestras líneas de acción. De todos modos, consideramos que comunicar estas acciones es importante porque creemos que contagiamos; promovemos a otros a involucrarse también en gestiones de este tipo, logramos cada vez más empleados que se sumen a nuestros voluntariados;
y la comunicación de otras empresas también nos da luz a nosotros, generando siempre un círculo virtuoso. En la estrategia de comunicación de nuestros programas de apoyo
comunitario es importante acentuar el protagonismo de los miembros de la comunidad que participan de nuestras iniciativas, tienen un alto compromiso y apoyan el crecimiento
de su comunidad. Ellos son los verdaderos protagonistas del desarrollo y el progreso comunitario.

8. ¿Cómo podemos contribuir los ciudadanos y consumidores con la RSE?

Creo que la clave está en la interacción virtuosa de los ciudadanos con las empresas en las comunidades. Desde nuestra área trabajamos siempre con foco en articular con los máximos referentes de las comunidades y las autoridades locales, aportando nuestras capacidades. El trabajo articulado es fundamental para lograr los objetivos planteados. Cada uno, desde su lugar, debe aportar para que nuestras comunidades crezcan gradualmente, se desarrollen y progresen; y debe apoyar la educación de nuestros niños y jóvenes, porque la educación es el vehículo de progreso y crecimiento sostenido de un país
a largo plazo.

9. ¿Cuál es la empresa socialmente más responsable del mundo?

Aquella que tiene entre sus objetivos principales una mirada de largo plazo y de apoyo a sus comunidades, con una estrategia de trabajo conjunto con vecinos, escuelas, hospitales, autoridades, ONG, otras compañías, proveedores, para lograr mejoras tangibles en su entorno.

10. ¿Somos un país socialmente responsable?

Las empresas argentinas han ido incorporando cada vez más estrategias de apoyo comunitario, convencidas de su centralidad. Tenemos mucho por hacer.