Zurich Argentina: la innovación como forma de vida

271

Adriana Arias, Head of Communications de Zurich Argentina, conversó con PRESENTE sobre la segunda edición de la competenciZurich Innovation Championship 2020 a través de la cual acompañan el proceso de crecimiento de una start-up, este año fue Deep Agro. Además, explicó la idea de la innovación como forma de vida en la que la compañía de seguros está inmersa y destacó los programas de responsabilidad social empresaria que llevan adelante, entre ellos, la Green Week. 

¿Cómo y dónde se originó el programa Zurich Innovation Championship 2020? 

Zurich Innovation Championship es una competencia que el grupo lanzó a nivel mundial ya hace dos años. Este año fue la segunda edición de la competencia. Se originó en casa matriz en Suiza. Allí el equipo de innovation fue el que gestó esta idea que la distribuyó a todo el mundo. Todos los países, casi 160, que formamos parte a nivel mundial podemos participar de esta competencia.  

¿De qué se trata esta competencia? 

Es un programa sumamente interesante porque lo que propone es establecer una competencia a nivel local y asociarnos a las distintas unidades de negocios del mundo con start-ups locales, con las cuales encontremos alguna propuesta para el negocio que nos resulte interesante desarrollar. Con lo cual, ahí tenemos un primer punto que es sumamente desafiante porque tenemos que hacer la parte de Zurich Innovation Championship a nivel local. En el caso de Argentina, tuvo lugar a principio de año, prepandemia, donde recibimos entre 25 y 30 propuestas. Se estableció un jurado local que fueron los que eligieron a los finalistas y el ganador de Argentina fue la start-up Deep Agro. 

¿Quiénes participaron? 

Fundamentalmente se propone un tema que este año tenía que ver con la visión de proteger a las futuras generaciones, que es parte de la propuesta y el propósito de sustentabilidad que tenemos en Zurich. La verdad es que tenemos libertad de elegir entre start-ups que estén trabajando, que estén desarrollando algún tipo de proyecto y que encontremos ese punto de interacción que pueda enriquecer una propuesta. En nuestro caso, Deep Agro realmente presentó una propuesta sumamente interesante para nosotros porque en términos de proteger a las futuras generaciones. Acercaron una propuesta que tiene que ver con el negocio del agro, que tiene que ver con reducir en gran medida el uso de herbicidas. Vimos esto como una oportunidad muy interesante para Argentina y para Zurich porque no se trata del seguro en  mismo, sino que se trata de poder ayudar a los participantes del negocio del agro, que son los productores agrícolas, a producir sus cultivos de una manera mucho más sustentable que la que está realizando hoy en día.   

¿Cómo incentivan que el proyecto ganador se desarrolle? 

El incentivo tiene distintas aristas. Fundamentalmente, ayudar a la start-up a darle vida al proyecto es el motivador fundamental. Después, diría que habiendo estado muy cerca este año de todo el desarrollo del proyecto hay mucha motivación de parte de los equipos. El equipo que participó y trabajó durante meses junto a Deep Agro quedó altamente motivado, hubo un aprendizaje mutuo en esta interacción. La gente de la start-up son ingenieros, desarrolladores y diseñadores jóvenes. Son de Casilda, Santa Fe; han viajado varias veces a Buenos Aires para interactuar con nuestro equipo. Pero, también, nuestro equipo estuvo integrado por gente de diferentes áreas de la compañía. Han viajado a Casilda a conocer lo que es la “cocina” del emprendimiento. Todo el conocimiento e intercambio fue realmente muy rico. Sobre todo, porque pudimos intercambiar algo de la esencia propia de cada una de las partes. Para Deep Agro estar interactuando como una compañía tan grande como Zurich Argentina, Suiza, que tiene sus políticas, su nivel de governance. Para ellos fue un desafío, les abrió muchísimas puertas. A nivel de prensa hicimos una cobertura muy interesante. También, acostumbrarse a las modalidades de trabajo, cómo presentar, el desarrollo de la información. Y al revés para nuestro equipo. Estar dentro de una compañía grande, ir a ver una start-up y entender una forma de trabajo totalmente diferente. Eso enriqueció mucho porque en Zurich Argentina hace varios años que venimos trabajando desafiando las modalidades tradicionales de trabajo. Me refiero a que hace años que estamos en un proceso de transformación donde estamos promoviendo que las ideas, la innovación, y los cambios que generan valor vengan de abajo hacia arriba. Realmente estamos facilitando con metodologías “agile” y a través de workstreams donde hay equipos de trabajo integrados por distintas áreas de la compañía que tienen que abordar y tratar de resolver, o hacer planteos alrededor de temáticas que son importantes para el negocio. En ese sentido hubo muchísima riqueza. La gente quedó con niveles de motivación muy alta. Con Deep Agro fuimos uno de los ocho finalistas que llegó a la final. De no haber sido por la situación de pandemia que estamos atravesando, el equipo tendría que haber ido a Suiza para presentar el proyecto en la final. Obviamente, todo eso se hizo a nivel virtual y realmente fue una emoción muy grande que un proyecto de agro, de Argentina, de la asociación entre Zurich Argentina y Deep Agro, haya llegado a la final fue una experiencia enriquecedora. A pesar de no ser el primer ganador, el proyecto sigue siendo interesante y ya veremos cómo podemos seguir trabajando junto a ellos. 

¿Qué lugar tiene la innovación para Zurich? 

La innovación en tanto cambio que aporta valor para nosotros es primordial. Me gustaría definirlo desde el lado de la transformación. Como que la transformación es nuestro lugar. El último tiempo hemos estado sumergidos en distintos proyectos que para la industria de seguros entendemos que son disruptivos. Porque no podemos negar que las distintas industrias se han ido transformando, cambiando, a partir de los nuevos hábitos de consumo que se han ido instalando en el mundo en general y claramente con la aparición de la tecnología, la innovación es una forma de vida. Por eso entendemos a la innovación como los cambios que proponen valor. No la innovación como un concepto que acuñaba hace años esas ideas mágicas que transforman. Para nosotros es un estilo, una modalidad de trabajo. Hace años que tenemos propuestas para los equipos internos para abordar los diferentes temas o problemas que el cambio nos va proponiendo y para nosotros es importante. Por eso, desde hace años que estamos haciendo inversiones a nivel tecnológico, porque es el gran soporte donde uno debe hacer correr la innovación. Pero como modalidad de trabajo hace rato que la tenemos instalada.   

¿Cómo incorporan las prácticas de RSE a su negocio? 

En Zurich la responsabilidad social empresaria tiene lugar y un desarrollo desde hace muchos años en el negocio. Empezamos como un área específica que cada vez fuimos integrando más, y a lo largo de hace más de 15 años lo hemos ido logrando. Responsabilidad social empresaria es un área que está dentro de la Dirección de Comunicaciones que yo lidero. En los últimos años hemos hecho una evolución de nuestra estrategia y fuimos más hacia lo que es sustentabilidad y, también, integramos la responsabilidad social. Te diría que en el 100% de las acciones que realizamos de negocio incluimos la RSE. Por ejemplo, en el ámbito de los sponsoreos y activaciones, es raro que hagamos una activación donde no haya asociada una acción que nos permita contribuir en algún sentido. Puede ser algo tan simple como poner un buzón para las tapitas plásticas que donamos después a la Fundación Garrahan, como de acciones más completas y complejas dependiendo el momento de la activación que se trate. Por ejemplo, somos un sponsor en Golf y todos los torneos y eventos que realizamos tienen el hoyo insignia donde comprometemos a los jugadores a que hagan buenos lanzamientos, que suman dinero para donar a la Fundación Integrar. Contribuimos hace muchos años allí en el programa de becas de estudio. Por eso, en el caso de Deep Agro en Zurich Innovation Championship, la pata de sustentabilidad en la propuesta que presentan es importante. Ya sea la posibilidad de utilizar menos agua, reducir en un 70% el uso de herbicidas para nosotros es importante. Sabemos que desmalezar de una manera más selectiva sin dudas contribuye con el desarrollo de cultivos más sanos. 

¿Qué fue la Green Week? 

Es una propuesta que desarrollamos con temas de sustentabilidad e inversión social. Es interna para que puedan participar todos los colaboradores de Zurich Argentina y lo abrimos a todo nuestro ecosistema de distribución, que son los productores de seguros, para que puedan participar también. Se trató una serie de actividades: Green Sessions. Fueron cinco o seis charlas con líderes de opinión en las que se abordaron temas de crisis climáticas, el uso del plástico, ampliamos conocimientos acerca de la relación del negocio y la sustentabilidad. Tuvimos una charla muy interesante con Francisco Murray de Sistema B. El día de cierre tuvimos un show de Planta & Canta donde hubo algunos sorteos; tuvimos trivias con preguntas claves acerca de sostenibilidad. El objetivo fue el de acercar a la gente a la temática, hacer docencia. Porque nos está pasando que sustentabilidad es todo, así que la idea es trasmitir la estrategia específica como parte de ese proceso. Compartir con todo nuestro ecosistema cuál es la estrategia de Argentina, que tiene el propósito de proteger las futuras generaciones con acciones que tienen que ver con el planeta y con la comunidad en sí misma. En general en las sesiones no bajamos de 70 personas, lo cual es mucho. De esa cantidad de gente el 80% fue comunidad interna y el 20% los productores. Parece algo simple, pero abrir este tipo de actividades, de acciones a los productores, es muy importante para nosotros. Porque los productores son independientes, con lo cual no tienen mucho acceso a poder participar de este tipo de acciones ni de interiorizarse tanto de las temáticas si no es a través de Zurich para que ellos puedan formar parte.