IPCC reafirma las alarmas de esta problemática global

252

Si alguien tenía dudas sobre el cambio climático, con el nuevo Informe de Naciones Unidas ya no las tendrá: superaremos los 1.5ºC de temperatura media global si no reducimos las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) y en las próximas décadas sufriremos más eventos climáticos extremos.

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) de Naciones Unidas presentó el Informe “Cambio Climático 2021: Bases Físicas”, primera entrega del Sexto Informe de Evaluación, realizado por el Grupo de Trabajo I de dicho panel de expertos.

El IPCC, grupo impulsado por Naciones Unidas en 1988 para facilitar evaluaciones integrales del estado de los conocimientos científicos, técnicos y socioeconómicos sobre el cambio climático, sus causas, posibles repercusiones y estrategias de respuesta, está compuesto por científicos de todo el mundo, incluyendo la Argentina a través de autoras de redacción como Carolina Vera (Titular UGA, MINCyT / Vicepresidenta del Grupo de Trabajo I del IPCC) y Anna A. Sörensson (CIMA – Universidad de Buenos Aires / CONICET); y de autores colaboradores como Alejandro Di Luca (Universidad de Québec) y Lucas Ruiz (IANIGLA / CONICET).

En pocas palabras, el cambio climático de base antropógeno es, según la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático -CMNUCC- el “cambio de clima atribuido directa o indirectamente a la actividad humana que altera la composición de la atmósfera global y que se suma a la variabilidad natural del clima observada durante períodos de tiempo comparables”.

Es así que en el Informe “Cambio Climático 2021: Bases Físicas” presentado hoy, que comprende un Resumen para Formuladores de Políticas (Summary for Policymakers) y el Informe Completo, se llegan a conclusiones como:

  1. Los cambios en el clima se extienden e intensifican rápidamente. Son niveles sin precedentes en miles de años.
  2. Las actividades humanas están indiscutiblemente provocando el cambio climático y efectos como olas de calor, lluvias torrenciales y sequías están siendo más frecuentes y severas.
  3. Para algunos cambios en el sistema, no hay camino de retorno. Sin embargo, hay cambios que pueden ralentizarse y otros pueden detenerse si limitamos el calentamiento.
  4. El cambio climático está afectando a todas las regiones del mundo de forma diversa. A medida que aumenta el calentamiento, sus efectos seguirán aumentando.
  5. Si no reducimos las emisiones inmediatamente y a gran escala, el objetivo de limitar el calentamiento a 1.5º C será inalcanzable.

En este sentido, Diego Pontorno, Licenciado en Administración y Coordinador del Programa de Gestión y Cambio Climático del Centro de Desarrollo Sustentable GEO de la Facultad de Ciencias Económicas (UBA) afirma que “ya no quedan dudas del rol de la humanidad respecto al cambio climático e información como la hoy presentada muestra que es hora de que todos los actores, tanto internacionales, como nacionales, regionales y locales asuman responsabilidades donde se tenga en cuenta que el cambio climático es una barrera para lograr un desarrollo sostenible en regiones como América Latina, donde los impactos serán extremadamente negativos dadas las problemáticas sociales, económicas y ambientales preexistentes”.

Ante este panorama no podemos dejar de recordar que somos las generaciones que estamos a tiempo de poder hacer algo para reducir los embates del cambio climático en nuestra región. La acción es hoy.

Centro de Desarrollo Sustentable GEO- Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires.