PUMA prueba RE:SUEDE, la versión biodegradable de su zapatilla más emblemática

134

La empresa deportiva PUMA ha desarrollado una versión experimental de su zapatilla más icónica, la SUEDE, con productos que la hacen biodegradable. Así, PUMA tiene como objetivo satisfacer la creciente demanda de productos sostenibles para un futuro mejor. La RE: SUEDE, que utiliza la última tecnología disponible en la actualidad, estará fabricada con materiales más sostenibles, como gamuza curtida Zeology, TPE biodegradable y fibras de cáñamo.

RE:SUEDE es la máxima expresión de la próxima generación de SUEDE, con la que se espera establecer nuevos estándares de sustentabilidad para el icónico calzado. Diseñada para ayudar a abordar el desafío de la gestión de residuos en la industria, la RE:SUEDE permitirá a PUMA asumir una mayor responsabilidad en lo que respecta al abordaje del final de la vida útil de sus productos. La prueba se lanzará en enero de 2022 y ofrecerá a 500 participantes seleccionados en Alemania la oportunidad de unirse a PUMA en su viaje experimental hacia la circularidad.

En asociación con PUMA, los participantes usarán sus RE: SUEDE durante seis meses para probar la durabilidad de un producto hecho con materiales biodegradables en la vida real, antes de enviarlos de regreso a PUMA a través de una infraestructura de recuperación, diseñada para mover el producto al siguiente paso del experimento. Luego, las zapatillas se someterán a un proceso de biodegradación industrial en un entorno controlado en Valor Compostering B.V., propiedad de Ortessa Groep B.V., una empresa familiar de especialistas en residuos en los Países Bajos. El objetivo de este paso es determinar si se puede producir abono de grado A para uso agrícola. Los hallazgos ayudarán a PUMA a evaluar el proceso biodegradable y a analizar la investigación y el desarrollo esenciales para el futuro del consumo sostenible de calzado.

RE:SUEDE es el primer programa circular que se lanza en el marco del “Laboratorio Circular” de PUMA, un nuevo centro de innovación dirigido por los expertos en diseño y sostenibilidad de PUMA que trabajan para desarrollar el futuro de los programas de circularidad de la empresa.

Este es un experimento de circularidad renovado y recargado, luego de la exploración de PUMA en este ámbito en 2012, con el primer intento de la marca de crear una zapatilla biodegradable como parte de su colección InCycle. Sin embargo, después de cuatro temporadas, la zapatilla se suspendió debido a la baja demanda y la necesidad de más investigación y desarrollo.

Desde 2012, el departamento de innovación de PUMA ha trabajado para abordar las limitaciones tecnológicas de la colección InCycle con el fin de aplicar esos aprendizajes en el experimento RE:SUEDE. Las mejoras incluyen el uso de materiales nuevos e innovadores como la gamuza Zeology, que se fabrica mediante un proceso de bronceado más sostenible y garantiza una mayor comodidad para el usuario, en comparación con otros materiales biodegradables evaluados en PUMA. La suela de las RE:SUEDE también se ha mejorado para garantizar un rendimiento óptimo.

“En 2012, nuestra ambición circular era audaz, pero la tecnología no estaba a la altura. Como dicen, con cada desafío hay una oportunidad, y hemos seguido esforzándonos para hacer lo mejor posible, aplicando nuestras fortalezas y reconociendo y mejorando nuestras debilidades”, sostuvo Heiko Desens, directora creativa de PUMA. “Esperamos que el progreso realizado durante el experimento RE:SUEDE: ‘No Time For Waste’ nos ayude a seguir elevando la vara en el testeo de circularidad, lo que permitirá a nuestros consumidores tomar mejores decisiones de moda en el futuro, para que sus zapatillas puedan pasar de “gamuza al suelo”‘, sin comprometer el estilo del producto o su durabilidad”.

Con respecto a la asociación con Ortessa, Desens comentó: “Estamos entusiasmados de asociarnos con los expertos de Ortessa, quienes comparten nuestra pasión por desarrollar soluciones proactivas y pragmáticas para el problema de residuos de la industria. Su experiencia es fundamental para ayudarnos a aprender más sobre la vida futura de RE:SUEDE, para que podamos seguir avanzando en nuestra exploración de la circularidad”.

Rob Meulendijks, director ejecutivo de Ortessa, expresó: “Como empresa familiar que se enfrenta a la industria de los residuos, nos enorgullecemos de crear innovaciones sorprendentes y conceptos frescos para abordar los problemas reales de los residuos de una manera diferente y abierta. Todos podemos hacer mucho más para ayudar a abordar la gestión de residuos, pero asumir ese desafío puede ser una tarea difícil para cualquier marca. Estamos encantados de trabajar en asociación con PUMA en este proyecto especial, donde podemos aplicar nuestro profundo conocimiento sobre los residuos, utilizar métodos probados y controlados, para evaluar la biodegradabilidad del futuro SUEDE de próxima generación “.

PUMA tiene como objetivo compartir los resultados y los conocimientos obtenidos de este experimento dentro de la industria para lograr un impacto aún mayor a la hora de abordar el desafío de la gestión de residuos en la industria del calzado en general. La circularidad es uno de los pilares de la estrategia de sostenibilidad FOREVER BETTER de PUMA. Para el 2025, PUMA apunta a reducir el desperdicio aumentando el nivel de poliéster reciclado en sus productos al 75%, estableciendo esquemas de devolución de productos en sus principales mercados y desarrollando opciones de materiales reciclados para cuero, caucho, algodón y poliuretano.

Desde su primera versión en 1968, PUMA SUEDE ha estado a la vanguardia de los puntos de inflexión culturales, trascendiendo el estilo y las tendencias. Con RE:SUEDE, PUMA quiere ofrecer a sus consumidores una opción elegante y sostenible,  mostrando también las últimas tecnologías.