Huggies continúa reforzando la importancia del contacto piel a piel

192

El vínculo de una madre con sus hijos es único y está lleno de momentos especiales. Un abrazo espontáneo o para consolar, o incluso como saludo siempre se disfruta. Pero además de ser una demostración de amor, para los recién nacidos y bebés es un estímulo que previene enfermedades y los alienta a desarrollarse.

Según la Organización Mundial de la Salud, el contacto piel a piel de los recién nacidos con sus madres y padres favorece la lactancia materna, puede reducir en un 70% el riesgo de hipotermia y en un 65% las infecciones, y mejoran la calidad del sueño de los bebés.

Es por esto que Huggies y UNICEF están trabajando juntos en su programa Un Abrazo para Cada Bebé, que desde 2019 ayuda a los bebés más vulnerables de Argentina y Latinoamérica para que puedan nacer y crecer en un ambiente sano y que les permita desarrollar su máximo potencial. Unicef, a través de sus programas de Desarrollo de la Primera Infancia en el marco de su alianza con Huggies, ha logrado impactar positivamente a más de 43.000 personas, con el objetivo de promover una maternidad segura y centrada en la familia.

Todas las madres recibimos el abrazo de nuestros hijos como un regalo muy especial. Pero muchas veces no se conoce lo importante que es para ellos recibir nuestro abrazo, especialmente en el caso de los bebés” comentó Carolina Tacco, Brand Manager de Huggies. “Como marca tenemos el compromiso de ser una extensión del cuidado de mamás y papás con nuestros productos, y también de acercar información importante para cada etapa del desarrollo de los bebés”, completó.

Para conocer más sobre el poder de los abrazos visitá másabrazos.com.ar