Siemens: valor agregado en tiempos de pandemia 

213

Daniel Nasuti, Director General de Siemens Healthineers, dialogó con PRESENTE acerca de la alianza solidaria que realizó la Fundación Siemens con el Hospital Garrahan, el aporte de alta tecnología en distintos hospitales de Buenos Aires y Ushuaia para pacientes con COVID y la misión de la compañía en vistas a fin de año.  

¿Cuáles fueron las medidas que tomó Siemens en el marco de la pandemia? 

Siemens Healthineers es una empresa global. A nivel mundial desarrolló un portafolio de productos que acompañan al paciente en el cuidado de la salud en la etapa de diagnóstico de la enfermedad, de pronóstico, tratamiento y seguimiento posterior. En el caso de Argentina tomamos medidas que tienen que ver con, primero, cuidar a nuestra gente. Proveerle los elementos de protección personal para poder realizar todos los servicios que nuestra compañía brinda. Por otro lado, proveímos al mercado de ensayos de alto valor clínico para poder realizar el diagnóstico y apoyar a los médicos en la detección del COVID.  

¿Y en especial para sus colaboradores? 

En primer lugar, lo que hicimos fue determinar cuáles eran los grupos de riesgo que teníamos. Tomamos medidas en las áreas de logística, separando en turnos como para poder asegurar que, en el caso de contagios, pudiéramos seguir prestando la provisión. Como mencioné antes, en el caso del personal de servicio extremamos los cuidados brindando elementos de protección personal para poder asegurar que estábamos cuidando a nuestros colaboradores y, también, al personal de salud a donde ellos asistían.  

¿Cómo se originó la alianza solidaria entre la Fundación Siemens y el Hospital Garrahan? 

Esto fue un esfuerzo importante de todo el grupo de colaboradores de las empresas Siemens, apalancado por la Fundación Siemens, y con un aporte adicional de la Fundación Siemens Caring Hands en Alemania. Esto permitió donar al Ministerio de Salud tres equipos de ultrasonido destinados al Hospital San Felipe, de San Nicolás, al Hospital Garrahan, y al Hospital San Bernardino, de Hurlingham. Básicamente los criterios tuvieron que ver con que estos hospitales, que en muchos casos son formadores de profesionales, tuvieran tecnología de fácil adopción. Son equipos portátiles, automáticos e inteligentes que pueden utilizarse rápidamente. Además, el Ministerio evaluó la capacidad tecnológica y el nivel de equipamiento de estos hospitales y cuál era el grado de aumento de capacidad diagnóstica que, a partir de la incorporación de estos equipos, estas instituciones iban a tener. 

¿Cuál es la importancia de la tecnología de los equipos de ultrasonido que ofrece Siemens Healthineers en la lucha contra el COVID-19? 

En el caso de los equipamientos de ultrasonido, de los ecógrafos, permiten diagnosticar el síndrome respiratorio agudo de los pacientes que padecen COVID. Entonces, puede realizar al lado del paciente, de la cama de terapia intensiva, una exploración para evaluar cuál es el grado de severidad de la enfermedad o de impacto en el pulmón. Es un estudio que no implica movilizar al paciente. Sabemos que esta es una enfermedad la cual debemos evitar trasladar pacientes. En el caso de utilizar un equipo de ecografía, el médico se puede acercar con el equipo portable al lado del paciente y examinarlo, mejorando la experiencia y la capacidad diagnóstica pudiendo tomar una decisión inmediata con resultados en tiempo real. Por otro lado, sabemos que muchos de los pacientes que tienen COVID se pueden complejizar, y estos equipos permiten realizar chequeos, por ejemplo, cardiovasculares. Asimismo, los equipos permiten compensar cualquier movimiento, ya sea del paciente o del médico, y eso redunda en una mejor calidad diagnóstica. Y al tener una gran calidad de imagen evita re-chequeos o dobles estudios, en un contexto donde no hay una alta probabilidad de realizar estudios con tomógrafos.  

¿Para qué otro tipo de patologías se usan estos equipos? 

Los equipos de ultrasonido son de diagnóstico de amplio espectro. Se pueden utilizar en patologías cardiovasculares, pulmonares, obstétricas, para detectar daños funcionales en distintos órganos, riñones, sistema digestivo, tiroides. Es un equipamiento claramente de alto espectro. Una de las características que tiene es su portabilidad y que pesa muy poco, lo cual lo hace cómodo para trasladar. Es libre de radiación, no es invasivo. Puede conectarse, en aquellas instituciones donde existe la facilidad, a las historias clínicas para poder trasmitir el estudio a las historias centralizadas de las instituciones que pertenecen a la red.  

¿Qué proyectos tienen para lo que resta del año? 

Siemens Healthineers tuvo este año un papel fundamental, tratando de agregar valor a los proveedores de salud y facilitando el acceso a los más de 600 mil pacientes que acceden a nuestra tecnología hoy en día en el país. En el marco de la pandemia seguimos desarrollando en nuestro departamento de soluciones de diagnóstico de laboratorio, ensayos que permitan una detección temprana y precisa para los pacientes que están en una etapa aguda de COVID. Además, queremos ampliar nuestro portafolio de servicios digitales para poder colaborar con la descentralización de los servicios de salud y generar un ecosistema de salud bastante más digital que el tenemos hoy. Hay muchos proyectos dando vueltas. Por ejemplo, la posibilidad que un médico o el personal de salud pueda desde un sólo lugar manejar varios equipamientos. También, colaborar con toda nuestra tecnología para poder realizar servicios remotos utilizando la tecnología de realidad aumentada, realizando todo lo que tiene que ver con entrenamiento de las herramientas que vendemos de manera virtual y remota. Y por supuesto, seguir ofreciendo todo nuestro portafolio de soluciones digitales, desde el punto de cuidado, de tecnología del diagnóstico, y de soluciones de laboratorio.  

¿Algo más que deseás destacar de las acciones que realiza Siemens para contribuir al bienestar de la comunidad? 

La compañía realizó en tiempo récord la instalación e implementación de un equipo de resonancia magnética en Ushuaia. Esto permite garantizar el acceso a alta tecnología de la salud a toda la población y permite evitar traslados, dado a que si no fuese así se tendría que realizar el estudio por fuera de la ciudad. Esto ha sido un logro importante porque trasladar un equipo de resonancia magnética desde Alemania hasta Ushuaia en contexto de pandemia, pudiendo trasladar a los ingenieros que hicieron el montaje y la instalación, darle el entrenamiento y la puesta a punto, fue una meta importante la cual estamos muy orgullosos como compañía de haberla cumplido.