Sancor Seguros: 15 años de RSE

247

Betina Azugna, Gerente de Responsabilidad Social Empresaria de Sancor Seguros, dialogó con PRESENTE sobre las medidas que la empresa diseñó y llevó a cabo desde la sanción del decreto presidencial por el COVID-19, y de cómo fueron repensando los proyectos de la compañía en materia de RSE. Entre los temas abordados se destaca la creación del voluntariado para la contención de empleados y jubilados -ex empleados- y la presentación en sociedad del Reporte de Sustentabilidad Nº 15.

¿Cuáles fueron las medidas que tomó Sancor Seguros en el marco de la pandemia?

Con respecto a las medidas, fueron diferentes en cuanto a los distintos grupos de interés que teníamos que prestar atención. Lo primero que se hizo fue armar un comité de crisis, que ya existía, pero no estaba tan en acción como lo fue cuando apareció el COVID-19. Se activó inmediatamente con direcciones y gerencias claves de administración, finanzas y tecnología, capital humano, responsabilidad social empresaria, sustentabilidad, la gerencia médica, IT, Seguridad e Higiene. Fue todo un equipo interdisciplinario para tener todas las cabezas pensando qué hacer en las primeras decisiones. Este comité, al principio, trabajaba “24/7” tratando de adaptarse a los decretos del gobierno, identificando los factores de riesgo y mandando mails a todos los colaboradores. La modalidad de teletrabajo la teníamos en algunas pequeñas áreas desde hace algunos años. Previo a la cuarentena se empezó a priorizar la modalidad para los grupos de riesgo. Después la idea era pasa al teletrabajo al 50% de la gente, pero salió el decreto y se pasó al 100% de a la modalidad en dos días. En ese fin de semana se pasó a casi 3 mil personas a teletrabajo. Fue todo un desafío. Solamente un 10% de la dotación está acá en Buenos Aires, y dependiendo de lo que se autorice en las distintas provincias están las personas que corresponde que estén y que van rotando cada 15 días haciéndose los test y demás. Una de las principales cosas que también se hizo fue que nuestro CEO dio un mensaje a todos los empleados. Dio una video conferencia para todos los empleados, para brindarles la tranquilidad de que no iba a pasar nada con sus puestos de trabajo, de que la empresa necesitaba todo el apoyo posible. A su vez se empezó a potenciar un canal de comunicación que se llama Yammer. Lo habíamos empezado a poner opcional en la intranet, y a través de este canal se empezaron a dar consejos sobre el aislamiento, hasta temas económicos, de pausas activas mientras estamos trabajando. Es interactivo entonces los empleados nos pueden contar qué están haciendo, pueden subir videos, decirnos qué sienten.

Con respecto a los empleados, una de las cosas más importantes que se hizo fue el servicio “Llamando al Doctor” de telemedicina. A través de él, nuestros asegurados podían llamar para no tener que acudir a la guardia. En un momento las líneas estuvieron saturadas, y nuestro servicio estaba disponible todo el tiempo, no había ni siquiera que esperar. Como este servicio sólo lo tenía una póliza en especial, o sea que no todos nuestros empleados tenían acceso, lo que hicimos fue habilitarlo para todos los empleados, para los jubilados ex empleados. Después lo fuimos habilitando a casi todas las coberturas de póliza para que nuestros clientes tengan esa posibilidad de no tener que acudir a las guardias y de tener una lineal libre cuando las públicas estuvieran colapsadas. Nosotros tenemos casa central en Sunchales, así que lo extendimos a todos los habitantes de la ciudad para que también tengan este servicio. Y a esto se le agregó el servicio de asistencia psicológica y nutricional, que sabemos que se necesita un montón en este tiempo de aislamiento. Aparte se habilitó una lineal medica interna de la empresa, un canal exclusivo.

En función de eso se empezó a trabajar con el tema de clientes y de productores asesores de seguros. Nosotros no vendemos el seguro directamente al consumidor final, lo lleva nuestro intermediario. Así que ellos eran los siguientes más importantes. Es gente que de repente todas sus operaciones se pararon a cero, entonces la respuesta iba a ser no dejar a nadie sin cobertura. Trabajar codo a codo junto con nuestros intermediarios. Tuvimos que trabajar muchísimo con ellos porque muchos no estaban del todo digitalizados, no tenían la cobranza digitalizada. Y todo eso tuvo que cambiar de un día para el otro. Tuvimos que poner un 0800 especial para ellos, ayudarlos con IT y brindarles toda la asistencia que podamos para que se digitalicen rápido porque si no, no podían cobrar ni vender.

Lo que nos preocupaba eran los pacientes crónicos, por lo tanto, se flexibilizaron los circuitos, ya sea, formularios, los vencimientos, para que todos ellos tengan acceso inmediato a la medicación crónica. Fuimos una de las empresas que más pregó por la digitalización de la receta para poder llegar eficazmente a las personas que nosotros estamos cubriendo.

Lo que hicimos, también, fue un programa de voluntariado porque nos preocupaba muchísimo la contención de nuestros ex empleados. Así que, para aquellos mayores a 75 años, tenemos una mutual de empleados que hace un motón de acciones con ellos. Convocamos a todos los empleados de la empresa para ser voluntario para hacer una contención. Los que se inscribieron fueron más de cien y tuvieron varios talleres de capacitación con nuestro equipo de contención y asistencia, que lo tenemos en la ART para contener a familiares de víctimas y a víctimas con grandes daños. Y a partir de ahí empezaron a hacer llamadas de contención a todos nuestros ex empleados. Se trabajó en brindar financiamiento para la compra de respiradores para habilitar junto con los sindicatos que hay en Sunchales, camas de unidad intensiva para la atención de potenciales pacientes.

¿Se vieron afectados los proyectos de RSE y sustentabilidad que tenían planificados para este año?

Se vieron algunos modificados. Como contaba, el de voluntariado. Veníamos haciendo un voluntariado con Argentina Cibersegura que era dar talleres sobre seguridad en los colegios y a los padres, y de momento se paralizó. Ahora renovamos contrato con ellos, que también se reinventaron, y empezaron a dar talleres virtuales con los voluntarios. Así que ahora podemos retomar. Pero en ese momento de la pandemia eso no podía ser posible y por otro lado surgía esa necesidad de acompañar a los adultos mayores. Veíamos que en otros voluntariados se ofrecía información, o llevarles alimentos, ayuda de trámites, pero nosotros queríamos brindar contención. Veíamos que se venía ese miedo a la soledad, al aislamiento, el hecho de estar lejos de sus personas queridas. Entonces queríamos darles algo más. Es muy difícil que una persona de por sí se sienta capacitada. Por eso apelamos a nuestro equipo. Nosotros en nuestra ART tenemos un equipo que está formado por asistentes sociales y psicólogos. Son dos tipos de equipo. Uno son profesionales de orientación y trabajan directamente con nuestros asegurados; y otro es un equipo de intervención psicosocial, que también es como un voluntariado. Son una ambulancia de servicios emocionales. Así que nosotros le planteamos este proyecto y estuvieron haciendo todo un material específico para COVID. Durante todo el proceso se fueron dando los talleres y la capacitación para los voluntarios y se los formó en contención. Fue un proyecto de dos meses y cuando hicimos una encuesta para ver cómo se habían sentido los voluntarios, la verdad que las respuestas fueron increíbles. No sólo nos decían que les hizo bien, sino que la formación les sirvió incluso para desarrollar sus actividades personales en la vida diaria. Muchos son vendedores de atención al público, que eran los que más tiempo tenían para dar porque justamente estaba frenada la actividad. Además, una de las cosas que resaltaron fue que hablaron con gente que quizás estuvo 50 años trabajando y que aprendieron de lo que nuestros jubilados les contaban. Tejieron lazos re fuertes. Se quieren conocer cuando termine la pandemia.

¿Cómo va a celebrar la compañía los 15 años de RSE?

Hace ya 15 años que empezamos el proceso sistemático de responsabilidad social. La nuestra es una cooperativa, está asignada por valores, trabaja desde hace 75 años en muchas temáticas que hacen a la sustentabilidad y a la responsabilidad social. Pero a partir de 2005 se tomó la decisión de empezar un proceso sistemático que mida el impacto social, ambiental, económico-financiero de la empresa, que cree un valor sistemático y que rinda cuenta. Y eso, lo empezamos a hacer a través de este proceso de RSE mediante el cual trabajamos con distintas iniciativas: el GRI -Global Repoting Iniciative- que nos acompaña desde el principio; la adhesión desde el 2009 al pacto global de Naciones Unidas; todo lo que es la AA1000 y la ISO 26.000 que son normas internacionales que nos ayudan a llevar un proceso completo para todos nuestros grupos de interés; y algunas iniciativas más como Principios de Empoderamiento de la Mujer, derechos del niño y principios empresariales, cuidando el clima. Todo eso que nombro son iniciativas a abordar para llevar adelante este proceso que termina en un reporte de sustentabilidad. Nosotros dentro de poco vamos a lanzar nuestro reporte de sustentabilidad N°15 que va a mostrar esta rendición de cuentas económico, social y ambiental. Cada capítulo aborda una materia fundamental de la ISO 26.000 como los son medio ambiente, empleados, practicas justas de operación, gobernanza, comunidad, clientes, etcétera. Cada uno de estos capítulos va a tener una sección COVID. Qué hizo la empresa, cómo rinde cuentas sobre el tema. Hay varios avances. Trabajamos mucho la agenda 2030 con los objetivos de desarrollo sostenible. Van a poder ver cuáles son los claves para nosotros, las metas, con qué indicadores. Nunca, hasta ahora, habíamos presentado el reporte en sociedad. Se presentaba siempre en la asamblea de socios, junto con memoria y balance. Este año la asamblea se pospuso por el tema de la pandemia así que, seguramente, a principio de noviembre vamos a hacer algún mini-evento a través de alguna de las herramientas, con un panel con figuras destacadas de la Argentina en temas de sustentabilidad para charlar sobre la actualidad de la temática y comentar el lanzamiento de nuestro reporte N°15.

El hecho de trabajar en prevención, bienestar, salud, es nuestro negocio, pero el centro de estrategia de sustentabilidad hizo que nos encontremos en una situación no tan mala para ser fuertes ante la pandemia. Es algo positivo para destacar el hecho de invitar al resto de las empresas en pensar a largo plazo en prevención, en identificar los temas claves que hacen a la sostenibilidad del negocio para poder estar preparados. Justamente, hace poco hicimos un nuevo análisis de materialidad con la alta dirección para identificar un nuevo mapa de tendencias y de temas claves para ir trazando caminos hacia el largo plazo. El hecho de estar siempre pensando en eso fortalece a la empresa y la hace más sustentable.