SugarCoach: Responsabilidad Social para la salud

661

Isabel Berizzo, CEO y fundadora de SugarCoach dialogó con PRESENTE acerca del surgimiento de la idea, su estructura y el impacto social que genera. Además, mencionó el tipo de alianzas estratégicas que llevan adelante y qué lugar ocupa el RSE y la sustentabilidad en la start up.

¿Qué es SugarCoach y cómo surge la idea?

Sugarcoach surge porque soy mamá de dos niños con diabetes tipo 1 que desde los 3 años son insulino dependientes. Para poder llevar adelante el tratamiento de mis hijos, que le pongo insulina y hago todos los pasos para saber cuánta insulina aplicarle, no hay un solo tratamiento para la diabetes, sino que hay muchos, y que es súper personalizado. Entonces, debido a esta necesidad creé una aplicación móvil, que soy la programadora; la tecnología es el material con el que yo creo cosas. Fue bastante natural crear una solución digital, de hecho, hay montones de aplicaciones para diabetes y son muy valoradas y necesitadas por la gente, porque la misma necesidad que tengo yo las tienen 500 millones de personas. Por esto, creé esta solución basándome en lo que necesitaba, pero también, entendiendo que, lo que hay disponible, no está pensado desde el punto de vista del usuario, sino que está pensado desde el punto de vista de alguien que es un médico y que vio una oportunidad de hacer una app para diabetes, porque sabe que la gente la necesita y es un negocio. Entonces, siempre se quedan hasta ahí, no entienden bien la usabilidad. En conclusión, nosotros hacemos exactamente lo mismo que todas las aplicaciones de diabetes, pero lo hacemos bien, que sea fácil de usar para el usuario, automatizamos todo y, además, es gamificada para que sea divertida y demás, para que recompense a las personas por cuidarse, recibiendo premios subiendo de nivel, ganando puntos, haciendo level ups y, en definitiva, van ganando premios que a nuestra audiencia le interesa. En base a que lo que venimos trabajando, nuestra audiencia es, sobre todo, padre de niños con diabetes o niños con diabetes, porque 7 de cada 10 personas diagnosticadas como insulino dependiente son niños en el mundo. Básicamente, nuestra audiencia que en seguida adoptó esta solución son niños. Pero después, a medida que fuimos creciendo y conociendo nuevas audiencias, notamos que tenemos mucha retención de usuarios y alto nivel de fidelización. Estas son como pautas y KPIs que nos van enseñando si vamos por el buen camino o no. Entonces, en todo esto lo que paso con SugarCoach, es que fue creciendo, dejó de ser solo una aplicación y es como una plataforma para ser un diabético bien controlado porque además de todos los controles, necesitas educación. En este sentido, también se convirtió en un espacio digital de redes como de plataformas digitales, en donde damos educación, contención y concientización. Tenemos un canal de Youtube donde hablamos de una parte educativa, después, tenemos Tiktok, tenemos Instagram, Facebook, y ahora vamos a abrir un canal de Twich que les va a enseñar a los chicos cómo usar la aplicación, como si fueran streamers de un juego; y, además, cómo ganar esos premios, cómo desbloquear funciones y demás, entonces, tenemos presencia digital en todas las plataformas con la audiencia que nos interesa. SugarCoach nació como una solución de software para un problema concreto, y en realidad se convirtió en una startup de impacto. Además, si nosotros vemos los números de la diabetes actualmente, y estos números son pre-pandemia, porque el informe anual de diabetes se hace una vez cada dos años y fue en 2019, en ese momento estábamos hablando de 500 millones de personas que viven con esta enfermedad, 5 millones de personas que se mueren al año de cosas prevenibles, de malos controles, y millones más que terminan con discapacidades o problemas de algún tipo. Evidentemente, los que estos números nos dicen es que, por más que haya muchas apps de diabetes o acciones, nos estamos quedando cortos y hay mucho para hacer.

¿Cómo está estructurada la app?

En realidad, existen un montón de aplicaciones en el mercado para el control de diabetes, debido a que para ser un diabético bien controlado hay que medirse, por ejemplo, la glucemia que es eso que te pinchas el dedo, que te sale la gotita y lo pones en un aparato, esto se llama Glucómetro. Esas mediciones, las tenes que hacer entre 4 y 5 veces por día. Esas mediciones dan como resultado cuántos carbohidratos vas a comer, porque calculas estas mediciones antes de cada comida, cuánta insulina te vas a poner y ahí te la colocas. Dos horas tenes que saber cómo resulto eso, pero hay otros miles de variables, por ejemplo, me voy a jugar al fútbol, me voy de campamento con mis amigos o mañana tengo prueba en el colegio y estoy estresado porque tengo que rendir un parcial o algo en el trabajo o mañana me voy de vacaciones, entonces, mañana estoy más tranquila. Hay muchos factores que influyen en la glucemia diaria, no solo cuánto comes o cuánto ejercicio haces, sino también, tu estado de ánimo, tu entorno. Entonces, saber cómo funciona tu cuerpo te permite adelantarte y prevenir des compensaciones que quizás es muy común pasar a la hipoglucemia y eso es lo que queremos evitar. Queremos estar siempre dentro de un rango que es lo que sería que estamos el resto de las personas sanas que no tenemos diabetes. Para esto, es necesario siempre tener información, esta información te permite entenderlo. Por otro lado, no hay un solo tratamiento para la diabetes, porque actualmente hay un montón de tecnología, información, bombas de insulina, medidores de glucemia continuos, medicación y demás, hay un mundo de tratamientos. Lo importante es encontrar el tratamiento indicado para cada uno y, además, poderlo ajustar correctamente acorde a la dificultad. Entonces, recaudar información es fundamental. Todas las aplicaciones hoy en día hacen eso, recolectan información. Nosotros también hacemos eso, lo que pasa es que, además, lo hacemos gamificado, porque es un gran esfuerzo ser un diabético bien controlado. Entonces, nosotros queremos recompensarle a la gente y darle una experiencia de usuario que le den ganas de usarlo, así como nos dan ganas de usar el CandyCrush y no nos trae ningún beneficio para la salud. Imagínate que nos den esas mismas ganas y que recibamos esa sensación de recompensa y eso nos dé a cambio, una mejora en nuestra salud sustancial. Esto nos diferencia de las demás aplicaciones.

¿Qué tipo de alianzas estratégicas llevan a cabo?

Todas estas funcionalidades maravillosas para las personas son gratuitas. Es decir, nosotros como parte de la comunidad no podemos lucrar, al menos yo, con las necesidades de personas que están en la misma situación. SugarCoach es completamente gratis, pero el desarrollo de todo esto, no es gratis. En realidad, todo lo que es el desarrollo tecnológico es bastante caro, más si lo queremos hacer global. Nosotros ya estamos presentes en 23 países, desde Estados Unidos, donde tenemos una audiencia latina muy importante, porque como tenemos mucha presencia en redes sociales, somos influencers en el área y hemos sido invitados muchas veces como speakers en eventos internacionales de diabetes. Por ejemplo, en julio, fui spreaker del primer evento transmitido en español por la JRF desde Miami. Es decir, nosotros tenemos una audiencia en castellano que incluye toda América. Esto también tiene complicaciones tecnológicas para poder mantener. SugarCoach tiene un modelo de negocios que es “B to B”, porque nosotros somos una startup de impacto, este impacto que ofrecemos concretamente, tiene varios beneficiados por este impacto. No solamente la personas con diabetes y su familia, que es evidente, sino que esto tiene un beneficio social y en este mundo actual, donde tenemos una agenda de ODS definidas para el año 2030, tenemos que lograr esos objetivos; y creo que, estamos bastante atrás, evidentemente hay mucho para poner las manos a la obra. Entonces, nosotros pensamos que para las empresas que están interesadas en mover la rueda e impulsar estos objetivos y que lleguemos a lograrlos. Estas empresas, que ya están acostumbradas a hacer acciones de RSE, que esta es una nueva forma de ofrecer acciones de RSE, que incluso son mucho más quirúrgicas, porque van directamente a ofrecer un beneficio a la persona que lo recibe, vas a ver que ese beneficio fue facilitado por esta gran empresa u organización con su apoyo o sponsoreo de determinada marca, muchas verticales pueden estar interesadas en el impacto social, no estamos limitados solamente a una vertical que podría ser farma o salud, sino que es mucho más amplio. Porque hay sectores que tienen departamentos de RSE. Entonces, nosotros le ofrecemos una herramienta que puede llegar a la audiencia diciéndole los beneficios que tienen y todo lo que le estamos dando como beneficio, y esto es alguien que, hoy por hoy, en el mundo nadie lo hace. Imagínense que solamente en América Latina pueden llegar a impactar en la vida de nuestra audiencia, es alrededor de 26 millones de personas. Entonces, no solamente que pueden llegar hipodérmicamente, sino que, además, es una acción que se puede mantener en el tiempo, que da informes de cuánto beneficio le dimos en el tiempo en tales y cuales ODS específicos. En donde medimos exactamente en cuanto se benefició la persona e, incluso, al grupo familiar, porque se puede medir hasta cuándo una persona que está a cargo de una persona con diabetes puede o no puede salir a trabajar. Entonces, hasta estas cosas se pueden medir en detalle. Hay todo un smartdata, informes de sostenibilidad, porque se habla mucho de sustentabilidad, pero también hay que hacer mucho en sostenibilidad que son justamente estas cosas, salud, igualdad, desarrollo tecnológico. Nosotros tenemos armado campañas específicas, en donde, le ofrecemos a las empresas participar de estas acciones y, además, tenemos todas estas plataformas digitales, de redes sociales y digitales como Youtube. En donde también hay contenido educativo que se puede sponsorear, que se puede incluso hacer colaboraciones pagas, en fin. Hay montones de canales en donde, por un lado, impactar y, por el otro lado, capitalizar ese beneficio e impacto. Es “win-win” para ambas partes, porque estoy ofreciendo a una población objetivo de más de 500 millones de personas, un beneficio concreto medible, repetible y escalable que se puede ir ajustando a su vez de maneras cada vez más smart. Si hoy pensamos que una campaña de RSE tradicional tiene un montón de KPIs y se puede medir un montón de cosas, pero no con la precisión con la que se puede medir algo digital. Esto es una nueva forma de ofrecer impacto para las empresas interesadas en impactar.

¿Cuál es el impacto en su público actualmente?

Nosotros registramos datos y hacemos evaluaciones de estadística, que nos permiten saber exactamente en cuanto se mejoró el control metabólico de una persona, porque justamente, además del tema de los puntos y las recompensas, los algoritmos que los generan está basado en buenos hábitos y las buenas acciones. El hecho de que vaya generando estos puntos implica que se van cumpliendo con estos objetivos de educación y de capacitación, para que esa persona pueda llevar correctamente su tratamiento, es decir, que vaya al médico, que se haga sus análisis, que registre su información, una serie de cosas que les ayuda a tomar buenas decisiones. Entonces, el hecho de que se generen estos puntos, ya nos está dando la pauta de que determinados comportamientos se están realizando correctamente, haciendo cambios para el bien. Además, la privacidad de nuestros usuarios está garantizada, nosotros no divulgamos información privada, al tener nuestro propio software garantizamos que no haya ninguna fuga de información o hackeo.