Indra adhiere a las normas de conducta de la ONU para combatir la discriminación del colectivo LGBTI

290

Indra, una de las principales compañías globales de tecnología y consultoría, adhirió a las Normas de Conducta para las Empresas propuestas por Naciones Unidas para hacer frente a la discriminación contra las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexuales (LGBTI), con la finalidad de asegurar un entorno laboral inclusivo.

Las Normas de Conducta elaboradas por la Oficina de las Naciones Unidas de Derechos Humanos en colaboración con la entidad Institute for Human Rights and Business se fundamentan en los Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos y en el Pacto Mundial. Presentan a las empresas las medidas que pueden y deben adoptar para dispensar un trato equitativo al colectivo LGBTI, tanto en el trabajo, como en las comunidades donde llevan a cabo sus actividades.

Con la adhesión pública a estos principios, Indra refuerza su compromiso con el respeto a los derechos humanos del colectivo LGBTI y se compromete a establecer los mecanismos para vigilar su cumplimento, así como a eliminar cualquier tipo de discriminación y prestar el apoyo necesario a este colectivo en el lugar de trabajo. Rechaza, igualmente, cualquier discriminación a proveedores, distribuidores o clientes LGBTI y debe utilizar su posición para evitar que lo hagan sus socios. Además, se convierte en un agente activo en la defensa de los derechos humanos de estas personas en los países en que realiza sus actividades.

Indra da cumplimiento así a uno de los hitos programados en su Plan Director de Sostenibilidad e Impacto Social 2020-2023, en relación con las personas y el talento, ámbito en el que busca crear un entorno de trabajo motivador, que promueva la innovación, el compromiso y la igualdad de oportunidades.

Diversidad y cultura inclusiva

Indra es una empresa comprometida con la diversidad como elemento que impulsa la innovación, que enriquece las organizaciones y mejora la productividad y la competitividad. Fomenta una cultura inclusiva para que todos los profesionales se sientan parte importante de la organización, trabaja para que no exista ningún tipo de discriminación, promueve la igualdad y el progreso de las mujeres, la integración efectiva en la compañía de personas con discapacidad, de profesionales de más de 100 nacionalidades o de los jóvenes talentos junto a expertos multidisciplinares de la compañía con amplia experiencia.

Actualmente, el Código Ético y de Cumplimiento Legal, la Política de Diversidad y la Política de Derechos Humanos de Indra recogen el compromiso de la compañía con el respeto y la igualdad de oportunidades de todas las personas, que se ha visto reforzado en los últimos años con el plan de transformación cultural lanzado por la compañía. Indra también cuenta con Planes de Igualdad y Protocolos de acoso sexual y por razón de sexo.

La igualdad de oportunidades, la diversidad, el respeto a las personas y la no discriminación por cualquier condición o circunstancia, ya es a día de hoy un principio de actuación básico para todos los profesionales de la compañía.