Bachillerato Internacional: educación como herramienta de transformación

651

Natalia Tieso, responsable de desarrollo regional para América Latina del Bachillerato Internacional (IB), dialogó con PRESENTE acerca del propósito de la organización del Bachillerato Internacional y los desafíos que llevan adelante en el plano educativo. Además, mencionó los algunos de los programas que llevan adelante y cómo se fueron adaptando al contexto pandémico.

¿Qué es Bachillerato Internacional (IB) y cuál es su misión?

La realidad es que nosotros somos una organización sin fines de lucro que tenemos mas de 50 años y lo que hacemos tiene que ver con ofrecer programas educativos a colegios del mundo. Me gustaría comentarte que en el Bachillerato Internacional tenemos presencia en mas de 150 países, ofreciendo programas educativos desde los 3 años hasta los 18-19 años y tenemos una misión bien utópica. La idea es crear un mundo mejor y mas pacifico a través de la educación, entonces, por eso, nuestros programas tienen ejes muy importantes con creatividad, actividad y servicio que se relaciona mucho con el eje que tienen ustedes de emprendedurismo y responsabilidad social.

¿Cuáles son los desafíos que tiene tu puesto? 

Me desempeño en el Bachillerato Internacional como Gerente de Desarrollo Regional, particularmente para América Latina, que tiene grandes desafíos si pensamos en la pandemia y con el Covid-19 a partir de la desigualdad educativa. Desde mi rol, lo que trato es brindarles a todos los colegios, siendo privados o públicos, aquellas herramientas para que los educadores o los lideres puedan transformar su práctica. Cuando hablamos de practica áulica hablamos de qué tipo de aprendizaje queremos que nuestros alumnos tengan. Entonces nos movemos de la memorización y queremos que los alumnos tengan desafíos a partir de las habilidades, como por ejemplo, tener un aprendizaje socio-emocional que sea equilibrado que sepan comunicarse y sean lideres para el futuro.

¿Qué entidades educativas pueden formar parte de IB? ¿En qué recién tienen mayor presencia?

Para formar parte de la comunidad de Bachillerato Internacional los colegios deben seguir un proceso de autorización. Este proceso de acreditación o autorización, tiene una duración aproximada de 2 años. Lo que queremos brindarles a los educadores tiene que ver con la capacitación para que puedan transformar su labor en el aula, que planifiquen de otra manera. Entonces, en este proceso estamos involucrados con los padres, los profesores, los lideres educadores y, también, con los alumnos.

Nuestra presencia en América Latina es muchos colegios que pertenecen a la gestión privada, por ejemplo, vamos a hablar de 115 colegios IB en México. Pero, también, tenemos colegios públicos que perteneces a nuestra organización, hay 10 escuelas públicas en la Ciudad de Buenos Aires, 25 escuelas públicas en el Perú, en Costa Rica también unas 20 y en Ecuador tenemos al rededor de 125 colegios públicos que ofrecen uno de nuestros programas educativos. La realidad es que si pensamos en América Latina podemos decir que Colombia, Perú, Ecuador, México y Brasil son aquellos países que tienen mas colegio del Bachillerato Internacional.

¿En qué consiste el programa CAS?

Todos nuestros programas tienen la característica de querer desarrollar en nuestros alumnos aquellos atributos que comulgan con la ciudadanía global. Entonces, queremos alumnos que estén bien informados, que sean éticos, pero que, también, tengan un compromiso con su comunidad. Por eso, nosotros hablamos mucho de Bachillerato Internacional en contexto a aquellos temas que son globales, pero que tiene una inserción local.

En el programa del diploma, que es aquel que esta mas desarrollado en el mundo, tenemos un componente que se llama CAS, que tiene que ver con la sigla creatividad, actividad y servicio. En esos espacios, que duran también los últimos dos años de la escuela secundaria, la propuesta es que los alumnos desarrollen aquellos proyectos que, no solo van a mejorar la comunidad local en la que viven, sino también, van a tener un aprendizaje de ellos mismos, que van a aprender cualidades y habilidades.

Entonces, cuando nosotros hablamos de casa, hablamos de aquellos proyectos que tienen que ver con emprendedurismo y, también, con responsabilidad social. Me acuerdo hace un año, yo estuve conversando con un graduado del programa del diploma, que era graduado de la prepa de Monte Rey y él, junto con su proyecto, tenía un gran interés por el liderazgo y por temas que tenían que ver con ayudar a los demás y, entonces, lo que hizo como parte del proyecto CAS fue crear un Instagram que se llama “Cafecito con Chelo” y es ahí donde el alumno crea podcast para ayudar a otros jóvenes que también tienen ganas y tienen iniciativas, ese es un ejemplo de un proyecto de CAS. Otros ejemplos, también de algunos colegios que tienen que ver con  crear materiales sostenibles y hacer proyectos con esos materiales que son reciclables y, por supuesto, hay un componente que tiene que ver con la solidaridad. En muchos colegios los alumnos dan clases particulares o de apoyo, alumnos que quizás tienen necesidades cognitivas más importantes y que necesitan apoyo en otros colegios. Entonces, lo que tiene que ver con CAS, justamente, es un espacio donde el alumno pueda ser líder de sus propios proyectos a partir de las necesidades locales.

¿De qué forma implementan el coaching organizacional en los institutos educativos?

Lo que es súper importante para Bachillerato Internacional tiene que ver con el desarrollo profesional de los maestros, docentes, profesores, tanto de nivel primario como secundario, y, también, de los lideres educativos, como directivos y vice-directivos.

Entendemos que cuando nosotros pensamos en los colegios y las instituciones educativas, solemos pensar que son organizaciones que enseñan. En particular nuestra idea de colegio tiene que ver con entenderlos como organizaciones que aprenden, que pueden aprender y tienen una cultura del error aun con los profesores.

A partir de la pandemia se sabe que no solos los alumnos tienen necesidades del apoyo, sino también, de los docentes y es ahí la propuesta del coaching educativo. Como aquel que te acompaña desde un mentoreo para que cada docente pueda desarrollar sus objetivos y tenga un mayor desarrollo profesional. Eso esta súper relacionado con la motivación, porque cuando el docente siente que esta aprendiendo y que tiene un par, un coach, como este espacio. También el profesor va a estar mas motivado para dar clases mas significativas y en un contexto mas autentico.

Entonces, el coaching educativo es una herramienta para que los profesores puedan sentirse mas motivados. También, para que puedan desarrollar mayor lealtad a la organización educativa y, me parece a mi, es otro ejemplo de enseñanza y aprendizaje donde los docentes tenemos que continuar aprendiendo toda la vida. Sabemos que a partir de esta pandemia que hemos aprendido a manejar un montón de aplicaciones de herramientas tecnológicas. Pero, también, es importante que podamos evaluar nuestra propia práctica, saber que temas los alumnos han entendido, lo han logrado o que temas también necesitamos re-versionar para que puedan ser mas involucrados nuestros alumnos. Esa es la propuesta del coaching, como tener una conversación con nuestro líder que nos pueda ayudar a re-pensar y a mejorar nuestra planificación por ejemplo.

¿Cómo adaptaron las iniciativas a partir de la pandemia?

La pandemia del Covid-19 nos enfrento a la calidad de enseñanza que ofrecemos. Tuvimos que revisar también que apoyo, desde la organización y el liderazgo educativo, estamos brindando a nuestros docentes, porque se vieron muy agobiados en muchas situaciones. Además de dar clases por estas plataformas, también, tenían su familia o tenían sus quehaceres domésticos. Entonces, como organización es muy importante saber que hemos acompañado a los profesores, docentes y que todavía debemos continuar acompañándolos. Es un proceso de adaptación y flexibilidad. Quizás, lo que se planifica para una semana, después por un tema de burbuja, tuvieron que re-habituar, cambiar y readaptar estas planificaciones.

Me parece muy importante destacar que los profesores se han sentido muy presionados, agobiados y, también, desde la organización hemos tratado de difundir mucho aquellas herramientas de aprendizaje socio-emocional para tener un equilibrio de vida. Me refiero a herramientas de yoga, mindfulness, respiración y meditación para que permitan que los alumnos y los profesores puedan tener un mayor equilibrio emocional. Desde la organización, por ejemplo, en el programa del Diploma, estábamos habituados a tener exámenes presenciales, en la sesión de mayo o de noviembre, depende de la ubicación de los países. Por supuesto se vieron suspendidos el año pasado estos exámenes y lo que hicimos fue por un lado darles una posibilidad aquellos países que estaban con distintos grados de apertura y, a otros países, directamente han elegido que los alumnos no rindieran los exámenes presenciales, sino que se calificaran o que los alumnos sean evaluados a partir de todas las tareas de los dos años. Me parece que el gran aprendizaje que tiene que ver con la flexibilidad que todos hemos demostrado, mientras que nos aseguramos una alta calidad de educación.

¿Algo más que nos quieras contar?

A mí me gustaría también señalar que el Programa de la Escuela Primaria (PEP), que se ofrece desde la edad 3 a 11-12 años. Tiene una ventaja muy importante para los alumnos a partir de la enseñanza de la indagación y su enfoque. Entonces, a partir de la colaboración y la planificación colaborativa, los maestros le ofrecen a los alumnos esas instancias de hacer buenas preguntas y a mí me parece que ese es el gran desafío de la educación por delante. Enseñarle a los alumnos que puede investigar, que lo importante es que lleguen a sus respuestas y que puedan fundamentarlas, porque no queremos una sola respuesta correcta, sino que, entendemos que hay múltiples respuestas y que lo importante es que el alumno pueda desarrollar su pensamiento critico, su opinión y sea fundamentada. Así que, esto me parece muy importante para el mundo que tenemos por delante.