Giuseppe Manzo: Italia y Argentina, una hermandad histórica y prolífica

231

Giuseppe Manzo y su equipo de colaboradores no descansan. El embajador
habla con entusiasmo de su trabajo en red con consulados e institutos de cultura. Es asertivo y concreto. Su mirada de periodista y de docente, y su expertise en otros países (Serbia, Estados Unidos) y con organismos internacionales (OEA y ONU) afloran con naturalidad. Enumera proyectos, acciones y logros con un testimonio cristalino,
abundante, generoso, tal como el agua que emerge de las míticas fontane italianas. La Embajada de Italia en la Argentina promueve una infinidad de actividades y eventos que tienen en el centro al arte y la cultura de ese país. Existen múltiples propuestas de
acciones bilaterales, la promoción del idioma italiano y también mucha solidaridad en tiempos de emergencia sanitaria. Manzo destaca el vínculo fecundo entre el gobierno italiano, el argentino y las empresas de ambos países. Aun en contextos difíciles, crece
el incentivo para que estos fortalezcan sus relaciones bilaterales mediante la concreción de obras, negocios y emprendimientos con una mirada humanista, consciente de la necesaria cooperación frente a los contextos vulnerables y el cuidado del medio ambiente. Hace tres años, Manzo comenzó un desafío fascinante que contempla a más de un millón de italoargentinos, los que habitan en nuestro territorio, la comunidad italiana más grande del mundo fuera de la península con silueta de bota. Además de ello, el 40 por ciento de la ciudadanía argentina tiene descendencia italiana. En nuestro país operan alrededor
de 250 empresas italianas de las cuales 110 están activas en el sector manufacturero y emplean a más de 50.000 trabajadores.

¿Cómo vivió la noticia de venir a la Argentina como representante de su país?

Han pasado exactamente tres años desde el día en que recibí la noticia. Me encontraba en Belgrado como Embajador en Serbia y recuerdo claramente mi emoción y la de mi familia ante la posibilidad de tener el gran honor, y el desafío, que implicaba representar a Italia en el país donde vive la mayor comunidad italiana del mundo, con más de un millón de
residentes. Es una sensación única la de ser Embajador en el país que celebra entre sus héroes a italianos o a sus descendientes, tales como Manuel Belgrano, cuya familia, incluso antes de que Italia y Argentina fueran naciones, acarreaba ya esos valores sobre los
que se construirían nuestras dos naciones.

¿Qué logros puede destacar de estos tres años de trabajo en nuestro país?

No es sencillo resumir en pocas líneas el trabajo de tres años: mencionaré algunos de los principales resultados que considero emblemáticos por el amplio espectro de acción de la embajada en un marco de excelente colaboración entre Italia y Argentina. Destaco
el enorme esfuerzo que hizo nuestra red diplomáticoconsular durante los primeros meses de la pandemia. Cuando la Argentina cerró sus fronteras en marzo de 2020, más de 2500 italianos que se encontraban de visita en el país pudieron regresar a sus hogares en Italia por medio de doce vuelos especiales, gracias a la asistencia de la embajada y de los consulados. Otro logro fue el relanzamiento del Teatro Coliseo de Buenos Aires, el único teatro italiano en el exterior, con una programación y eventos de altísimo nivel para brindar lo mejor del arte y la cultura italiana. El año pasado, el Parlamento italiano reconoció su importancia estratégica y decidió destinar importantes recursos financieros para fomentar su actividad. Me enorgullece señalar también la incorporación de la enseñanza del idioma italiano en cinco escuelas públicas, gracias a una colaboración muy fructuosa con la Provincia de Buenos Aires. Por otro lado, destaco el proyecto SIASGE (Sistema Ítalo-Argentino para la Gestión de Emergencias), concebido por la Agencia
Espacial Italiana (ASI) y la Comisión Argentina de Actividades Espaciales (CONAE). La constelación de los cuatro satélites italianos y los dos satélites argentinos permite la obtención de imágenes dinámicas de precisión.

¿De qué manera ha capitalizado su trayectoria en relación con la prensa para ejercer su función como embajador en la Argentina?

La diplomacia pública es un aspecto cada vez más importante, a veces determinante, del trabajo de un embajador. Hablando con mis colegas, a veces les comento que antes de ser diplomático, soy periodista. Claramente es un chiste, pero es verdad que mi experiencia
como periodista antes del ingreso en la diplomacia me ha formado de manera profunda. Hace algunos años, pocas embajadas o consulados tenían sus propias cuentas de Twitter, Instagram o Facebook, mientras que hoy día las redes sociales son una herramienta y un canal fundamental para la difusión de la actividad diplomático-consular, por lo que es casi
imposible imaginar la comunicación externa sin el uso de ellas. Gracias al trabajo de mis colaboradores y al interés de argentinos y argentinas, hoy nuestra embajada es la segunda entre todas las embajadas italianas en el mundo en cuanto a followers en sus canales sociales. Por otro lado, los medios tradicionales son una herramienta imprescindible para la diplomacia pública. Hacia fines de 2020, en colaboración con el equipo del periodista Marcelo Bonelli, con nuestra pequeña redacción de la embajada, consulados e Institutos de Cultura hemos creado “Italianísimo”, un micro transmitido durante el programa de Radio Mitre Sábado Tempranísimo, a través del cual llegamos a un público promedio de 350.000 oyentes ofreciendo historias italianas e ítalo-argentinas.

¿Cómo vive desde su función la afinidad cultural histórica que existe entre Italia y la Argentina?

En la Argentina reside la comunidad italiana más grande del mundo, más de un millón de ciudadanos, algo que se debe a una relación estrecha, profunda y especial, que inició aun antes de que Italia y Argentina se hubieran constituido como estados nacionales.
Además, se estima que un 40 por ciento de la población tiene descendencia italiana. Por ende, hoy podemos afirmar que hay mucha afinidad y sobre todo un aprecio y una atención profundos hacia nuestra oferta cultural. Asimismo, Italia es una superpotencia cultural en el mundo, más de la mitad de los sitios del patrimonio cultural de la Unesco se encuentran
en mi país. Por eso, la acción de promoción cultural de la embajada y del “Sistema Italia” en la Argentina siempre es amplia, para brindarle al público argentino lo mejor del arte, la música, el teatro, el cine, la ciencia y la cocina. Le doy algunos ejemplos. A lo largo del 2019, la Embajada de Italia en Buenos Aires creó y llevó adelante el programa InGenio italiano en homenaje a Leonardo da Vinci, a 500 años de su fallecimiento. Durante el 2020, a pesar de la pandemia, logramos seguir brindando una oferta cultural de gran calidad, adaptándola a la modalidad virtual. CARAsdeITALIA ha sido otro de nuestros programas
culturales, con eventos relacionados a grandes protagonistas de la cultura, del arte y de la ciencia italiana, como Federico Fellini, Leonardo da Vinci, Raffaello, Gianni Rodari y Alberto Sordi. Este es el año de Dante Alighieri, se conmemoran 700 años de la fecha de su
fallecimiento. A lo largo del 2021, la red italiana conformada por la embajada, los consulados y los institutos de cultura brindará más de 60 eventos de distintos géneros y formatos –conferencias, lecturas, recitales, cortometrajes, obras de teatro– para celebrar la obra de uno de los más importantes poetas de todos los tiempos. Cabe destacar la importancia de la promoción de la lengua italiana. En la Argentina hay más de 80.000 estudiantes de nuestra lengua gracias a la presencia de seis escuelas italianas paritarias y otros institutos escolares y universitarios donde se enseña. En la Societa’ Dante Alighieri, que en la Argentina está presente con 100 centros en todo el territorio, se brindan cursos de idioma y también actividades de promoción del arte y la cultura italiana.

¿Qué actividades ha podido concretar con el empresariado?

Las relaciones entre Italia y la Argentina son excelentes en el área económica y empresarial. Esto, en primer lugar, en virtud de los lazos culturales e históricos que unen a los dos países. Hoy en la Argentina operan alrededor de 250 empresas italianas de las
cuales 110 están activas en el sector manufacturero y emplean a más de 50.000 trabajadores, con una facturación de unos 11.000 millones de euros según estimaciones de la Italian Trade Agency – ICE y de la Cámara de Comercio Ítalo-Argentina. Entre las principales, se encuentran algunos de nuestros grupos industriales más importantes (Fiat-Fca, Pirelli, Enel, Techint, Ghella, Webuild/Salini Impregilo, Ferrero, Telespazio, Fratelli Branca, Trevi, Campari, Mapei, Generali, Arneg y Arag), además de numerosas pymes italianas de diversos sectores. Incluso en este momento de crisis se han puesto en marcha
muchos proyectos de empresas italianas, con importantes contenidos sociales y medioambientales. Por ejemplo, la compañía italiana Tozzi Green inició un proyecto de inversión a principios de 2020 para la creación de un parque solar por un total de 10
MW y 10 millones de dólares, en la localidad de Tinogasta. En diciembre el proyecto se ha triplicado pasando a 30 MW y 30 millones de dólares. La empresa donará a Tinogasta una planta de tratamiento de agua con una capacidad de 200 litros por hora. En diciembre de 2020, la empresa Silvateam/ Indunor, líder mundial en la producción de extractos
vegetales, inauguró con un acto virtual al que asistió el presidente Fernández una central de biomasa en la provincia de Chaco, con una inversión de 20 millones de euros (la mayor inversión industrial de la provincia y una de las mayores inversiones de este tipo en la Argentina). Por otro lado, la constructora CMC está trabajando en un túnel hidráulico
de 13,5 km de longitud para proveer agua potable desde una depuradora existente en la ciudad de Bernal hacia la zona de Zárate, a una población de 2,5 millones de personas. Esta obra tiene un alto impacto social no solo por el saneamiento del agua sino también porque podría crear 400 puestos de trabajo. Inauguramos también proyectos en el área
de las pymes, como “Capacitarse es empoderarse”, junto con el chef Donato De Santis y con BACI (Buenos Aires Cocineros Italianos), en colaboración con la ONG Asociar y con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. El objetivo es ayudar a mujeres a crear microempresas para la producción de pasta fresca para su venta a comedores y restaurantes. Colaboran también la ONG Madero Solidario y la empresa productora de las máquinas de pasta fresca Pasta Linda, que donará maquinaria a las mujeres que participen de los cursos. Junto con la Fundación italiana Symbola y con UBATEC, la unidad de vinculación y transferencia tecnológica de la UBA, organizamos un webinar sobre economía circular, el primero de un ciclo que continuará durante todo el 2021 con foco en el intercambio de experiencias y casos exitosos sobre innovación, pymes y startups. En este primer encuentro, Symbola presentó su informe GreenItaly sobre la economía verde en Italia. También intervendrán las empresas italianas NOVAMONT, líder internacional en el sector de los bioplásticos; ECOPNEUS, dedicada a la recolección, el tratamiento y la recuperación de neumáticos; y CONAI, un consorcio privado para la recuperación y el reciclaje de materiales de empaque.

¿De qué se trata la iniciativa Italia en 24?

Desde 2018, el programa Italia en 24 busca acompañar el fortalecimiento de los lazos económicos y comerciales bilaterales a través de una valorización de las características típicas de cada provincia argentina. Ese año la Embajada de Italia abrió sus puertas a seis provincias (Misiones, Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos, Mendoza y Córdoba) para la organización de eventos promocionales. En 2020 se realizó el primer webinar con la provincia de Catamarca, al cual asistieron su gobernador, ministros, autoridades y emprendedores catamarqueños. Desde Italia, se conectaron importantes asociaciones, como Federunacoma, ANIMA, ACIMIT, Federorafi, Assomarmomacchine y Assomac, junto con empresas interesadas en establecer relaciones comerciales con Catamarca. Con las provincias de Salta, Corrientes y Tucumán, realizaremos más encuentros virtuales e iniciativas en 2021 con el fin de reforzar las relaciones con las realidades locales y promover las oportunidades de colaboración.

En 2021 Italia ocupará la presidencia de G20 y la copresidencia de la COP26: ¿cuáles son las prioridades?

Nuestra presidencia G20 tiene unas prioridades muy claras que se resumen en las tres “p”: personas, planeta y prosperidad, una agenda concreta y un camino que nos permitirá implementar una estrategia contra otras tres “p” que, por el contrario, representan nuestro principal enemigo: pobreza, polución (sostenibilidad ambiental) y pandemia. Durante
nuestra presidencia, queremos definir proyectos y estrategias de largo plazo sobre temas como el cambio climático y el desarrollo sustentable. La simultánea copresidencia de la COP26 junto con el Reino Unido será un valor agregado. Nuestro objetivo es poner en el centro a las personas (la primera de las tres “p”), lo que consideramos la única forma para construir una sociedad global próspera, con un crecimiento económico que tiene que llevar a beneficios compartidos sin dejar excluido a nadie con un nuevo equilibrio entre nosotros y el medio ambiente. Con respecto al planeta, nuestra agenda tendrá un enfoque en las energías renovables, la eficiencia energética y espacios urbanos más sustentables y
verdes, en línea con los compromisos del Acuerdo de París y los Objetivos de Desarrollo Sustentable de Naciones Unidas. En cuanto a la prosperidad, la agenda italiana apuntará a acelerar el proceso de digitalización como oportunidad de desarrollo y reducción de las desigualdades, a empujar el desarrollo de las infraestructuras digitales, así como la
relación entre revolución digital, trabajo y productividad. Asimismo, nos conectaremos también con el Green Deal y el Recovery Fund de la Unión Europea con el compromiso hacia el empoderamiento femenino, que será un tema transversal en todos los grupos
de trabajo.