INTEL: Informe de Responsabilidad Social Corporativa 2020-2021

164

El CEO de Intel, Pat Gelsinger, presenta el informe anual de responsabilidad social corporativa y refuerza los avances de la compañía hacia sus objetivos 2030.

La tecnología digital está transformando el mundo a un ritmo acelerado, impulsada por lo que yo llamo los cuatro “superpoderes”: nube, conectividad impulsada por 5G, inteligencia artificial (IA) y el Edge inteligente. Son superpoderes porque cada uno multiplica el impacto de los demás. Y juntos, remodelan todos los aspectos de nuestra vida y nuestro trabajo. Esto va directamente al propósito de Intel y a mi propia pasión: crear tecnología que cambie el mundo y enriquezca la vida de cada persona en la Tierra. Para mí, ese impacto potencial nunca había sido tan evidente como el año pasado. Hemos sido testigos de retos sin precedentes, entre ellos, una pandemia mundial que provocó un sufrimiento incalculable ante la pérdida de vidas y medios de subsistencia, un aumento de la injusticia y las desigualdades sociales y el impacto continuo del cambio climático. Como tecnólogo, me inspira ver la respuesta colectiva a estos desafíos y el papel fundamental que desempeña la tecnología, desde el desarrollo de vacunas y nuevos tratamientos terapéuticos en tiempo récord, hasta el rápido despliegue de recursos educativos y de aprendizaje en línea.

Desde mis primeros días en Intel hasta el día de hoy, me siento sumamente orgulloso del liderazgo que nuestra compañía ejerce desde hace tiempo en materia de responsabilidad social corporativa y sostenibilidad. Este enfoque nos posiciona para crear valor a largo plazo de manera efectiva y responder a la creciente importancia de los problemas ambientales, sociales y de gobierno para nuestros inversionistas, clientes, empleados y otros grupos de interés. En mayo de 2020 dimos a conocer nuestra estrategia RISE 2030 y los objetivos de responsabilidad social corporativa para la próxima década, a fin de acelerar la integración de prácticas responsables, inclusivas y sostenibles, así como enfoques innovadores en nuestras operaciones y cadena de suministro, en toda la industria de la tecnología y más allá. Todo esto se logra a través de nuestra tecnología y la pasión y experiencia de nuestros colaboradores. Aunque solo llevamos un año trabajando en estos ambiciosos objetivos, estoy orgulloso de los avances y los logros que se detallan en el informe de responsabilidad social corporativa de este año. En particular:

  • En nuestras propias operaciones y cadena de suministro, avanzamos hacia nuestras metas para 2030 de energía 100% renovable y el uso positivo neto del agua, aumentando la energía renovable del 71% al 82% y conservando 7.1 mil millones de galones de agua en 2020. Por cuarto año consecutivo, obtuvimos un puntaje de liderazgo en la calificación de compromiso de proveedores de Carbon Disclosure Project (CDP) por nuestro trabajo para involucrar a nuestros proveedores en ampliar su divulgación sobre clima y agua.
  • En colaboración con la industria, lanzamos la Alianza para la Inclusión Global, una nueva coalición enfocada en crear un conjunto compartido de métricas de diversidad e inclusión en cuatro áreas cruciales: representación del liderazgo, lenguaje inclusivo, desarrollo de productos inclusivos y preparación en habilidades STEM en comunidades desatendidas.
  • Para lograr un mayor impacto global, trabajamos con más de 170 clientes, socios, gobiernos, instituciones académicas y ONG’s en 230 proyectos en todo el mundo a través de la Iniciativa de Tecnología de Respuesta a Pandemias de Intel para acelerar el acceso a la tecnología en el punto de atención al paciente y activar la investigación científica, garantizar el acceso al aprendizaje en línea para estudiantes y apoyar la recuperación económica.

De cara al futuro, aprovecharemos este impulso para fomentar el progreso y llevarnos a niveles aún mayores en 2021 y en los años venideros, que incluyen:

  • Promover la diversidad, la equidad, la accesibilidad y la inclusión en nuestra plantilla laboral global y abogar por políticas públicas y leyes que combatan la discriminación y las desigualdades que afectan a nuestros colaboradores y a nuestras comunidades, así como tomar medidas para avanzar en nuestras metas para 2030, incluyendo duplicar el número de mujeres y minorías subrepresentadas en posiciones de alta dirección y aumentar la representación de mujeres en puestos técnicos al 40%.
  • Acelerar la transformación en toda la industria, trabajando con socios del ecosistema para ampliar significativamente el impacto global mediante prácticas de abastecimiento responsable de minerales y colaborar para transformar la seguridad en el transporte a través del modelo de negocio Mobileye de Intel® y el modelo de Seguridad Sensible a la Responsabilidad (RSS por sus siglas en inglés) y la integración en el desarrollo de estándares.
  • Evolución de la Iniciativa Tecnológica de Respuesta a Pandemias para que se convierta en la Iniciativa Tecnológica RISE de Intel, a fin de crear una plataforma más amplia de acción para lograr un mayor impacto en el mundo. Esta iniciativa ampliada proporcionará un marco ordenado, a través del cual los colaboradores de Intel puedan trabajar con clientes y socios para resolver problemas y avanzar en nuestra estrategia RISE y hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), mediante la aplicación acelerada de tecnología a los desafíos globales en las áreas de salud y seguridad, inclusión y accesibilidad, y clima y sostenibilidad.

Ayudaremos a resolver los mayores retos del mundo a través de una profunda colaboración técnica con nuestros clientes, ayudándoles a transformar sus industrias con productos de liderazgo e innovación radicales, y a alcanzar sus propios objetivos de responsabilidad social corporativa. Junto con clientes, socios, gobiernos y organizaciones no gubernamentales (ONG), también apoyaremos políticas inteligentes que aceleren la creación de una infraestructura digital segura, fabricación avanzada y una fuerza laboral futura inclusiva y capacitada.

Creo profundamente en Intel y en el maravilloso futuro que crearemos juntos. La experiencia tecnológica y la pasión de nuestros colaboradores por generar, diariamente, un impacto positivo en el mundo son lo que inspiran mi confianza en que podemos lograr nuestros objetivos para la próxima década.