Medtronic: innovación y servicio para la comunidad

927

Giselle Tutor Oportus, Directora de Acceso al Mercado y Asuntos Públicos para Medtronic Latinoamérica Sur, dialogó con PRESENTE sobre las propuestas que plantean desde Medtronic Women’s Netwok, el papel que ocupa la innovación en la compañía y las perspectivas a mediano y a largo plazo en relación a sus proyectos de Responsabilidad Social Empresaria.

¿Qué objetivos propone el grupo Medtronic Women’s Network?

Tenemos varios grupos de afinidad que son promovidos por los colaboradores. Medtronic crea las bases para que los temas de diversidad e inclusión tengan prioridad dentro de la compañía. Sin embargo, estos son grupos que surgen por el interés y por el trabajo de nuestros colaboradores. Particularmente, cuando hablamos de Medtonic Women’s Network es una red que busca diseñar programas y herramientas para eliminar las brechas que existen y promover el desarrollo del talento femenino en la compañía, y así poder tener cada vez más mujeres que puedan crecer profesionalmente y liderar. Este grupo tiene más de 100 centros en todo el mundo, y particularmente en la Argentina hay más de 100 personas que pertenecen a la red que abogan por la equidad de género y que trabajan en iniciativas que permitan ese desarrollo profesional femenino. En Chile se ha desarrollado un grupo muy fuerte que ha estado inspirando y trabajando con nuestros colaboradores en la Argentina. Creemos que muy pronto vamos a tener un grupo de afinidad trabajando allí. Pero desde Chile este grupo estuvo trabajando en políticas de inclusión y de transición de género que van a ser transversales para toda la región y abogando por una práctica que se promueve fuertemente como prioritaria para nosotros.

Entendemos que estos grupos tienen que tener representación local porque las leyes no son iguales en todos los países. Argentina viene trabajando desde hace tres años con grupos muy importantes. Trabajamos muy de cerca, por ejemplo, con ONU Mujeres. Adherimos a los WEP’s. Hay varios hitos que ha desarrollado el equipo local en la Argentina promoviendo desde la realidad local.

¿Cuál es el papel que ocupa la innovación dentro de la compañía?

La innovación está en el centro de nuestro negocio. Somos una compañía que tiene más de 50 años de historia. Hemos sido capaces de desarrollar tecnologías significativas que impacta en la vida de las personas. Por ejemplo, el marcapasos más pequeño del mundo que no tiene cable. Hoy día ofrece una solución que no existía hace algunos años atrás para pacientes que requerían una tecnología mucho más orientada a sus necesidades. Ese es un sólo ejemplo. Hace pocos días tuvimos la noticia de que ya está en la Argentina la primera máquina de diálisis específica para niños. Hay chicos que requieren hoy día esa asistencia y no es que no había solución, sino que lo que se hacía era adaptar una máquina de adulto para niños pequeños. Sin embargo, en neonatos de menos de dos kilos no había solución. Y hoy el país cuenta con esa tecnología de avanzada para poder ayudar a este tipo de paciente. Entonces, la innovación realmente para nosotros es algo que nos mueve y que está muy enfocada en resolver los problemas del paciente. Pero también, innovamos en modelos comerciales. Trabajamos mucho en crear oportunidades de acceso. No sacamos nada con desarrollar tecnología si no logramos que realmente llegue e impacte en la vida de las personas. Ahí estamos trabajando muy de cerca con los prestadores de salud para poder innovar en modelos que permitan que esta tecnología esté disponible.

Teniendo en cuenta su incidencia en el rubro de salud, ¿cuál es el mayor aporte que crees que le hacen a la comunidad?

El servicio técnico, de educación, que presta Medtronic es muy relevante y muy valorado por los distintos actores en Argentina. Y también, trabajar en el acceso. El mayor aporte es crear oportunidades vinculadas a cómo hacer que más pacientes logren acceder a nuestras terapias y productos, acompañar la experiencia del paciente. Ahí tenemos un rol muy relevante. Y la salud ha estado siempre en el centro de las preocupaciones de las personas. Nuestro propósito corporativo está asociado intrínsecamente a incidir a la salud y en el bienestar con innovación, con desarrollo de tecnología médica que busca, como lo dice nuestra misión, aliviar el dolor, restaurar la salud y prolongar la vida de millones de pacientes usuarios de nuestras terapias. También, tenemos muchos programas de educación y acompañamiento de manera de asegurarnos que la tecnología haga un cambio significativo en sus vidas.

¿Qué acciones de RSE y sustentabilidad desarrollan en Medtronic?

Medtronic tiene una amplia conciencia del rol que juega en la sociedad y tenemos diferentes vías para incidir en acciones de Responsabilidad Social Empresarial a nivel global y nacional. A través de la Fundación Medtronic canalizamos todas nuestras acciones de filantropía con ONG’s y aprovechamos la motivación de nuestros colaboradores a nivel local para movilizar recursos a través de acciones de voluntariado. Cada hora de voluntariado o cada peso donado por nuestros colaboradores en Argentina tiene una repercusión a nivel global. En Argentina tenemos un grupo organizado de voluntarios que, a pesar de todos los retos de la pandemia que nos hicieron estar con menos posibilidad de accionar directamente, donaron un número importante de horas de trabajo. Esto impactó directamente en la Asociación Civil Padrinos de Alumnos de Escuelas rurales, que está enfocada a la educación rural de niños y niñas de 12 a 18 años en Chaco. Y también, trabajamos con la Fundación Santa Rafaela María, que trabaja con niños de entre 0 y 10 años que fueron separados de su familia debido a situaciones de riesgo. Ahí tenemos ejemplos concretos de cómo nuestros trabajadores han estado impactando en la sociedad argentina. También, tenemos otro grupo que han desarrollado nuestros colaboradores que se llama Sustentronic y su iniciativa está orientada a diseñar trabajos de impacto ambiental, acompañados por el departamento de Ambiente, Salud y Seguridad. El equipo ha impulsado la sensibilización, concientización y el llamado a la acción sobre las cinco “R” a través del apoyo a la Fundación Botellas de Amor, que se dedican al desarrollo sostenible y mejoramiento de condiciones de vida de comunidades. Actualmente, nuestra cadena logística está tercerizada. Pero nuestro proveedor compensa la huella de carbono y promueve el reciclaje producto del empaque. Tenemos varias acciones que están abocadas a impactar en el objetivo Nº 5 del Desarrollo Sostenible promovido por la ONU. En paralelo a todas las acciones que venimos desarrollando de adherir a los principios de Empoderamiento de la Mujer, e iniciativas globales a través del grupo de afinidad que mencionaba.

¿Qué proyectos en materia sustentable tienen para el 2021?

Queremos seguir potenciando estas iniciativas. Seguir empoderando a nuestros colaboradores para que propongan distintos grupos de acción. Ellos traen muchas iniciativas para apoyar a distintas fundaciones a nivel local. Esto lo vamos a seguir trabajando. Tenemos un grupo de voluntariado que se dedica en el fondo a priorizar y definir cómo vamos a estar apoyando distintas iniciativas. Dado que en Argentina no tenemos plantas de producción, sólo tenemos operación comercial, para este año queremos seguir disminuyendo el consumo de energía en nuestras oficinas y promover las cinco “R”. Y con respecto a la cadena logística estamos trabajando de la mano de nuestros proveedores para poder disminuir el impacto ambiental y la huella de carbono.

¿De qué forma afectó el contexto actual al desarrollo de los programas de RSE?

La pandemia nos puso a prueba en múltiples direcciones y durante los primeros meses tomamos una decisión inédita. Somos conscientes de que un desafío humano sin precedentes requería una respuesta en esa línea. Y nuestro propósito hacia los pacientes del mundo requería que nosotros nos comprometiéramos más allá de lo que, incluso, el mismo mercado esperaba. Lo que hicimos fue liberar la patente del ventilador mecánico “Puritan Bennett 560”. Compartimos las especificaciones técnicas del diseño, de su propiedad intelectual y de esta forma sumamos esfuerzo y contribuimos a que todos los actores pudieran entregar y desarrollar soluciones locales, y que por lo tanto hubiese disponibilidad de este tipo de equipos para muchas más personas alrededor del mundo. De hecho, a la fecha, más de 100 mil empresas en el mundo descargaron estas especificaciones. En esa misma línea, la Fundación Medtronic ha donado más de 10 millones de dólares para organizaciones globales que impactan y que realizan esfuerzos a nivel local. Estamos en conjunto con organizaciones como Unicef, OMS, International Medical Corps, entre otras. Lo que hemos hecho fue innovar en la atención de cirugías. Hoy día estamos haciendo muchas cosas remotas y hemos tenido que potenciar las herramientas virtuales. Lo que hicimos fue trabajar con telemedicina, de la mano del Hospital Italiano de Córdoba, para adaptar nuevos modelos de asistencia remota a procedimientos quirúrgicos. Esto garantizó continuidad en la atención, con altos estándares de calidad permitiendo que los pacientes puedan seguir siendo atendidos.

Otra de las cosas que hicimos durante este período fue proporcionarle apoyo a profesionales de la salud para poder superar este temor, que muchos pacientes tenían, de acercarse a los establecimientos de salud y que afectó la atención de muchas enfermedades crónicas o atenciones urgentes como un infarto o un ACV. Los pacientes se quedaban en sus casas y los desenlaces era dramáticos. Entonces, desarrollamos una campaña que se llama Confía en tu Corazón en conjunto con el Colegio Argentino de Cardioangiólogos Intervencionistas y el Colegio Argentino de Cirujanos Cardiovasculares. También, trabajamos con la Sociedad Argentina de Cardiología y con Adecra – Cedim (la asociación de clínicas y sanatorios a nivel nacional), que teníamos como objetivo crear conciencia pública sobre la importancia de tomar medidas inmediatas: consultar al médico, ir al hospital o llamar a los servicios de emergencia, y cuando tuvieran algún tipo de síntomas los pudiesen reconocer cuando eran más severos y por lo tanto buscar asistencia inmediata. Entonces, también trabajamos en ese ámbito durante la pandemia y probablemente vamos a tener que seguir desarrollando estas acciones de colaboración en los próximos meses porque sabemos que esto todavía no se ha terminado, y lo vamos a tener que enfrentar todos juntos.