Grupo San Cristóbal lanzó movilidad sustentable, un vínculo entre la ciudad, la sociedad, y el tránsito

162

Grupo San Cristóbal realiza una reflexión sobre la movilidad sustentable y segura a través de Circulantes, una serie de contenidos que recopila datos de interés sobre las ciudades, la micromovilidad, la logística urbana y el diseño sustentable de las ciudades, entre otros.

Se trata de un proyecto que nace desde la necesidad de transformar un tema complicado y distante para la sociedad, en algo fácil de entender y con una mirada entretenida, desde un lugar positivo, interesante y novedoso. De esta forma, la propuesta permite establecer un vínculo entre la ciudad, la sociedad, y el tránsito. Los temas se trabajan desde la mirada de distintos especialistas, pero buscan generar una reflexión en cada uno de los que hacen el tránsito en las distintas ciudades.

“La siniestralidad vial es una preocupación de nuestro Negocio y es también una meta de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Pacto Global, desde el Grupo San Cristóbal decidimos trascender la mirada histórica de la “accidentología” para atender  esta problemática y centrarnos en el entorno vial como un ecosistema en el que conviven múltiples actores y situaciones atravesados por cuestiones estratégicas, tácticas y culturales. Con Circulantes comenzamos a trabajar en este sentido y nuestra intención es evolucionar este abordaje y llevarlo desde la generación de contenidos que busca instalar conversaciones y visibilizar  programas de intervención en las comunidades para impactar positivamente en el bienestar y la calidad de vida de las personas”, destacó Exequiel Arangio, Jefe de Comunicaciones Corporativas y Sustentabilidad de Grupo San Cristóbal.

Además, con el objetivo de promover e incentivar el uso responsable de los recursos, la descontaminación del medio ambiente y la mejora de la calidad de vida de las personas, Grupo San Cristóbal acompaña como media partner al Foro Mundial de la Bicicleta que se realiza del 15 al 19 de septiembre en Rosario.

Tendencias en la movilidad sustentable

Una de las principales tendencias es la micromovilidad, un fenómeno que empezó a tomar fuerza en los últimos años y que la situación de pandemia en Argentina y el mundo, impulsó aún más. Son nuevas formas de movilidad vinculadas al transporte individual de personas, como por ejemplo: scooters, bicicletas, monopatines

Se trata de medios que le permiten a las personas ser más conscientes de sus traslados: acotar tiempos, utilizar transportes menos contaminantes o híbridos, y a su vez, en la mayoría de los casos, complementan el estilo de vida de las personas.

Otras de las tendencias visibles es la revalorización de la bicicleta y de la caminata, la demanda de más y mejor transporte público (trenes de cercanía, bicicletas públicas, buses alimentados con energías alternativas), la movilidad colaborativa como el carpooling o el pool de compañeros que se turnan para viajar juntos en un auto al lugar de trabajo. Éstas son muy comunes en ciudades grandes, pero también pasarán a serlo en ciudades más pequeñas.

El negocio de los seguros tuvo que adaptar rápidamente las consideraciones técnicas de las coberturas para contemplar estos nuevos vehículos y formas de transportarse y desarrollar también nuevas propuestas aplicables a dichas tendencias. No alcanza con disponer seguros para bicicletas o monopatines eléctricos, además hay una demanda de cobertura por uso o por períodos cortos. Allí es donde el seguro tiene el mayor impacto, en la necesidad del usuario más que en el tipo de vehículo.

“Con ese nuevo perfil de actividad, desde Grupo San Cristóbal  nos estamos anticipando a cómo será la demanda de productos de acuerdo a los nuevos hábitos de consumo. Hoy existe una generación de consumidores, los centennials, que son el 12% de la estructura poblacional, unos 4,5 millones de jóvenes entre 18 a 23 años, que tienen ingresos bajos y perciben el consumo de otra manera: menos bienes, más experiencias, y eso puede marcar una nueva manera de demandar productos que cubran ese patrimonio o experiencia “ concluyó Arangio.